Destacados / Lo más reciente! / Viajes / ¡Datos y Panoramas! /
sábado, 5 enero 2019

Hamilton, un musical de Broadway como ninguno

Etiquetas: , ,

El viernes por la noche cumplí un gran sueño. Por años había escuchado y leído sobre el éxito del musical de Broadway, Hamilton, pero los precios eran inalcanzables. Finalmente, este 11 de enero, ahí estaba yo, sentada en tercera fila (en el último asiento, eso sí) con los ojos llenos de lágrimas, de la emoción, lista para ver de qué se trataba tanto revuelo con la Obra.

Esa mañana había leído la historia de Alexander Hamilton, uno de los fundadores de Estado Unidos y cuya vida es  la que cuenta este musical. (Lo que fue algo brillante de mi parte y se los sugiero). Pero no tenía idea de con qué me iba a encontrar.

Al apagarse las luces se podía sentir la expectación del público, cuando aparece en escena el Aaron Burr (político norteamericano responsable de la muerte de Hamilton) y comienza a rapear. ¡Sí, un musical histórico rapeado en Broadway! De a uno, todo el elenco, se va hace presente en el escenario mientras cuentan la infancia del controversial personaje. En ese minuto la música baja y se vuelve más lenta y aparece Hamilton. La sala se vino abajo con los aplausos. Estaba claro que no era la única esperando poder ver la obra.

A medida que pasaba la obra en el teatro no volaba una mosca en el teatro, todos atentos para no perder una sola palabra. La rima era perfecta y la música alucinante y muy contagiosa. Lin-Manuel Miranda, cantante y escritor puertorriqueño, es un genio. Con razón se demoró seis años en escribir la obra. Este es el “despacito” de Broadway!

La obra es una mezcla de Rap, Hip Hop, R&B y clásica música de Broadway. Con toques de romanticismo, infidelidad y un rey de Inglaterra capaz de sacarle una sonrisa al más aburrido de los espectadores. Miranda (a quien pueden ver actualmente en Mary Poppins) es, de verdad, brillante. Convirtió la historia de la independencia de EE.UU. en un musical. Ya que salvo unas pequeñas modificaciones y con propósitos dramáticos, la obra es un fiel reflejo de los acontecimientos y de la época. O sea, un sueño para cualquier profesor o estudiante. Si yo hubiera aprendido así la historia de Chile, les aseguro que no se me olvidaría ninguna fecha ni hecho. Imagínense que hizo una canción con el discurso de despedida de George Washington. Cada palabra, cada frase tal como la escribiera el primer presidente norteamericano.

Pero la espectacularidad no termina ahí, las coreografías son potentes y modernas así como los mensajes que Lin-Manuel quiso transmitir. La fuerza de un feminismo inteligente y participativo en la revolución y la multiculturalidad actual de los Estados Unidos están presentes en el musical. En mi versión, por ejemplo, Washington era de ascendencia china y Lafayette de Color. Ni un solo rubio de ojos azules en toda la obra. Aunque no todos los elencos son iguales, esto está presente en todos ellos.

Yo he visto varios musicales de Broadway  y de muchos estilos diferentes: Desde” Los Miserables”, hasta el “Rey León” pasando por “Rock of Ages”, “Avenue Q” y “Aladdin”, entre otras, pero les prometo que ninguno lo he gozado como Hamilton.  Se las recomiendo a ojos cerrados. Sólo recuerden leer la historia de uno de los grandes próceres de la independencia de Estados Unidos antes de ir.

Joanna Wurmann
Corresponsal Mujer y Punto Miami

 


¡Te invitamos a visitar nuestro canal de Youtube!

No olvides seguirnos en nuestras redes sociales Instagram y Facebook 

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte