Fitness/Salud / Lo más reciente! / Mujer Actual /
domingo, 30 marzo 2014

Las huellas del embarazo en tu cuerpo

Etiquetas: , , , , , , ,

embarazo mamas vip

Al momento en que tu test de embarazo da positivo, se te viene encima un cúmulo de emociones, buenas y malas. Te mentalizas para los cambios hormonales, los trastornos del sueño y del estado de ánimo, los cambios físicos y lo que se vendrá a partir del parto y nacimiento.

Pero nadie ni nada te prepara para sufrir el daño en la piel, las várices, las estrías y los dolores de espalda que, a veces, no se terminan ni aún en reposo.

Está claro que durante el embarazo cambia el cuerpo de la mujer de muchas maneras. Además del aumento de peso, uno de los cambios más notorios ocurre a nivel de la piel. Es posible que ello cause ansiedad porque puede afectar tu aspecto. Por más que te digan lo hermosa y radiante que te ves, esa imagen no la verás reflejada en tu espejo. A este agradable panorama se suman los dolores lumbares y el cansancio de las extremidades por el peso y el acomodo de la estructura ósea.

Entre los problemas más recurrentes de la piel de la embarazada se cuentan:

Manchas oscuras

Durante el embarazo, muchas mujeres observan manchas oscuras en los senos, pezones o en la parte de los muslos entre las piernas. Estas áreas oscuras se producen debido a un aumento en la melanina del cuerpo. Esta sustancia natural imparte color a la piel y al cabello. Más de un 90% de las mujeres embarazadas tendrán estas áreas oscuras. Las manchas color café o morenas que aparecen alrededor de los ojos, nariz y mejillas, se denominan cloasma. La exposición al sol hace que las manchas se oscurezcan aún más. Además, algunas mujeres también notan una línea ligeramente oscura que va desde el ombligo hasta el vello púbico. Esto se llama línea negra.

Estrías en la piel

A medida que crecen el vientre y los senos durante el embarazo, éstos pueden resultar estirados y marcados con líneas rojizas. Estas marcas ocurren cuando la piel se estira rápidamente para apoyar al feto en desarrollo. Para el tercer trimestre, casi todas las mujeres embarazadas tendrán estrías en la piel del abdomen, los glúteos, los senos o los muslos. Es muy poco lo que puede hacer para evitar que aparezcan o desaparezcan. El uso de un humectante potente puede ayudar a mantener suave la piel, aunque no ayuda a eliminar las manchas de las estrías.

Arañas vasculares

La cantidad mayor de sangre en las venas durante el embarazo puede causar cambios en los vasos sanguíneos. Por consiguiente, pueden aparecer diminutas venas rojas en la piel, denominadas arañas vasculares. Casi dos terceras partes de mujeres embarazadas con piel más blanca y aproximadamente una tercera parte de las mujeres embarazadas con piel oscura las tendrán en la cara, el cuello y los brazos. Nuevamente, el enrojecimiento se desvanece después de dar a luz.

Venas varicosas

El peso y la presión en el útero pueden reducir el flujo de sangre hacia la parte inferior del cuerpo y hacer que las venas en las piernas se hinchen, vuelvan azuladas y duelan. Estas venas se denominan venas varicosas y pueden aparecer en las piernas, cerca de la vagina y el recto.

Lo importante es saber que pese a este panorama, la mayoría de los cambios en el embarazo no son perjudiciales y a menudo desaparecen después de dar a luz. Pero una ayudita no nos viene mal, teniendo en cuenta que el proceso dura nueve meses.

En el Centro de Estética y Bienestar Mandala, se realizan cuidados previos y posteriores al parto. En la etapa de preparto, a partir de los 3 meses de embarazo, se recomienda drenaje linfático manual y masaje en extremidades y espalda. La idea es prevenir estrías, flacidez y celulitis, evitar la retención de líquido en extremidades y relajar la zona lumbar para evitar dolores. Después del nacimiento los tratamientos dependen del tipo de parto, es decir, si el parto fue normal se puede iniciar el tratamiento a las 48 horas. con drenaje de abdomen y masaje en otras zonas. Al mes se puede comenzar con reductivo, modelamiento o fortalecimiento en zona abdominal. En cambio si el parto fue por cesárea, también se hace drenaje a las 48 horas, pero el reductivo, modelamiento o fortalecimiento abdominal sólo comienza cuando el médico lo autoriza.

Más información en www.esteticamandala.cl

Foto de: Mamás Vip

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte