Lo más reciente! / Relaciones / Ser feliz y coaching /
domingo, 28 mayo 2017

¿Qué pasa si me dejo llevar y la equivocación la vivo yo?

Somos individuos, con genes distintos, aspecto distinto y valores diferentes, entonces ¿por qué te sientes con la facultad de criticar y dar prejuicios de mis actos? Estoy harta! Ustedes se han fijado de lo terrible que es que cada persona que te rodea se entrometa en tus asuntos más allá de lo que debiesen. Son varias las ocasiones en donde personalmente me he visto inserta en una situación así, y es muy desagradable.

¿No soy yo dueña de tomar mis propias decisiones? De responsabilizarme por mis actos, de vivir lo que yo quiero vivir y que la opinión de nadie se interponga. No le tengo que pedir una autorización a nadie para llegar a donde quiero llegar!

Hay quienes juzgan al de al lado para que no de ese paso que tanto quiere dar. Hay quienes por ego te dan su opinión porque creen siempre tener la razón, pero ¿qué pasa contigo? ¿Cómo lidias con todo eso?

Les daré un ejemplo muy puntual y sé que a más de alguna le ha pasado: Terminas con tu pareja y al momento que lo cuentas te dicen cosas del tipo –Yo siempre te dije que no era para ti, –Eras mucho para él, –Ni se te ocurra volver con él, –Tu siempre le diste todo. ¿Se los han dicho?, pues bien, luego de un tiempo tú te empiezas a acercar con tu ex y hablar de nuevo con el abriéndose la posibilidad a una posible reconciliación y te llega la gente diciendo: –Estas locas si vuelves, –Qué estupidez la que estás haciendo, –Las segundas vueltas nunca son buenas, y tu quedas con las tremendas dudas e inseguridades. Sinceramente ese tipo de comentarios me agotaron.

Me impresiona ver a gente que no te deja fluir, que tengamos que esperar aprobaciones absurdas del resto. ¿Qué pasa si me dejo llevar y la equivocación la vivo yo?

Yo me cansé, me cansé de tener que contar mis historias sin que alguien, que puede ser tu mamá, hermanos o amigas, se sientan con la facultad de que sus consejos sean siempre los correctos, que sean ley o si no tu eres la estúpida, la que no aprende o la que no sabe nada de la vida o aun peor, te vean como la débil. Y sé que están pensando que viniendo de personas tan cercanas no querrán hacernos el mal y que por algo critican o juzgan así porque realmente lo que veo aquí es que esas personas se reflejan en uno pensando que pasaras en tu historia lo mismo que a ellos o de la forma que ellos abordarían cierta situación.

Este tipo de experiencias sirven, pero para darse cuenta que cada uno sabe lo que quiere hacer, en el fondo todas queremos lanzarnos a la piscina e intentar cosas nuevas, explorar, probar, somos libres e individuales y si alguien les viene a decir que no lo hagas o que lo que estás a punto de hacer está mal, tú sigue adelante, la que tiene que aprender eres tú y vivirlo y no que otro te lo cuente a través de un consejo. Hoy me propongo tener que vivir lo que tenga que venir para mí. Si me equivoco, me levantaré, pero no me habré arrepentido de nada.

Las invito a ser libres, a hacer lo que quieran, a actuar con el corazón, ese mismo que maneja tu cabeza.

Darjaral

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte