Crianza / Lo más reciente! /
miércoles, 5 diciembre 2018

Carta a la mamá de un bebé prematuro

Etiquetas: , , ,

A ti que sin esperarlo, se te adelantó el nacimiento de tu bebé.

A ti que ni siquiera pudiste verle cuando nació, porque se lo llevaron rápido para monitorear sus signos vitales.

A ti que estabas aterrada cuando te llevaron a recuperación.

A ti que volviste a casa con los brazos vacíos, cuando lo que habías soñado era otra cosa.

A ti que no pudiste verlo después de varios días y cuando lograste hacerlo, fue a través de su casa de cristal.

A ti que recién pudiste cogerlo sobre tu pecho después de varios días y hasta meses.

A ti que llorabas en cada semáforo cuando ibas en viaje camino al hospital para verlo cada día.

A ti que te ibas llena de angustias por dejarlo solo otra noche en ese lugar.

A ti que con tu mano lo cubrías por completo y te quedabas así por horas con el solo hecho de que te sintieran  cerca y le transmitieras tu amor.

A ti que te sacabas leche sagradamente cada cuatro horas para seguir produciendo el alimento mágico.

A ti que llorabas sin importar el lugar, ni el momento del día por rabia, impotencia y miedo.

A ti que solo querías cobijo en los brazos de quienes más te amaban, aunque nada pudiera consolarte.

A ti que despertabas deseosa de que ese fuera el día en que pudieras traerle contigo a casa.

A ti que cada día tenías la esperanza de que los médicos te dieran buenas noticias.

A ti que no entendías y te cuestionabas, por qué le pasaba esto a él, a ella o a ellos.

A ti que te hiciste experta en temas de prematuros.

A ti que le cantabas canciones y le leías cuentos deseando que te escucharan.

A ti que te hiciste amiga de otras madres que se encontraban en igual o peor situación que la tuya.

A ti que todos preguntaban por tu bebé y pocos por ti.

A ti que de la noche a la mañana te cambio la rutina y la vida.

A ti que encontraste y valoraste a nuevas personas en tu vida.

A ti que aprendiste que cada día tiene su afán y que así como hay días buenos, también hay otros inciertos.

A ti que intentabas sonreír a otros cuando lo único que querías era llorar a mares.

A ti que por sobre todo te volviste más fuerte, más llorona también, pero sin duda con un corazón más grande.

A ti que nunca dejaste de pedir a Dios, al universo y todas las divinidades porque tu hijo pronto pudiera madurar y alcanzar el peso para ir a casa.

A ti que cada gramo que subía era motivo de fiesta.

A ti que te pusiste feliz cuando pudieron tomar 2 ml de tu leche, y aunque eso fuera por gotario.

A ti que aprendiste que no solo existen los neonatótogos, sino también las matronas, técnicos, neurólogos, fisioterapeuta, fonoaudiólogos, y otros.

A ti que perseveraste cada día con idas al hospital, aún sin recuperarte del parto.

A ti que debías seguir funcionando entre la casa, los otros y el hospital.

A ti que pasaste días, semanas y/o meses en la UCI, lavándote las manos, poniéndote la capa y tomándote el pelo para acercarte a verlo.

A ti que con cada avance de tu hijo aprendiste lo que son los milagros.

A ti madre de un hijo prematuro te podría decir tantas cosas más, pero hoy quiero agradecerte por mantenerte en pie, por seguir entregando tu amor en los momentos más críticos, por seguir iluminado la vida de otros y por demostrarle a la vida que estás aquí para aprender, crecer y amar.

No sé si habrás vuelto a casa con él, con ella, con ellos, o sola, solo sé que hoy te abrazo a la distancia y te agradezco por todo lo que hiciste, porque lo hiciste maravilloso y sin duda, todo valió la pena.

Guarda los recuerdos en tu corazón, respira hondo y sonríe porque la vida sigue y estás aquí para enseñarle a tus hijos cómo se puede vivir.

Te envío abrazos que traspasen fronteras y cariños sinceros que lleguen a tu corazón.

Sindy Arzani J.

San Felipeña creadora del grupo de facebook y página web de Maternidad y Paternidad de la Quinta región, titulado Mamá Confidente, donde son bienvenidos Madres, Padres y Futuros que quieran compartir sus experiencias y datos en un clima de respeto. Sabemos que no es fácil, pero estoy convencida de que juntos podemos aprender.

Conductora de “Mamá Confidente” todos los lunes a las 13:00 horas por Radio Al Día, en el 103.1 FM para el Valle del Aconcagua o a través de www.ald.cl

@mamaconfidente- www.mamaconfidente.cl -Grupo de Facebook Mamá Confidente

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte