Branding / Crianza / Destacados / El blog de la Caro / Lo más reciente! /
lunes, 11 junio 2018

Dolor en la lactancia: ¿Qué hacer?

Etiquetas: , , , , ,

Siempre imaginé que la lactancia sería súper fácil. Jamás pensé en la posibilidad de algún problema. Daba por hecho que Vicente, mi primer hijo, nacería y tomaría leche como algo absolutamente natural. Supuse que era ponerlo en mi pecho y listo, él se alimentaría y todo sería maravilloso.

Fue frustrante ver que no fue así. Al tercer día de nacido yo gritaba y lloraba (literalmente) de dolor cada vez que me tocaba amamantar. Mis pezones ya estaban absolutamente adoloridos, agritados y hasta les salía sangre. Me sentía agobiada entre mi dolor horroroso y mi hijo hambriento. Al principio opté por seguir así, no quería que Vicente pasara hambre pero cada vez que se acercaba la hora de dar papa yo comenzaba a angustiarme.

Ya al cuarto día simplemente no pude más. El dolor era demasiado y la angustia también así que decidí tomar acción para solucionar la situación. Tuve que parar de darle pecho unos días pero hoy, 10 días después, estoy mucho mejor y ayer mi hijo ya comenzó a tomar de nuevo de mi pechuga, ya casi sin dolor y yo inmensamente feliz. (Estoy en un sistema mixto por ahora, le doy pecho en algunos horarios y mamadera con mi leche en otros hasta estar 100% recuperada de las heridas).

¿Cómo lo hice? Acá les cuento pero primero quiero decirles que creo que es importante informarnos antes sobre el proceso de lactancia. Yo no lo hice y hoy lo lamento. Nos preparamos mucho para el parto pero no para la lactancia. Tenía en mi cabeza algo ideal y mi realidad fue todo lo contrario y eso me frustró.

6 tips que te ayudarán a sanar las heridas y bajar el dolor

1.- Aprende cómo tener un buen acople. Generalmente las heridas y el dolor se producen por un mal acople. Es solucionable, se aprende y te doy mi dato más abajo sobre cómo aprendí yo y con quién.

2.- Al terminar de amamantar ponte de tu propia leche en tus pezones.

3.- Al secarse, pon en tus pechos hojas de repollo bien frías. Esto calma mucho.

4.- Ponte alguna crema, yo uso Lanolina y me ha funcionado bien.

5.- Deja tus pechos al aire el mayor tiempo posible para que cicatricen las heridas.

6.- Pezoneras. Esto causa controversia, muchas personas no las recomiendan, en mi caso ha sido una ayuda. Cada experiencia es diferente y una debe evaluar si quiere usarlas o no.

7.- Muchas me recomendaron poner una luz roja con calor para ayudar a cicatrizar. Yo no lo usé y por eso no les puedo contar si resulta, pero supongo que sí porque de verdad que fueron muchas las que me escribieron que lo usara cuando conté lo que me estaba pasando en mi instagram.

Y aquí les dejo datos de asesora de lactancia y productos que me ayudaron en el proceso: 

1.- Una amiga me recomendó contactarme con una asesora en lactancia. Así fue como llegué donde Lis Hidalgo. La mayoría de las mujeres que llegan donde ella lo hacen como yo, desesperadas, pero Lis hace talleres de lactancia para embarazadas y creo que es una gran oportunidad participar, informarse y prepararse.

A mí me ayudó mucho. Fue a mi casa el mismo día a las 9 de la noche porque me escuchó súper angustiada con el tema. El problema es que Vicente no se acopla bien en mi pezón y eso le pasa a muchas mamás. Lo bueno es que tiene solución. Lis me enseñó una técnica para que se agarre bien, me contuvo emocionalmente y con ella aprendí a hacerme masajes para que fluya mejor la leche. La pueden contactar en su facebook o en su web www.consultoradelactancia.cl

Sin embargo mi dolor era tanto y mis pezones estaban tan heridos que decidí sacarme leche y darle en mamadera hasta que estuviera más recuperada para intentar la técnica aprendida.

2.- Cuando decidí dar mi leche en mamadera me di cuenta lo poco preparada que estaba para esto. Tenía solo una mamadera EcoViking que me habían mandado de regalo de Wald antes de que Vicente naciera. Me faltaban más así que mi marido fue a Mininuts y trajo varias más de la marca Pigeon. Súper importante destacar que son de vidrio lo que permite una limpieza más óptima. La tetina peristáltica está pensada especialmente para que su parte superior se estire, permitiendo una succión más natural y cómoda y son productos libre de BPA.

3.- Menos mal que en instagram me habían recomendado tener un extractor de leche, así que eso ya lo tenía. Me ha encantado el que elegí. Es marca Nuvita, súper fácil de usar y muy práctico. Lo encontré en Mininuts y aquí les dejo el link por si quieren verlo y tener más info al respecto.

4.- Ya con extractor y mamaderas….nos faltaba el esterilizador. La verdad es que cuando fui a Mininuts antes de que naciera Vicente, vi este producto y yo ilusamente pensé “para que lo voy a llevar si le daré papa, no usaré mamaderas”. Y no lo llevé. Ahora volví a buscarlo. De verdad que facilita mucho el proceso, esteriliza súper fácil, muy rápido y varias cosas a la vez. Ha sido una gran ayuda.

5.- Tener un cojín de lactancia me ha servido mucho también, tanto para dar papa como para cuando uso mamadera. Es mucho más fácil amamantar así porque una está súper cómoda. El que tengo me lo traje de la Expo Bebe y es de la tienda Nueve Lunas. 

6.- Y por último contarles que a pesar de que a mi me sale mucha leche, comencé a tomar un hierbas orgánicas que ayudan a la lactancia. Este producto lo encontré en Bow Maternity y creo que es un buen dato para aquellas mujeres que necesitan una ayudita para que fluya la leche. Es un producto canadiense y hecho por una matrona. Su nombre se debe a la diosa romana de la lactancia, Rumina. Esta infusión de hierbas está hecha a partir de semillas ricas en fitoestrógenos, cuya función es ayudar a la producción de leche materna.

Un gran abrazo

Caro Guida

Directora de Mujer y Punto

Te invito a seguirme en twitter e instagram: @caroguida y en mi Facebook haciendo click aquí.

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte