Belleza / Destacados / Ecología, vida verde y animales! / Lo más reciente! /
jueves, 7 junio 2018

5 hábitos femeninos comunes que dañan el medio ambiente

Chicas, ustedes saben que en Mujer y Punto nos encanta promover la femineidad, el amor propio, el poder transformador que tenemos las mujeres y lo maravillosas que somos. Hoy no pretendemos salirnos de esa línea, si no tomar este espacio para crear un poco de consciencia sobre algunos hábitos muy comunes que solemos tener las mujeres (sí, algunos hombres también) y que si hacemos pequeños cambios, podemos llegar a grandes cambios para el planeta. Modificar algunos hábitos no es tan difícil y ayuda mucho, aquí les contamos de algunos que son fundamentales.

1- Usar toallas higiénicas y tampones
Para que se hagan una idea, una mujer con flujo normal usa aproximadamente 13.000 toallas higiénicas a lo largo de su vida, produciendo 65 kg de basura en un año SÓLO EN TOALLAS HIGIÉNICAS! Eso significa que en 40 años 2.600 kg de basura y en cifras mayores, que cada 100 mujeres se producen 6.500 kg de basura en un año. En 40 años, tiramos 260 toneladas de basura correspondiente a protección menstrual (sin contar los tampones), la cual es altamente contaminante ya que una toalla higiénica demora 500 AÑOS EN DEGRADARSE!

 

¿Qué hacer al respecto? en Mujer y Punto utilizamos copa menstrual, y ha sido una excelente opción para nuestro cuerpo y también para el medio ambiente. Su material es hipoalergénico, es cómoda, mucho más higiénica que una toalla, no expele mal olor y tan sólo una copita dura entre 3 y 5 años, siendo además un gran ahorro para nuestro bolsillo.

2- Comprar agua a cada rato en vez de rellenar la botella
En varios post les hemos contado sobre los enormes beneficios de tomar agua, una sustancia natural y necesaria para que nuestro cuerpo funcione de manera correcta. Además, sabemos que al reemplazar otros líquidos por agua e ingiriendo 2 litros diarios, eliminaremos toxinas del cuerpo y favoreceremos la pérdida de peso, lo que nos encanta! El problema es que en muchos casos solemos comprar botellas de agua pura plásticas, consumimos el agua y luego la botamos y al día siguiente, lo mismo.

Esta acción es sumamente perjudicial para nuestro medio ambiente, pues su material habitual es el plástico PET, que si bien puede reciclarse, se hace poco y pasa de los vertederos, al mar, donde necesita cientos de años para descomponerse. La contaminación plástica de los océanos es uno enorme y grave problema medioambiental ya que supone un serio peligro para la fauna marina y las aves. Además, la producción de plástico genera gases tóxicos que acaban emitiéndose a la atmósfera.

Lo mejor es que compres una botella y vayas rellenando de agua cada vez que quieras tomar. Es demasiado simple como para no hacerlo.

También puedes ver: acciones que puedes realizar para cuidar el agua.

3- Ir de shopping sin bolsa reciclable
Claro, a todas en algún momento nos ha fascinado ir de shopping, ya sea porque nos gusta estar a la moda, porque queremos pasar un buen rato o porque queremos sobreponernos a esa pena de amor comprando maravillosos productos que nos hagan sentir muy guapas. La razón no es importante, lo importante es ser conscientes de que si nuestro plan es ir a comprar el shopping completo, llevemos bolsas reciclables en nuestra cartera y cada vez que hagamos una compra podamos decir “sin bolsa por favor”.

Es mucho mejor llegar a casa con tus prendas nuevas en una bolsa reutilizable, que llegar con 7 productos nuevos en 7 bolsas plásticas distintas. Una pequeña acción, que si todas ponemos en práctica, sí genera cambios, sobre todo si tomamos en cuenta que por ejemplo en Chile, el 90% de las bolsas plásticas terminan en un vertedero y demoran 450 años en degradarse.

4- Tomas duchas eternas
Nos encanta regalonearnos, tomarnos nuestro tiempo para echarnos cada producto de ducha, demorarnos horas en lavarnos el pelo, cantar bajo la ducha y relajarnos, pero…STOP. De vez en cuando es rico y necesario darnos una ducha relajante y liberar tensiones, pero no podemos darnos ese lujo siempre, porque el agua NO es eterna y hoy estamos en problemas al respecto.

Las probabilidades de escasez de agua en el futuro, existen. Cada persona tiene una llamada “huella hídrica” y con pequeñas acciones podemos disminuirla. No te des duchas eternas todos los días, no es necesario!

También puedes ver: ¿Te lavas los dientes con el agua corriendo?

5- Comprar productos cosméticos dañinos
Hay ciertos  productos cosméticos (desde maquillaje, shampoo y cremas hasta el desodorante) que dañan de forma severa el medio ambiente debido a su composición y a su generación de residuos peligrosos (vertidos al drenaje, tóxicos y sanitarios) y también emisiones a la atmósfera (aerosoles).

Debes fijarte bien de qué está compuesto lo que compras para tu belleza y averiguar por ejemplo, en organizaciones como GreenPeace, qué marcas son amigables con el medio ambiente. Además, le harás un favor a tu salud.

Por otro lado, y no menos importante, cada año, millones de animales son utilizados para testear o experimentar en ellos la seguridad y viabilidad de distintos productos cosméticos, de aseo personal o de limpieza de uso cotidiano. Por lo mismo, prefiere aquellos productos cosméticos que no testeen en animales. En el caso de Chile, esa información la puedes encontrar en www.teprotejo.cl.

Por: Fernanda Urzúa M. 

 

¡Te invitamos a visitar nuestro canal de Youtube!

No olvides seguirnos en nuestras redes sociales Instagram y Facebook 

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte