Sexualidad /
miércoles, 16 febrero 2011

3. «San Fiasco»

Etiquetas: , , , , , , ,

Y ustedes, ¿qué hicieron para San Valentín? ¿Cena a la luz de las velas? ¿Flores? ¿Lencería fina? ¿Alguna innovación digna de incluir en el Kamasutra? Ésos eran por lo menos mis objetivos, antes de terminar hinchadísima comiendo pizza en la cama analizando el último escándalo de Edmundo Varas.¿Lejos la cita más mata pasiones? ¡Esperen a que termine de contar la historia!

En mi defensa, voy a decir que apenas terminé de llenar en tiempo récord unos informes inmensos en la pega (mi jefa está recién divorciada y le dio por taparnos de pega justo a todos el 14 de febrero ¿raro o no?) me fui directo al centro de estética a sufrir como una verdadera enamorada. Pelos pa’ afuera, crema pa’ adentro y un masajito para relajar la neura y llegar bien estimulada a la casa…no pretendo volver a actuar  como actriz porno mientras pienso y tengo en la cabeza lo que me quedó por hacer en la oficina (¡clásico de las minas! ¡hacerlo pensando en que no sé si le cambié los pañales al cabro chico! ¡mal!).

En fin, el tema es que llegué feliz con mi «potito de guagua» a la casa, cuando me encuentro con Jorge dándole papa a Clemente.

– ¿Qué hace Clemente aquí? – Chillé toda exaltada, y antes de dejarlo contestar aproveché la siempre gratificante oportunidad de insultar a la suegra al más puro estilo Abigail- No me digai que tu mamá nos dejó plantados de nuevo ¡y menos en este día! Pero ¿qué que le pasa esa señora? ¡Como si tuviera tanto que hacer, aparte de teñirse las canas y ver los matinales! ¡¡¿Viste que me odia?!!

Pescando cero mi berrinche venezolano, Jorge se limitó a entregarme a Clemente en los brazos y con tranquila ironía, me dijo:

–  Nunca la llamaste Fran. Igual que el año pasado. Parece que ser taaaaan ocupada tampoco te sirve mucho, ¿verdad?

Impacto en mi rostro. Pero ¿cómo que no la llamé? ¡Si lo hice justo cuando estaba corriendo a la reunión de… antes de ir a buscar los papeles con…  ¡¡Mierda, no la llamé!! ¡Hice todo, TODO, menos eso!

Mal. Miré a Jorge con cara de perrito castrado mientras torpemente metía mi mano bajo su pantalón tratando de arreglarla.

– Igual Clemente está por dormirse, mi amor… Te prometo que…

– En buena, Fran, mejor no me prometas nada, ¿ya? Voy a cancelar el restorán y el hotel… Quién sabe, en una de esas el próximo San Valentín nos resulta y terminamos por conocerlo…

Jorge se fue y como remate perfecto, Clemente me vomitó encima como diciéndome “¡toma!”.

No hay caso. Por más que trato de hacerlo todo, siempre hay algo que se me escapa. San Valentín es un pelotudo… Claro, ¡como su única pega es andar tirando flechas en pelotas! ¡Y más encima cagado de la risa por las embarradas que deja!

Si fuera San Valentina, lo primero que haría sería pegarme un viaje para que los humildes trabajadores descansaran de la presión que este maldito día significa…Eso, o ponerme a ver matinales como mi suegra y sacar ideas geniales de cómo reconquistar a un marido dolido. ¡Cuec!

Lee la Historia de la Fran desde el principio y todos los miércoles:

Recuperando el deseo…(¡y mi vida!)  1

Recuperando el deseo…(¡y mi vida!)  2

Carla Stagno Gray: Periodista y guionista. Ha trabajado en medios escritos y de televisión, donde condujo y realizó la producción periodística para programas de corte cultural y turismo. Hace dos años que se dedica principalmente a escribir guiones, destacando su trabajo en las teleseries “Los Ángeles de Estela” y “40 y Tantos”, ambas de Televisión Nacional de Chile.

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte