Actualidad / Viajes / ¡Datos y Panoramas! /
sábado, 5 enero 2019

911: “Necesito ayuda”

Etiquetas: , , , ,

Desde que somos pequeños hemos visto en la TV o el cine como los norteamericanos marcan el 911 para cualquier emergencia desde un incendio hasta un bebé que se cayó. Pues, lamentablemente, el otro día me toco experimentar a mí el tema en carne propia cuando me caí y me “saqué el hombro”

No es fácil irse a vivir en otro país. No importa cuál sea la razón: un romance, nuevo trabajo o simplemente, porque uno así lo decidió. A diferencia de cuando no te queda otra (como a los venezolanos). Pues son muchas las diferencias no sólo culturales sino que también las cosas diarias son extrañas. En EE.UU he tenido almuerzos a las 11:30 Am y la cena de año nuevo fue a las 18:00. Así quien puede llegar a medianoche para celebrar?

Para mí sin duda lo más complejo ha sido el día a día. Cosas como los horarios de los bancos, el tema de los impuestos, el sistema de crédito (que en este país es de locos) son totalmente diferentes. Desde cómo sacar licencia de conducir hasta cuáles son los mejores cortes de carnes me han complicado la existencia. Pero si hay una cosa que ha sido muy positiva y que creo que le sirve también a esas personas que vienen de vacaciones por unos días: es el famoso  911.

Recientemente me mude a un departamento sola  y estaba tratando de colocar una cortina (soy bastante buena para hacer cosas manuales. De hecho casi todas las cosa que hay las armé yo) y el piso donde me subí para alcanzar se rompió. Me vine a bajo con mi metro setenta y cinco, y al caer sentí un dolor tremendo en el hombro izquierdo y me percaté que éste se había salido de su lugar.

El sufrimiento era tan tremendo y mi brazo no respondía, no era capaz de moverme un centímetro. Obviamente, qué hace uno? Se pone a gritar como loca: Ayúdenme!! Qué alguien, por favor, venga!! (Entre gritos  culpaba a mi ex de algo que nada tiene que ver con él, pero siempre es una buena forma de terapia sacar las rabias gritando). Nadie podía escucharme y me empecé a desesperar. No tenía idea donde había dejado mi teléfono y la famosa Alexa de Amazon estaba en el living y no me escuchaba.

Cuento corto: tiré de una manta que estaba sobre mi cama y mi iPhone cayó sobre mí, sin que antes me golpeara el taladro que también había dejado allí. Una gota de esperanza surgió y marqué el 911. Yo no sé cómo me entendieron entre alaridos y llantos, hasta que escuché ayuda va en camino.

No los voy a aburrir con el cuento de mi hombro roto, las horas en el hospital ni todo lo que ha pasado desde entonces y menos con la cuenta que me llegó recién de la ambulancia. Mi idea es sólo recalcar dos cosas si vienen a EE.UU, ya sea de vacaciones o a vivir: recuerden tomar un buen seguro internacional y tengan el 911 en su memoria. Aunque suene cliché te puede salvar la vida.

Para quienes quieren saber en qué va la historia les cuento. El próximo miércoles me tengo que operar del hombro. Conseguí un buen doctor gracias a mi seguro y espero que la recuperación sea más fácil que estas dos semanas y medias. Por ahora me cuesta hacer muchas cosas ya que no puedo levantar mi brazo. Desde peinarme hasta escribir se me hacen difícil y me canso muy fácilmente. Espero pronto volver a estar funcionando al 100 por ciento.

Joanna Wurmann
Corresponsal Mujer y Punto Miami

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte