Lo más reciente! / Mujer Actual /
viernes, 28 diciembre 2012

Te invitamos a plantearte metas para este 2013

Soy de las personas que se emociona con el año nuevo. Es una tontera, lo sé, pero aunque lo intente no logro reprimir la lagrimilla al abrazar a todos a las 12. ¡Y no logro entender porqué lloro! Ha sido así desde el día uno y no logro controlarme.

Razones para llorar siempre hay: que se fue un año bueno o malo (da lo mismo, igual lloro) que viví cosas tan lindas o tan feas, que me abrazo con una persona a la que quiero mucho o no, que los niños están creciendo, cualquier cosa, siempre hay una razón para pucherear.

Lo cierto es que el año se va y uno comienza a hacer recuentos. Partimos con los más fáciles, los materiales: cambié el auto, me compre casa, tengo un buen o mal trabajo y así una seguidilla de comodidades que logramos recolectar durante el 2012. Y así, poco a poco vamos llegando a los más profundos: los afectos, quienes han estado con nosotros en este año, momentos buenos y malos que siempre tienen a personas que se han mantenidos ahí “al pié del cañón” entregándonos su apoyo y cariño. Son ellos quienes se merecen los abrazos afectuosos el 1 de enero a las cero horas.

[wp-bannerize group=’home2′]

Luego de terminar esta etapa de revisar lo que ya pasó, comenzamos a planificar lo que viene ¿Qué queremos hacer? ¿Cuáles son nuestros objetivos y metas? Para esta etapa te recomendamos:

  • Especifica tu meta
    Plantéate metas bien definidas, claras y detalladas, te ayudará a que puedas tener mayor posibilidad de concretarlas
  • Apegarse a la realidad.
    Es muy difícil poder lograr una meta propuesta cuando ésta no va de acuerdo a nuestra realidad. Nosotras nos conocemos y sabemos hasta donde podemos llegar y cuándo nos sentiríamos realmente exitosas
  • Establecer tiempos.
    Que cada meta tenga su fecha de término, de esta forma podrás medirlas de mejor forma. Y si las cumples antes de tiempo es un verdadero aliciente a continuar.
  • Elaborar un plan de acción.
    Tu meta puede ser dividida en varias etapas o sub metas que al ir alcanzando cada una de ellas terminará por facilitarte lograr tu meta principal.
  • Visualiza.
    O mejor aún: ¡sueña! Imagínate que tu meta ya la has alcanzado, siente el pacer de haber logrado tu propósito, trasládate a ese lugar en el futuro con tu imaginación y quédate con esa poderosa visualización

Así que te invito a mirar al futuro… que la etapa de recuentos sea más corta que la de planteamiento de metas, a fin de cuentas: el pasado ya fue, ahora sólo queda mirar el futuro y dar lo mejor de nosotras mismas.

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte