Lo más reciente! / Relaciones /
martes, 3 abril 2018

6 señales de alerta que indican de que tu pareja no es la indicada

Etiquetas: ,

Las relaciones amorosas suelen ser retratadas por muchas personas, historias y películas como unos caminos llenos de obstáculos que debemos transitar para poder estar con el ser amado hasta que la muerte les separe. Pero lo que a veces pasa desapercibido -u omitimos mencionar- es que el amor verdadero se da orgánicamente, por lo que no debería ser tan complicado de vivir.

El problema es que estamos tan acostumbrados a esas historias idílicas que cuando vemos una señal de alerta la omitimos pensado que simplemente es un pequeño bache que podemos sortear y nos empeñamos en superar esos deslices creyendo que quizá no hay nada mejor para nosotros y por eso debemos aferrarnos a lo que ya tenemos. Si tú piensas de esta manera probablemente debas trabajar en levantar tu autoestima porque, aunque hay muchas ocasiones en las que sí vale la pena luchar, en otras esta lucha es más bien estéril y dañina para ti.

Hemos escuchado desde la infancia acerca de la media naranja o el amor de tu vida y eso lo idealizamos tanto que cuando sentimos el enamoramiento pensamos que eso es, que esa persona es la que estuvimos esperando toda nuestra vida y a la que no hay que dejar ir. Durante esa misma etapa del enamoramiento no vemos los defectos del otro. Para nosotros nuestra pareja es la persona más perfecta del mundo y cuando esa temporada pasa es como si nos quitaran una venda de los ojos y comienzan a venir los problemas.

Quizá hubo gente que te previno al señalarte los defectos que tú estás viendo ahora y que antes no habías notado o esta misma persona te dio señales de alerta que tú no pudiste notar y a los que estás tratando ahora de restarles importancia. Estar con alguien por el resto de tu vida es un compromiso serio que no puede estar basando solamente en emocionalidades como el amor pasional o la euforia, porque cuando eso acaba o baja en intensidad, persiste la decisión de amar al otro tal y como es.

Así que, si estás pensando en casarte y tienes dudas acerca de si estarás con la persona correcta -duda que, aunque no queramos ataca a la mayoría en ciertos momentos- mira a continuación las señales que te dicen que no es el indicado:

1.- No te respeta: esto es importante en todo tipo de relaciones, no solamente en las románticas. Si una persona no te respeta no vale la pena tenerla en tu vida, así de sencillo. El respeto es uno de los pilares básicos en cualquier relación y cuando no existe es demasiado propensa a desbaratarse.

El respeto debe ser bilateral y estar basado en tu dignidad como persona y como mujer. El respeto no es algo que solo se dice, sino que se demuestra tanto en el comportamiento privado como en el público.

Respeto no es esperar que lleguen a la casa para gritarte para que no pases vergüenza delante de los demás, no te confundas.

2.- Te manipula: si la persona con la que tienes una relación amorosa usa los sentimientos que sientes por ella para lograr que hagas cosas que no desees hacer, definitivamente es una señal de alerta.

Por supuesto que cuando pasamos mucho tiempo con alguien nos empezamos a compenetrar tanto con esa persona que terminamos cediendo y haciendo cosas que anteriormente hacíamos. Parte de estar en pareja se trata de ceder, pero esto se debe dar de manera natural y no porque alguien está obligándote a hacerlo de manera pasivo-agresiva.

Por ejemplo, no quiere que te vistas de una manera determinada porque “le haces enojar” o te pide que dejes de hacer cosas que son importantes para ti (estudios, trabajo, gimnasio) para que puedan pasar más tiempo juntos.

3.- Sus valores no se alinean con los tuyos: esto es fundamental para que elijas a la persona con la que pasarás el resto de tu vida. Si los principios de ambos los llevan a lugares diferentes, habrá problemas no solo a largo plazo, sino en el mediano.

Esto tiene que ver con la importancia de formar una familia, la cantidad de hijos que quieran, los valores de trabajo, honestidad, prosperidad, educación, creencias religiosas entre muchos otros. Lo ideal es que sean lo más parecidos posible para que no sean una fuente de discusión ya que por pequeñas que sean estas diferencias pueden convertirse en pequeñas goteras que terminan por derramar el vaso.

4.- No tiene interés en seguir creciendo como persona: esto tiene que ver con el punto anterior ya que si para ti esto no es importante, pues realmente no te afectaría que tu futuro esposo tampoco lo vea como algo vital. No obstante, si tú quieres seguir desarrollándote y no te conformas, sino que tienes ambición, llegará un punto en el que te hartarás de ser siempre tú la que tiene el enfoque y de tener que arriar a tu pareja.

El matrimonio se trata de tener apoyo mutuo para que ambos puedan usarse como trampolín para conseguir mejores cosas. Si a ti te falta ese apoyo te resentirás y tendrás esa carencia ¿Estas dispuesta a vivir el resto de tu vida así?

5.-Te recuerda constantemente lo afortunada que eres en tenerle: es genial que tu pareja tenga confianza en sí misma. Cuando una persona se ama, tiene más posibilidades de amar a los demás, pero si ese amor propio sobrepasa los estándares saludables puede ser una señal de alerta.

Tener de esposo a una persona egocéntrica puede traerte muchos problemas porque se preocupará por el bienestar propio antes del común. También las personas egocéntricas suelen ver la realidad de una forma distorsionada (creen que el mundo gira alrededor de ellos) y carecer de empatía.

Cuando se trata de una pareja saludable ambos son afortunados de tenerse el uno al otro, pero cuando el otro te lo dice constantemente puede darte la impresión de que quizá no eres lo suficientemente buena para él, lo que afectará tu autoestima tarde o temprano.

6.- Te aleja de tus amigos o familia: esto es una alerta con luces de neón. El verdadero amor no te aleja de tus seres queridos, al contrario, sabe lo importante que son para ti las relaciones interpersonales así que en vez de restringirlas, las apoya.

Si al evaluar te fijas que tu pareja no tiene ninguna de estas señales ¡Felicitaciones! Ahora solo queda hacerte una evaluación personal y ver si tú tampoco las cumples. En caso de que lo hagas, no es el fin del mundo, puedes empezar a dar pasos para mejorar y que por ende la relación pueda fortalecerse.  Toma en cuenta que en una relación los dos son igualmente importantes.

 

¡Te invitamos a visitar nuestro canal de Youtube!

No olvides seguirnos en nuestras redes sociales Instagram y Facebook 

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte