Lo más reciente! / Relaciones /
miércoles, 6 junio 2018

6 cosas que pueden causar tu baja autoestima y no darte cuenta

Etiquetas: ,

La buena autoestima a veces puede ser difícil de conseguir. Claro, en un mundo perfecto, ese no sería el caso, nos despertaríamos cada día sintiéndonos como si ganaramos un millón de dólares. Pero la realidad es que hay buenos y malos días de autoestima, y ​​sentirte confiada y cómoda contigo misma suele ser algo a lo que hay que esforzarse continuamente y mantener, lo que incluye evitar esas pequeñas cosas que pueden causar baja autoestima en su día a día y alejar esos sentimientos de ser menos o poco suficiente. Esos sentimientos son falsos, por cierto. Pueden ser ruidosos, insistentes y persuasivos, pero puedo asegurarte que no son ciertos.

Es posible que hayamos permitido que el peso de la baja autoestima influya en cómo nos juzgamos a nosotras mismas y a los demás, y las decisiones que tomamos en la vida. Este insidioso sentimiento de inadecuación disminuye nuestra confianza en nuestra capacidad para avanzar en nuestras carreras, relaciones y otros esfuerzos que están cerca del corazón.

Y aunque la baja autoestima puede impedir que vivas tu mejor vida, cuando empieces a cambiar algunos de estos hábitos desagradables, la vida puede mejorar de una manera que nunca imaginaste. Y, puedes estar segura, superar estas seis pequeñas cosas no es tan difícil como crees que es. A continuación, te indicamos cómo navegar esas cosas sutiles y cotidianas que intentan derribar tu autoestima.

1- Permaneces en situaciones y relaciones que no te satisfacen
Permanecer en situaciones y relaciones que no te satisfacen no es solo una pérdida de tiempo, sino que también es “una gran pérdida de energía”. Entonces, si te encuentras en esta posición, toma conciencia del hecho de que no estás alineada con tus valores y tu visión más elevada para tu vida.

Esto puede ser difícil, por supuesto, pero realmente se traduce en tomar medidas para ayudarte a superar ese miedo al cambio, de modo que puedas acercarte y dedicarle el tiempo a las personas y las circunstancias que sean adecuadas para ti.

2- No hablas por ti misma
Cuando luchas por defenderte y luchas por tus derechos frente a la injusticia o la falta de respeto, es fácil regalar accidentalmente tu poder. Tu impulso de agradar y demostrar tu valor te empuja a buscar aprobación y validación a toda costa. Una persona con una alta autoestima no tolerará un comportamiento irrespetuoso y será rápida para cortar o enfrentar a cualquiera que los lastime y los trate injustamente.

La próxima vez que sientas que alguien te está faltando al respeto, intenta apartarlos para confrontarlos sobre su comportamiento, (de una manera civilizada por supuesto). Incluso puedes enviarles un correo electrónico o un mensaje de texto si te sientes más cómoda al principio, pero de cualquier forma, es importante no dejar que la gente te pase por encima y te trate de maneras que no te mereces.

3- Siempre te comparas con los demás
En los tiempos actuales, desplazarse todo el día a través de selfies llenas de filtros e increíbles fotos de vacaciones hace que sea difícil no compararse con los demás. Pero la verdad es que, esto puede afectar tu autoestima.

La necesidad compulsiva de compararse con otras personas tiene un efecto corrosivo en nuestro espíritu, y amortigua nuestra vitalidad y entusiasmo por la vida. También puede causar ansiedad y una pérdida de tiempo que podría haberse utilizado fácilmente en una mejor causa. Necesitamos entender que todos venimos a este mundo con un destino y un camino de vida único, y que compararnos con los demás es redundante. Esencialmente, enfrentarte a otras personas de esta manera solo sirve para distraerte de lo que realmente eres capaz de lograr en tu propia vida.

Lo mejor es centrar tu atención y energía en tus esfuerzos únicamente, para que puedas aprovechar al máximo tu recorrido de vida.

4- Sacrificas todo por los demás
La vida debería ser amor, ¿no? las relaciones con los demás te ofrecen la oportunidad de compartir tu amor y servir a otro ser, pero aún así, no puedes olvidarte del número uno.

Mostrar generosidad es una forma de vida honorable y noble, siempre y cuando no te agote en el proceso. Es importante establecer limites sobre cuánto estamos dispuestos a dar de nosotras mismas, y tener el discernimiento para reconocer cuando estamos sobre saturadas y se aprovechan de nosotras.

Por supuesto, es más fácil decirlo que hacerlo, pero comenzar a reconocer y hacer cumplir los límites puede ser un salvavidas emocional a largo plazo.

5- Esperas para que las cosas sucedan
Cuando el miedo es la fuerza motriz, tiendes a esperar, deseando que las cosas sucedan, en lugar de tomar medidas. Pero no hacer nada para cambiar tus circunstancias, y asumir una postura pasiva en la vida, puede hostigar esos sentimientos retorcidos de baja autoestima.

Tenemos que desarrollar el impulso y la confianza para tomar la iniciativa de hacer que las cosas sucedan y ser proactivas en nuestro enfoque hacia nuestra vida. Si eso parece desalentador, intenta hacer estos cambios de manera pequeña al principio, como tomar las clases de un idioma que siempre has querido tomar, o buscar listas de empleos que estén más en línea con tus objetivos y deseos a largo plazo.

6- Eres demasiado crítica de ti misma
Este es difícil de evitar. Pero es tan importante no solo ser amable contigo misma, sino recordar que, por lo general, nadie te juzga tan severamente como te juzgas a tú.

Todas hemos escuchado esa voz condescendiente dentro de nosotros que nos dice que no somos lo suficientemente buenas o que no hacemos lo suficiente. Esto afecta la forma en que nos sentimos con respecto a nosotras mismas, la forma en que nos relacionamos con los demás y, lo que es más importante, nuestra autoestima.

Es absolutamente posible superar los desagradables efectos de tu crítica interior al ser más consciente de las desagradables emociones que trae consigo y procesarlas de manera saludable. Al atenuar la voz áspera del crítico interior podrás escuchar la parte más amable, compasiva y sabia de ti que cree en tu valor. Somos dignas de todo.

Puedes tener uno de estos o todos, lo primero es identificarlo y trabajar en ello, así podrás mejorar tu autoestima. Eres única y tienes un propósito, lo importante es que lo aceptes y lo descubras!

 

¡Te invitamos a visitar nuestro canal de Youtube!

No olvides seguirnos en nuestras redes sociales Instagram y Facebook 

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte