Lo más reciente! / Miami / Viajes / Vida Gourmet / ¡Datos y Panoramas! /
martes, 12 octubre 2021

10 cosas que no puedes dejar de hacer cuando visites Aspen-Snowmass

Etiquetas: ,

A pesar de que Aspen-Snowmann es conocido principalmente por ser un Centro de esquí de renombre mundial, en la actualidad, éste es mucho más que eso. Lo que alguna vez fue un pequeño pueblo minero, hoy se ha convertido en uno de los centros culturales más famosos del mundo: rico en arte, gastronomía y shopping. Gente de todas las nacionalidades, edades y habilidades llegan aquí para divertirse y disfrutar del relajo, el lujo, el deporte y la fiesta.

También te podría interesar: Aspen-Snowmass: mucho más que nieve

En febrero de este año tuve la posibilidad de conocer Aspen y sus alrededores, de mi experiencia y de lo que conversé con los lugareños y los turistas, les dejo este listado de las 10 cosas que no puedes dejar de hacer durante tu visita a este Centro de Esquí

1.-Degustar el Aspen Crud en el Jbar del Hotel Jerome

La historia se vive en Aspen y sobre todo en el famoso Hotel Jerome. Construido en 1889 por Jerome Wheeler, uno de los socios de la conocida tienda por departamentos Macy´s, este lugar ha sido testigo de los mejores y peores momentos del pueblo. Y fue justamente aquí donde nació durante la Prohibición el que tal vez sea el más icónico de los tragos de la región: El Aspen Crud. Este trago, hecho de Borbón Buffalo Trace, helado de vainilla y crema, surgió como un batido de leche que servía para esconder el licor en su interior. De eso ha pasado mucho tiempo, pero el cocktail se convirtió en un símbolo del pueblo y de su historia.

Para acompañar este intenso trago (y no emborracharte de inmediato) te recomiendo acompañarlo con un House Smoked 7X Pastrami (USD22), un sándwich relleno con rajas poblanas, queso Havarti y el más increíble Patrami, hecho en la casa, todo en pan de centeno.

2.-Disfrutar de un Fondue en The French Alpine Bistro o en Ajax Tavern

¿Hay algo más clásico que un Fondue después de esquiar? Yo creo que pocas cosas representan más a la vida montaña que este delicioso platillo. Ya sea de queso o chocolate; al estilo francés o suizo, una reunión con amigos alrededor de esta olla burbujeante frente a la chimenea, es es el panorama favorito de los esquiadores.

En nuestro caso, probamos la propuesta en el Ajax Tavern en The Little Nell Hotel. En este caso, el Fondue de queso (USD29) venía acompañado con coliflor y champiñones asados, variados trozos de pan, manzana, chorizo y deditos de papas. Una delicia que nos dejó más que satisfechos.

Sin embargo, nuestra guía Kristina nos comentó que también es famoso comer el Fondue en The French Alpine. Y así debe ser, pues este premiado restaurante, construido de pura madera y adornado con antigüedades, ofrece un espacio donde relajarse con una copa de vino y una vista espectacular de las montañas, es uno de los favoritos de quienes vienen a Aspen.

Así es que tienes dos opciones. Aunque si deseas puedes probar las dos y luego nos cuentas cuál te gustó más.

3.-Conoce las 4 montañas.

A pesar de ser conocida como Aspen, en realidad este pueblo incluye cuatro montañas (Aspen, Aspen Highlands, Buttermilk y Snowmass) y dos pueblos (Aspen y Snowmass). Así es que, como imaginarás, hay opciones para todos los gustos, edades y grado de experiencia en el esquí.

Empecemos por el principio:

Aspen Mountain o Ajax, como es conocida, es donde todo comenzó hace más de 70 años. Con el tiempo, sus pistas han evolucionado y cuentan con claros, saltos y pistas con gran inclinación, ofreciendo una atractiva mezcla para esquiadores expertos y de nivel intermedio. Acá te recomendamos, si tu habilidad lo permite, esquiar entre los árboles en el Face of Bell.

Snowmass tiene 91 pistas entre las que se incluye la de mayor pendiente en Norteamérica (1343 metros en vertical) con telesilla. Además, tiene muchos parques con saltos y rieles para que disfruten los esquiadores y practicantes de snowboard de todos los niveles. Una de las cosas atractivas del Snowmass Village es que el 95 por ciento de su alojamiento tiene acceso directo a la montaña.

Buttermilk es la montaña ideal para principiantes y quienes deseen tomar clases. Sus pistas son más sencillas e ideales para que los niños esquíen tranquilos entre los árboles. Acá podrás encontrar desde lecciones grupales con personas de tu edad y nivel de habilidad hasta lecciones privadas con los mejores profesionales del esquí del mundo.

Finalmente, está Aspen Highlands, sin duda, la favorita de los expertos esquiadores y los residentes y hogar del infame Highlands Bowl, una montaña que produce miedo, pero que resulta atractiva para quienes tienen la habilidad y las agallas de enfrentársele.

Sé que puede parecer mucho, pero si te organizas podrás conocer las cuatro montañas. Y lo mejor es que con el mismo ticket puedes esquiar en todas las canchas.

4.-Recorrer las galerías de arte y visitar el Museo de Arte

La escena artística y cultural de Aspen compite sin duda con otras grandes urbes. Acá podrás encontrar algunas de las galerías y artistas mas reconocidos a nivel mundial. Esta ciudad tiene una larga trayectoria en el fomento de las artes, una realidad que es fácil de concluir dada el gran número de galerías de arte que hay en las pocas cuadras que comprenden el pueblo.

Ya sea que decides tomarte un día de relajo o no has quedado tan cansado después de esquiar durante horas, no puedes dejar de recorrer las calles de Aspen y maravillarte con la amplia oferta de galerías de arte. Te recomiendo revisar la guía cultural antes de viajar y elegir lo que quieres ver de antemano. Pero, no te puedes perder al menos visitar la Cha Cha Gallery, su colección de estatúas de Dalí te sorprenderá. El resto queda a tu gusto.

Además, no dejes de visitar el Museo de Arte de Aspen, una institución sin colecciones permanentes que se enfoca en los más recientes e importantes exponentes del arte contemporáneo internacional. Sus exhibiciones son innovadoras, ofrece un amplio menú de programas educativos públicos, así como actividades comunitarias que involucran activamente al público en experiencias de arte, cultura y sociedad que invitan a la reflexión.

Pero no vayan a creer que esto solo ocurre en la temporada de invierno de EE.UU. Tal es la importancia del arte en esta ciudad, que durante el verano la cartelera de espectáculos como ballet, teatro, música en vivo…etc. es casi tan completa como en los meses de enero y febrero.

5.-Disfrutar del Teleférico y la vista desde el Sundeck

Si vas a esquiar probablemente tomarás el teleférico desde la góndola Silver Queen hasta el Sun Deck y disfrutarás de un gran día haciendo deporte. Sin embargo, hay dos cosas que me gustaría que tuvieras presentes: No dejes de admirar las vistas (la subida toma como 20 minutos). Estas te dejaran sin aliento. Y lo segundo: debes almorzar al menos una vez en el Sun Deck. Acá encontrarás deliciosas opciones de platos salteados hechos a pedido en la estación de wok, sopas frescas e innovadoras pizzas, ensaladas únicas y deliciosos sándwiches. Ideales para hacer un alto saludable y reponedor.

Puedes comprar los tickets en este link

6.- AL menos una noche de champagne

No te sorprendas si a tu llegada a Aspen alguien te pregunta ¿Tienes tu reserva para Cloud Nine? Este es EL LUGAR donde ver y ser visto, donde la fiesta es de otro mundo y la champaña baña el techo.

Desde el exterior, el restaurante parece ser una cabaña tranquila, pero por dentro, es una fiesta salvaje durante todo el día. Son casi las 15:00 horas en Aspen y en el Cloud Nine el ambiente se empieza a encender, la música comienza a sonar, los comensales, incluso con las botas de esquí puestas, bailan en sus sillas y todos comienzan a rociar champán. Una experiencia única y salvaje que no olvidarás nunca.

Pero no solo hay fiesta en Cloud Nine Alpine Bistro, este legendario restaurante ubicado en Aspen Highlands, ofrece una auténtico, cálido y acogedor ambiente alpino y una de las mejores experiencias gastronómicas de Aspen. Además, subir o baja en el tractor de nieve puede ofrecen momentos realmente románticos para las parejas.

7.- No te olvides de la cena en el  Element 47

Sin duda, uno de los mejores restaurantes que he probado en mi vida. El Element 47 es el restaurante principal de Little Nell y un must si deseas experimentar el lujo de Aspen. Su nombre rinde homenaje a la plata, el metal precioso que puso a a este centro de esquí en el mapa por primera vez y su comida es una de una delicadeza y exquisitez inigualable

Desde que nos trajeron el pan hasta el postre, no dejamos de sorprendernos con las presentaciones, el servicio, los sabores y la calidad de la comida. El menú va cambiando así es que no puedo recomendarles ningún platillo en especial, sólo les puedo decir: no dejen de probar las cosas que les ofrecen, hasta el pequeño Amuse Bouche de Papas topinambour estaba delicioso; disfruten del sabor y la suavidad del Wagyu y aunque estén satisfechos no rechacen los postres. Además de que están incluidos con la cena son la manera perfecta de terminar con una cena de lujo.

8.- Atrévete a probar otros deportes invernales

Es cierto que la mayoría de quienes viajan a Aspen lo hacen porque les gusta el esquí o el snowboarding sin embargo, hay docena de otros deportes que puedes realizar durante tu estadía. Desde caminatas con raquetas de nieve, cross-country skiing, trineos, patinaje sobre hielo, pesca parapente y hiking son solo algunos de los ejemplos de las alternativas más populares. Pero además existen otras alternativas muy populares entre los lugareños y los visitantes por igual, pero que no son tan conocidas:

Curling:

Tal vez hayas visto este deporte alguna vez en los Juegos Olímpicos de Invierno, pero estoy casi segura de que nunca lo has jugado. Este consiste en hacer deslizar unos bloques de piedra o metal de modo que queden lo más próximos posible a un blanco.  En Aspen éste es muy accesible y lo podrás encontrar en el Aspen Recreation Center, un club donde se reúnen más de 20 equipos todos los miércoles o puedes asistir los viernes a la pista de hielo de Snowmass bass village, si no deseas unirte a ningún grupo.

Fat Biking

Esas bicicletas con los neumáticos gruesos que ves en Aspen son ideales para andar por la nieve y se pueden alquilar en el Aspen Snowmass Cross Country Center, así como en otras tiendas de bicicletas de la ciudad.  Hay varios senderos específicos por donde podrás pedalear y si te atreves puedes participar de alguna de las carreras organizadas por el Roaring Fork.

Uphilling

Uphilling es muy popular en Aspen Snowmass. También conocido como travesía alpina, se trata de atravesar una montaña con esquís o split board y equipo especialmente formulado para este deporte. Las cuatro montañas de Aspen Snowmass cuentan con rutas designadas que garantizan la seguridad de los deportistas, así como vistas increíbles

Snow Polo

El Snow Polo nació hace poco más de 30 años en Saint Moritz y a diferencia del juego tradicional, éste se juega en un campo más pequeño, con menos personas por equipo y con una pelota diferente. Pero la idea general sigue siendo la misma: marcar goles montado en un caballo, en este caso cabalgando sobre la nieve.

Snowbiking

Originalmente llamadas Skibobs, las primeras bicicletas de nieve han existido desde 1892, pero recientemente ganaron popularidad en EE.UU. Este deporte puede ser una excelente alternativa para aquellos que buscan recorrer las pistas sin saber esquiar o hacer snowboard. En solo pocas horas aprenderás a manejarla y podrás disfrutar todo lo que la montaña tiene para ofrecer.

9.- Deslizate por la montaña rusa en Snowmass

¿Quieres sentir el viento fresco del invierno en tu cabello sin tener que ponerte un par de botas de esquí o de snowboard? Súbete al Breathtaker Alpine Coaster y recorre más de una milla de pista elevada a través de un bosque siempre verde a velocidades de hasta 28 mph.

La Breathtaker se encuentra en Elk Camp y los paseos están disponibles durante el día y los viernes por la noche durante las noches de Ullr.

10.- Toma una clase de arte en Anderson Ranch

Desde 1966, Anderson Ranch es hogar de uno de los programas de artes visuales más respetados de EE.UU. Ubicado en un rancho de 5 acres en Snowmass Village, este ofrece más de 140 talleres de verano para artistas de todas las edades (incluidos niños y adolescentes) y niveles en fotografía, cerámica, pintura y dibujo, entre otras expresiones artísticas.

En invierno, puedes pasar un día muy bonito visitando el rancho y sus galerías de arte, almorzar en su delicioso restaurante y comprar alguna pieza original en su tienda.  Además, es muy sencillo llegar, pues tienes buses eléctricos que te llevarán justo a la entrada sin importar de donde vengas.

Leer articulo completo

Comentarios

Lo que podría gustarte