Destacados / Lo más reciente! / Ser feliz y coaching /
viernes, 25 septiembre 2015

5 Pasos Para Descubrir tu Camino de Vida

Matt Valentine, es un estudiante de budismo zen y el dueño y autor de Buddhaimonia, cuenta que el tópico “cómo descubrir tu camino en la vida o tu ‘llamado’” es muy común entre las preguntas que le hacen las personas. Por lo que decidió describir una técnica muy útil que él utilizó hace algunos años y con la que ha logrado descubrir su propio camino de vida.

Primero aclara que debemos aprender a cambiar el foco desde la creencia de que tenemos algún tipo de “llamado innato”, algo que “naciste para hacer” al entendimiento de que nosotros somos quienes creamos la sensación de importancia y propósito en nuestras vidas.

Entonces nosotros decidimos y creamos nuestro camino por la vida y como resultado un sentido de importancia y propósito. Pero, ¿Cómo descubrimos qué vamos a hacer con nuestra vida?

Matt ofrece el siguiente ejercicio llamado “Descubre Tu Camino de Vida”:

“Descubre Tu Camino de Vida”

1. Haz una lista de tus pasiones e intereses pasados y presentes.

Yo empecé por escribir todas las cosas que alguna vez amé hacer, desde mi niñez hasta el presente, y de esa manera fui conociendo mejor cuáles son mis inclinaciones naturales. No te quedes con las habilidades básicas tipo “soy bueno para correr”. Profundiza y encuentra cosas como “las personas me han dicho que soy muy compasivo y tengo buena voluntad.” Piensa con la mente abierta, no te cierres, aquí no habrán preguntas ni respuestas erróneas.

2. Hazte Preguntas.

Yo me hice preguntas como ¿por qué crees que te gustaban tanto esas cosas? ¿Qué pienso acerca de ellas ahora? ¿Me veo a mi mismo persiguiendo algunos de estos intereses? ¿Qué cosas nuevas me parece interesante probar? ¿Por qué soy bueno para estas cosas? Mediante estas preguntas logré ir reconociendo bien cuáles de esas habilidades naturales encontradas en el punto uno podrían seguir siendo intereses presentes y si era así, les daría una nueva oportunidad.

3. ¡Sal al mundo, haz la prueba y pásalo bien!

Luego hice cada una de esas cosas de nuevo, o las probé por primera vez si eran nuevas. Las hice por algunos momentos, otras por un par de días y otras por más tiempo. A cada una les dediqué el tiempo que sentía que les daba una oportunidad justa. Luego de probarlas, te debes hacer preguntas del tipo ¿para qué haría esto? ¿realmente lo disfruto? y ¿me veo a mi mismo haciendo esto para vivir, todos los días, por el resto de mi vida? Este ejercicio es fundamental para lograr encontrar un propósito en lo que haces. Si no ves un ‘para qué’ y un ‘por siempre’, entonces probablemente esa cosa no sea a la que te deberías dedicar.

4. Registra tus descubrimientos.

Registré mis pensamientos y sentimientos acerca de cada una de estas situaciones. Haz una lista de las personas a las que has admirado a lo largo de tu vida y por qué lo hacías. Escribe todo lo que se te venga a la mente, lo bueno y lo malo.

5. Estudia tus descubrimientos y piensa en cómo conectan con otras personas.

Ya habrás descubierto que gran parte de este ejercicio es llevar ideas y sueños desde la cabeza hasta la acción, lo cuál puede ser muy divertido. Pero tener un propósito en la vida no se trata sólo de hacer algo que nos divierta, sino con cómo estamos contribuyendo a los demás. Ya sea a alguien en particular o a la sociedad. La sensación de realización está en gran parte condicionada al hecho de sentirse útil y un aporte para el mundo. Entonces una vez que hayas decidido qué te gustaría hacer (o al menos ya tengas unas pocas opciones) comienza a pensar en cómo esta actividad conecta con otras personas y cómo les beneficia de manera positiva. Lo bueno es que uno puede conectar con otros de manera positiva en casi cualquier ámbito, ¡sólo hay que pensar cómo!

Algo para tener en mente

Para lo que más me ayudó este ejercicio fue principalmente para descubrir que lo que más necesitaba en mi vida estaba justo delante de mí, pero simplemente no estaba dispuesto a verle, debido al miedo a que otros me enjuiciaran o al miedo de las consecuencias de elegir ese determinado camino.

Sea la razón que sea por la que sientes que no has encontrado el sentido de tu vida, este ejercicio te ayudará a ver los momentos en tu historia donde estabas siendo auténtico con tus pasiones y a ver en qué punto les dejaste de lado.

Sólo recuerda que estarás trayendo al presente recuerdos muy antiguos y cosas en las que potencialmente no has pensado en años, lo que puede demorar un par de semanas o meses. Por lo que no apures el proceso y disfrútalo, ya verás que es tiempo bien usado.

mujer joven

Via: Buddhaimonia

Foto 2 de: we heart it..

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte