Crianza / Lo más reciente! /
jueves, 19 diciembre 2019

10 tips para estimular la atención de tus hijos

“Le hablo a mi hijo y no voltea, es como si no me oyera”, “No hace caso cuando le doy una instrucción”, “Se la pasa distraído (a)”. Si alguna de estas frases te suena familiar, te va a interesar estar al tanto de algunas estrategias que los padres pueden aplicar en casa para mejorar la atención de sus hijos.

Se debe tener claro que la atención de un niño o niña dependerá también de la edad que tenga y de su interés; así como otros factores que iremos mencionando, por lo que esta atención va a evolucionar y mejorar a lo largo del desarrollo del menor.

Por ejemplo, cuando el niño es pequeño (a) es mucho más frecuente que su atención vacile de un estímulo a otro, sin que esto signifique que tiene algún problema atencional. A los 3 y 4 años, su atención comienza a estar más estable y pueden permanecer más tiempo entretenidos(as) con alguna actividad o estímulo (30 minutos aproximadamente); y así, a medida que van creciendo, su atención aumenta.

Por otro lado, también debes saber que existen diferentes tipos de atención: la voluntaria (decisión consciente de prestar atención) y la involuntaria (estímulo que atrae al sujeto). Pero para que la capacidad de atención sea mayor, la actividad debe ser dinámica y atractiva. Y ahí está el reto de los padres y de los educadores en ser innovadores y divertidos para poder conectar con sus niños y niñas.

En este sentido, los 10 tips para mejorar la atención de tu pequeño son:

1.-Háblale directamente. Llámale por su nombre, mírale a los ojos para que logren conectar con la mirada.

2.-Sé claro y conciso. Evita monólogos. Procura que participe por medio de preguntas como ¿Qué te parece? ¿Me entendiste? ¿Te gusta? ¿Cómo te sientes?

3.-Conoce sus intereses y trata de realizar las actividades en torno a esas temáticas.

4.-Realiza actividades dinámicas. No dejes que esté mucho tiempo pasivo porque se va a aburrir y perderás su atención. Los juegos son ideales.

5.-Define objetivos y recuérdaselos (tareas y obligaciones).

6.-Resalta sus logros cuando hayan cumplido alguna meta.

7.-Cuida la cantidad de estímulos cuando el niño desarrolló una tarea que demande cierta exigencia. Una tarea a la vez.

8.-Negocien plazos juntos. Motívalo.

9.-Observa cuáles son sus momentos de mayor concentración y aprovecha estos lapsos de tiempo. Después de 15 minutos de actividad, suele haber un descenso en la atención. Dale un descanso y luego retoma la actividad. Trata de que no tenga distractores a su alrededor porque le costará más concentrarse.

10.-Cuida su dieta alimenticia. Hay alimentos ricos es fósforo, omega 3, calcio y minerales que ayudan a la atención. Cuida su calidad de sueño.

Por Valeska Ananías

Directora clínica del Centro Neurocognitivo Infanto Juvenil Psicoeduka. Magister en Desarrollo Cognitivo Universidad Diego Portales; Licenciada en Educación y Educadora Diferencial mención discapacidad intelectual Universidad de Ciencias de la Informática; Doctoranda en Neurociencias Cogniitvas, Universidad de Maimónedes, Argentina; docente académica en Bases neurobiológicas y Neurociencias, Universidad Bernardo O’Higgins.  

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte