El blog de la Caro / Lo más reciente! / Relaciones / Ser feliz y coaching /
miércoles, 2 mayo 2018

Mujeres que aman demasiado

Etiquetas:

Yo fui de aquellas. Yo fui la que amaba demasiado, la dependiente, la sufrida y la caótica. Mis relaciones eran generalmente un desastre y con hombres conflictuados emocionalmente. No sabía elegir porque mi miedo a estar sola era tanto que prefería estar inventando una historia de amor en mi cabeza cuando en la realidad estaba viviendo un infierno. Pero me quedaba e insistía una y otra vez en salvar esas relaciones desgastando mi propia vida, hipotecando mi felicidad, quemando mi libertad e hiriendo mi autoestima.

¿Cuándo el amor se transforma en “demasiado”? La respuesta es fácil, cuando “demasiado” es igual a sufrir.

¿Acaso no había que darlo todo por el amor? Se llama mujer que ama demasiado a aquellas mujeres que se involucran en amores poco sanos, que sufren pero igual se quedan ahí, mujeres que se esfuerzan en “salvar” y cambiar a sus parejas. Fue la terapeuta Robin Norwood quien hizo conocido este síndrome a través de su libro con el mismo nombre.

Generalmente son mujeres muy inteligentes y hasta exitosas en otras áreas de sus vidas. Las mujeres que aman demasiado no están en real conexión con la realidad, se arman cuentos en sus cabezas que a todas luces son fantasiosos, pero que ellas no son capaces de ver.

Son mujeres que viven con mucha intensidad una gran cantidad de emociones, una montaña rusa emocional es su estado común. El hombre se transforma así en una droga al que necesitan a pesar de que ellas se están hundiendo. Es una mujer con ganas irracionales por amar, pide a gritos amor y con tal de recibir, aunque sea migajas, está dispuesta a soportar lo insoportable.

No logran entender por qué tienen “tan mala suerte en el amor” y pasan de un amor a otro, buscando entre suspiros y sollozos aquello que no logran encontrar dentro de ellas.

Son mujeres que han perdido sus sueños, postegado sus ganas y su felicidad. Justifican el mal humor de sus parejas, encuentran causas a su indiferencia y hasta se sienten culpables de aquello….casi siempre el otro tiene la razón.

Si te identificas quiero decirte que has perdido toda libertad y estás malgastando tus energías en un amor que no te llevará a ninguna parte buena. ¿Te cuento algo? No habrá final feliz, el sapo seguirá siendo sapo, el príncipe azul nunca llegará y el beso apasionado que sella el amor para siempre seguirá siendo una fantasía.

Seré clara y directa. No hay más camino que salir de ahí. No hay más opciones. ¿O quieres vivir una vida entera sufriendo? Mujer que amas demasiado, el amor no se trata de llanto, de desesperación, de angustia, de miedo, de desesperanza, de inestabilidad, el amor no se trata de sufrir, de sangrar emocionalmente y menos físicamente….nada de eso que te has contado tiene relación con el amor. Sal de ahí.

¿Cómo hacerlo?

1.- Aceptación radical. Nada va a cambiar mientras no aceptes las cosas como realmente son. Acepta radicalmente que esto no te hace bien y que tienes que terminarlo. Si haces esto en forma honesta entonces comenzarán a aparecer caminos y respuestas. Mientras sigas con la esperanza de que va a cambiar, entonces seguirás hundiéndote. Date cuenta de una vez, acepta. La aceptación radical es la habilidad para aceptar las cosas que NO puedes cambiar.

2.- Evalúa tu red de contactos. Es muy difícil salir sola de ahí. Necesitas identificar quienes son esas personas que te darán una mano. Los vínculos sanos y estables nos salvan. Necesitas que alguien te arrope en este periodo. Pide ayuda.

3.- Haz una lista de las cosas que te producen emociones positivas. ¿Qué te gusta hacer? ¿Qué te hace bien? Comprométete contigo misma a realizar estas acciones en forma frecuente. Oblígate por un tiempo si es necesario.

4.- Escribe las cosas que te gustan de ti. Destaca todo lo bueno que hay en ti, reconoce tus habilidades, para lo que eres buena, lo que haces bien. Empodérate.

5.- Entiende que nadie puede sacarte de esto más que tu misma. Tu eres responsable de tu vida, de tu felicidad. De ti depende que logres vivir en paz y feliz. La felicidad es un trabajo, requiere compromiso y acciones concretas. No va llegar por si sola y nadie te la puede regalar.

6.- Acepta que se viene un periodo difícil donde querrás volver con él, donde vas a llorar gritar, quizás romper cosas, no dormir, etc. Vívelo. Llora todo lo que haya que llorar, llora, llora….deja que todo salga. Vive tu pena, permítete sentir pena. Esto te va a doler, pero es la única forma de salir de ahí, no hay camino corto, no hay atajo. Duele.

7.- Habiendo dicho el punto 6 es importante recalcar que debes entender que será solo un periodo. No te vas a pasar la vida sufriendo, ten esperanza por favor. Esto va a dejar de doler en algún minuto. No puedo decirte el tiempo porque el proceso es muy personal e intimo. Hay personas que se demoran meses y otras hasta un año…o más….Pero va a pasar, eso te lo aseguro. Este dolor no va a durar para siempre. Piensa en toda tu vida y ve cuantas veces ya has sentido pena antes….y luego sentiste felicidad…las emociones son como olas, vienen y van….Ten por seguro que esto va a pasar….pero la única forma de pasarlo es viviéndolo.

8.- Visualiza cómo será tu vida, genera esperanza en ti. Cuéntate lo maravilloso que será vivir en paz, arma tu relato de forma positiva y fortalece tu decisión.

8.- Mira las historias de otras personas que hayan pasado por lo mismo. Cuantas historias hay! Miles! Millones! Y las que han aceptado el desafío de amarse a si mismas han logrado ser felices. Y aquí te lo digo yo….yo pasé todo esto…sé el desgarro que sientes, sé el dolor que sientes, yo también viví la desesperanza, yo también vi todo negro, yo también pensé que no podría….y pude…y hoy soy inmensamente feliz.

9.- La vida se re arma, una y mil veces. Todas las veces que sean necesarias. Tu vida se va a re armar, tu vas a poder comenzar de nuevo.

Quiero terminar contándoles que hay un cantante español que me ha acompañado estos días. Se llama Marwan y me tiene encantada. En su canción Cosas Pendientes dice “crece otra piel sobre la herida”…..y así es mujeres, créanme que crece otra piel sobre la herida….ya verán como sanan….y sonríen….

Un abrazo….apretado…cariñoso….

Caro Guida

Directora de Mujer y Punto

Te invito a seguirme en twitter e instagram: @caroguida y en mi Facebook haciendo click aquí.

Pd. Les recomiendo leer el libro Mujeres que Aman Demasiado de Robin Norwood, parte de este post está basado en ese libro.

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte