Fitness/Salud / Lo más reciente! / Salud/fitness /
miércoles, 10 febrero 2021

5 cosas que puedes hacer cuando comienzas a sentirte resfriado

Etiquetas: , , , , ,

Una de mis tiendas favoritas donde comprar suplementos alimenticios, barras nutricionales y productos naturales es The Vitamin Shoppe y hoy en su blog encontré el siguiente artículo que me pareció interesante y decidí compartir con ustedes:

Se cuela sutilmente: sientes la necesidad de aclararte la garganta, sufres de estornudos o no sientes que no tienes fuerzas ni para levantarte de la cama, sin importar cuántas tazas de café tomes. NOO…. lo más probable es que estés comenzando con un resfriado.

«En las etapas iniciales de un resfriado, es posible que te despiertes con un poco de picazón en la garganta, secreción nasal clara y líquida y algunos estornudos», explica Kathryn Boling, MD, proveedor de atención primaria de Mercy Personal Physicians en Lutherville. Maryland. «También puedes sentirte cansado y experimentar algo de congestión».

La buena noticia: hay algunos pasos iniciales que puede tomar para darle a tu sistema inmunológico una chance de combatir el resfriado. Aquí hay cinco cosas recomendadas por el médico que puedes hacer cuando sientas que se te está comenzando el resfrío:

  1. Busca suplementos adecuados

Desafortunadamente, no existe una cura definitiva para el resfriado común. Sin embargo, cuando te sientes mal, Boling asegura que el mejor nutriente para ayudar a tu sistema inmunológico: el zinc.

Sin embargo, Boling advierte que la suplementación con zinc puede causar náuseas leves. ¿Su solución personal? Cobre. “Tomo zinc con cobre todos los días durante la temporada de resfriados y gripe”, dice. «El cobre te ayuda a evitar las náuseas». Ella recomienda aproximadamente 50 miligramos de zinc y dos miligramos de cobre por día.

Además, Boling consume 500 miligramos de vitamina C y 1000 UI de vitamina D al día. El triple combo parece ser el ganador: «He estado enferma dos veces en cinco años», dice.

Por supuesto, siempre habla con tu médico antes de agregar nuevos suplementos a su rutina.

  1. Elimina el azúcar lo antes posible

Mientras te sientes mal, un dulce reconfortante (por ejemplo, un brownie o una galleta) puede parecer una buena idea. Pero según Stephanie Gray, fundadora de Integrative Health and Hormone Clinic, asegura que esos son los últimos tipos de alimentos que debes consumir.

“Deja de consumir azúcar de inmediato”, advierte. «Puedes inhibir tu sistema inmunológico». Un estudio publicado en el Open Journal Of Immunology encontró que los azúcares de la dieta, en particular la fructosa y la sacarosa, pueden afectar negativamente la respuesta inmunitaria del cuerpo a los patógenos virales y bacterianos.

También te podría interesar: 5 alimentos que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico de los niños

«En su lugar, busca frutas y verduras coloridas que estén cargadas de antioxidantes y micronutrientes», dice. La excepción a la regla de no consumir dulces: es la miel. «La miel es antibacteriana y antiviral», dice Boling.

  1. Toma mucha agua

Si bien siempre es importante mantenerse hidratado, beber agua continuamente es especialmente esencial si sientes que se acerca un resfriado.

“La infección con cualquier virus, sea un resfriado o no, puede hacer que algunas personas se deshidraten más rápido, así que aumenta su consumo apenas sientas los primeros síntomas”, dice Boling.

Además, «mantener la piel y las membranas mucosas tersas e hidratadas reduce la capacidad de los invasores para ingresar al cuerpo», explica Gray. «La piel seca y agrietada puede permitir la entrada».

Sin embargo, si tienes sed, ya está deshidratado. Regla empírica de Gray: Trata de consumir la mitad de tu peso corporal (en libras) en onzas de agua por día. Entonces, si pesa 150 libras, comience con 75 onzas de H2O por día.

  1. Omite los entrenamientos intensos

Un estudio publicado en Medicine and Science In Sports And Exercise encontró que el ejercicio moderado durante una infección de las vías respiratorias superiores generalmente está bien, y la mayoría de los expertos están de acuerdo. Pero si bien no hay daño en hacer algunos ejercicios sencillos de yoga en la sala de estar o subirse a una bicicleta estática para un paseo suave, es mejor evitar las sentadillas si te sientes mal, dice Gray.

«El ejercicio de alta intensidad en realidad aumentará tus niveles de cortisol, una hormona liberada durante períodos de estrés que puede limitar la capacidad de tu cuerpo para combatir infecciones», explica.

De hecho, un estudio publicado en el Journal Of Athletic Training encontró que el ejercicio de alta intensidad en realidad puede suprimir brevemente tu sistema inmunológico. Que es, por supuesto, lo último que necesitas cuando quiere que el sistema de defensa de tu cuerpo funcione a toda velocidad.

  1. Prioriza el sueño

subir de peso

Una vez que el virus del resfriado ha entrado en tu cuerpo, tu sistema de defensa trabaja horas extras para eliminar la infección. Sin embargo, para que tu organismo haga su trabajo, debes ayudarlos con un buen y largo descanso. Un estudio publicado en la revista Sleep señaló que las personas que priorizaban el sueño (más de seis horas por noche) eran mucho menos propensas a desarrollar resfriados que aquellas que escatimaban la siesta (seis horas o menos).

«El sueño es fundamental para la recuperación y la reparación», explica Gray. Ella recomienda apagar todos los dispositivos electrónicos por la noche, abstenerse de cargar el teléfono celular cerca de la cama y optar por lentes que bloqueen la luz azul cuando uses dispositivos electrónicos durante el día.

«Me doy cuenta de que una vez que me esfuerzo más por dormir mejor, mi cuerpo puede superar mejor lo que está luchando», dice.

Cuando empieces a sentirte mal, tu mente naturalmente podría asumir lo peor (ejem, COVID-19, el patógeno despiadado que ha trastornado la mayor parte de nuestras vidas).

También te podría interesar: 7 señales de que pudiste haber tenido COVID-19 sin saberlo

La parte complicada es que una infección por COVID-19 puede sentirse como un simple resfriado, dice Boling. “Puede ser difícil saber si tiene COVID-19 o un resfriado”, explica. «COVID-19 puede ser asintomático y también puede actuar como un resfriado o una alergia».

¿Tu apuesta más segura, según Boling? “Usa una mascarilla, aíslate y ten mucho cuidado”, sugiere. «Y si esos síntomas parecidos al resfriado progresan a algo más preocupante, como fiebre, deberías considerar hacerse la prueba de COVID-19».

Dicho esto, también es importante tener en cuenta que, en promedio, los adultos contraen de dos a tres resfriados por año, sean pandemias o no. Así que no entres en pánico inmediatamente.

De cualquier manera, cuando te aísles y haz tu parte para prevenir la propagación de cualquier infección, seguir los pasos descritos anteriormente puede ayudar a tu salud en general.

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte