Belleza / Lo más reciente! / Salud/fitness /
viernes, 8 junio 2018

9 ingredientes tóxicos que nunca debes usar en tu rutina de cuidado de la piel

Etiquetas:

Si no eres de las que lee las etiquetas, o no puedes acostumbrarte a ello, esta nota puede inspirarte a comenzar a hacerlo. Si te importa lo suficiente como para comprar productos en función de lo que afirma el marketing, ¿qué pasaría si se cambiaran las etiquetas? ¿Qué pasaría si los productos para el cuidado de la piel fueran etiquetados como “ineficaces, derivados del petróleo, productos químicos cargados de bondad adentro”? ¿Todavía los comprarías?.

A medida que las consumidoras se educan sobre los ingredientes y sus buenos efectos (o efectos negativos), todos los productos químicos alucinantes que figuran en las etiquetas comenzarán a ser más transparentes. ¡Las compañías de belleza no pueden engañarte cuando puedes descifrar lo que realmente hay en sus productos!

A continuación te mostraremos algunos componentes que son tóxicos para tu piel, añádelos a tu propia guía de cuidado de la piel, para que puedas tomar decisiones conscientes al comprar tus productos.

1. phenoxyethanol
Estamos viendo menos conservantes químicos, también conocidos como “parabenos” en las etiquetas (aunque todavía están por ahí, así que mantén los ojos bien abiertos). Debido a que los consumidores se han dado cuenta de los posibles problemas con los parabenos, un conservante más nuevo, bajo el nombre de “fenoxietanol” (o etilenglicol monofenil éter), ha surgido en el cuidado de la piel convencional e incluso con “certificado orgánico” como una alternativa más segura.

¿Pero es realmente más seguro? El fenoxietanol se usa comúnmente en una variedad de productos para el cuidado de la piel, desde limpiadores faciales y corporales hasta cremas hidratantes y maquillaje. Varios estudios demuestran que este conservante muestra efectos tóxicos para el cuerpo en concentraciones moderadas. Estos efectos incluyen:

  • Complicaciones reproductivas y del desarrollo
  • Dermatitis de contacto (irritación de la piel)
  • Daño al cerebro y sistema nervioso

Japón recientemente prohibió el uso de fenoxietanol en todos los cosméticos, mientras que la mayoría de los otros países han limitado su uso a una concentración del 1%.

2. Aluminio
Algunos estudios han relacionado el aluminio con la enfermedad de Alzheimer, aunque investigaciones recientes han arrojado dudas sobre la conexión. Otros estudios han indicado que el aluminio puede estar relacionado con el cáncer de mama y otros trastornos cerebrales. El aluminio, en forma de polvo, se utiliza en productos de autocuidado tales como desodorantes antitranspirantes.

El aluminio es inequívocamente una neurotoxina. Puede causar irritación en la piel, es un disruptor endocrino y causa trastornos de nacimiento en los animales. La persona promedio consumirá, absorberá y/o comerá tres libras de aluminio durante su vida. Piensa en eso la próxima vez que busques tus desodorantes en los almacenes.

3. formaldehído
El formaldehído es un carcinógeno humano conocido relacionado con la leucemia, el cáncer de páncreas y de piel, la irritación de la piel y la cirrosis. Por lo general, se encuentra en productos para esmaltar uñas, adhesivos para pestañas y para alisar y estirar el cabello.

Este producto químico es un poco más discreto, lo que significa que no se menciona a menudo en la etiqueta del producto, sino que se “libera” de los conservantes. Estos conservantes incluyen:

  • DMDM hidantoína
  • Imidazolidinyl urea
  • Diazolidinyl urea
  • Quaternium-15
  • Bronopol
  • 5-Bromo-5-nitro-1
  • Hidroximetilglicinato.

Si alguno de estos productos químicos aparece en la etiqueta, evita el producto.

4. EDTA tetrasódico
El EDTA tetrasódico está dando vueltas alrededor. Es mejor que estés atenta a este agente quelante, que es citotóxico y genotóxico. Las pruebas clínicas muestran que el EDTA tetrasódico aumenta la penetración de otros productos químicos. Esto es preocupante, ya que este químico a menudo está contenido en fórmulas con otros ingredientes que se consideran inseguros.

5. Dioxinas
Pertenecientes a la lista de sustancias químicas peligrosas, las dioxinas son motivo de gran preocupación. Al existir en la cadena alimentaria como contaminantes ambientales, las dioxinas se han abierto paso en muchos productos para el cuidado de la piel. Debido a que son compuestos persistentes, permanecen dentro de nuestro cuerpo por largos períodos de tiempo.

Según la base de datos de cosméticos profundos de EWG , las dioxinas son disruptores endocrinos conocidos, fuertemente vinculados al cáncer y tóxicos para el sistema orgánico y el desarrollo humano. Las dioxinas no aparecerán en una etiqueta, pero a menudo están contenidas en agentes antibacterianos como triclosan, PEG y laureth sulfate sódico.

Las dioxinas también se encuentran en tampones no orgánicos, ya que la mayoría del algodón convencional está modificado genéticamente, se rocía con pesticidas y se trata con lejía. La próxima vez que estés teniendo en tu periodo elimina gradualmente los tampones convencionales y busca algodón orgánico en su lugar, o prueba otras alternativas más conscientes con tu salud y el planeta.

6. Tolueno
El tolueno se usa a menudo en pegamentos, adhesivos, detergentes químicos, tintes, diluyentes de pinturas y pinturas, plásticos y muchas otras sustancias industriales. ¿Por qué querríamos eso en nuestro cuidado de la piel? Está atenta a esta sustancia química sombría que también se esconde bajo los nombres: benceno, metilbenceno, toluol y fenilmetano. Puedes verlo en productos para esmaltes de uñas o para teñir el cabello.

7. Trietanolamina
Hay té (una buena mezcla herbal empapada en agua tibia), y luego está TEA. Estos dos no deben confundirse, y preferimos el primero. TEA es un ingrediente de fragancia, ajustador de pH, surfactante y emulsionante. Se encuentra en jabones, cuidado del cabello, lociones, maquillaje, perfumes y protectores solares. Los problemas de salud incluyen cáncer, toxicidad del sistema orgánico, reacciones alérgicas y bioacumulación en la piel. Los estudios también muestran que incluso a bajas dosis aplicadas tópicamente, se relacionó con la mutación celular.
Búscalo con otros nombres como DEA y MEA en las etiquetas, también.

8. Acido para-aminobenzoico
PABA es uno de esos ingredientes anticuados, pero es importante tenerlo en cuenta, ya que todavía existe en el mundo de la protección solar. No se conoce que PABA cause estragos en nuestros cuerpos como otros bloqueadores UV químicos como la oxibenzona, pero levanta una señal de alarma para las reacciones alérgicas. Ha habido varios informes sobre el alto porcentaje de personas que usan PABA en su piel que han experimentado dermatitis de contacto alérgica y dermatitis por contacto con el sol.
Incluso los PABA-ésteres, que han tomado el lugar de PABA y son más suaves, todavía han causado las mismas reacciones en la piel.

9. Plásticos
Parece que más del 90% de los productos convencionales para el cuidado de la piel están empacados en plástico en estos días. ¿Que pasa con eso? ¿Cultivarías un jardín orgánico en medio de una planta de petróleo y disfrutarías comer de él? Lo mismo pasa sobre el cuidado de la piel. Si pasas todo este tiempo creando un hermoso producto con plantas orgánicas, hierbas e ingredientes de alta calidad, ¿no querrías almacenarlo en algo que proteja la integridad de la fórmula?

Almacenar productos en plástico barato muestra mucho sobre la calidad del producto. Opta por un plástico libre de BPA cuando el vidrio no es posible, porque el bisfenol A (BPA), el compuesto que se encuentra en el plástico, puede filtrarse en productos para el cuidado de la piel. La investigación ha demostrado que el BPA se puede absorber a través de la piel y no necesitamos que ocurra ningún otro efecto similar al de los estrógenos en nuestros cuerpos.

El vidrio es la mejor opción para almacenar un producto, pero recuerda leer las etiquetas, ya que incluso los productos para el cuidado de la piel “de primera calidad y de gama alta” empacados en vidrio están llenos de productos químicos.

El mundo alquímico del cuidado de la piel es fascinante, pero también puede ser engañoso. Es nuestro derecho saber qué ponemos en nuestra piel y en nuestros cuerpos. Lo importante es que estos ingredientes comunes se hayan agregado a tu lista de NO utilizar y te hayan proporcionado un sentido de conciencia para que puedas elegir los productos adecuados para tu piel.

Algunos de estos productos químicos están presentes en productos a niveles mínimos. Sin embargo, esto todavía nos preocupa, porque aplicamos productos en la piel todos los días, por lo que la exposición puede ser potencialmente alta a largo plazo.

La próxima vez que alguien diga: “No te preocupes por eso”, tal vez quieras volver a pensar en qué es lo mejor para ti y para el planeta. Cuando compras un producto que respalda industrias químicas, estás votando con tu dinero. Es  más gratificante votar por las tiendas de cuidado de la piel pequeñas y orgánicas. Al fin y al cabo tu piel lo agradecerá.

 

¡Te invitamos a visitar nuestro canal de Youtube!

No olvides seguirnos en nuestras redes sociales Instagram y Facebook 

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte