Relaciones / Sexualidad /
lunes, 13 abril 2020

6 mitos comunes sobre el orgasmo que debes dejar de creer

Etiquetas: , ,

“Cuando confirmo mi asistencia a la fiesta, me aseguro de cerrar el negocio”, se jactaba, Samantha Jones en la serie Sex and the City sobre su capacidad de llegar al clímax cada vez que tenía relaciones sexuales. Eso está muy bien para ella, pero desafortunadamente, para el resto de los seres humanos que tenemos vagina, ésta no es siempre la realidad. Para algunas (o muchas), los orgasmos pueden ser esquivos, lo que te hace sentir desanimada con tu vida sexual y mal contigo misma. Y, considerando todos los mitos e ideas erróneas sobre el tema que flotan en el universo, puede ser fácil sentirse perdida e incluso avergonzada, preguntándote: «¿No se supone que esto funciona para todas las mujeres?» y «¿Por qué la penetración no resulta para mí?»

«Muchos de los conceptos erróneos que hay sobre los orgasmos derivan del hecho de que nunca vemos los verdaderos», dice la educadora sexual, Shan Boodram, a The Zoe Report. “Básicamente, vemos [en los medios] un  solo estilo de sexo. Además la pornografía, en general, es una industria multimillonaria con un público, principalmente, masculino. Eso está cambiando, pero debido a esto, una gran cantidad de contenido está dirigido a la mirada masculina, sus fantasías y deseos sexuales. Como no vemos otras formas de sexo más real, muchas personas creen, erróneamente, que la pornografía es un tutorial para el sexo».

En un esfuerzo por ayudarte a comprender algunos mitos que pueden haberse arraigado en tu cerebro, aquí te explicamos los seis errores más comunes:

Mito # 1: un método sirve para todos (a)

“Algunas de las ideas erróneas más comunes que rodean el orgasmo para las mujeres, es que existe un enfoque único para todas, lo que significa que las cosas que ves en películas o en pornografía, específicamente, relativo a la penetración son lo que funciona para la mayoría de personas», dice Boodram. «Y para quienes no funciona, la sensación es anormal”. Hay que entender, que a pesar de que puedes aprender alguna cosas mirando pornografía, ésta es, completamente, fabricada.

La especialista recomienda eliminar cualquier medio o forma de educación, que muestre la vida íntima como perfecta e irreal, con algo con lo que te puedas sentir identificada. “Películas o relatos que cuenten historias similares a la tuya. Tratar el tema como algo normal es muy importante», dice Boodram.

Mito #2 Todas deberían poder llegar al orgasmo sólo con la penetración.

Pongamos fin a esta tonterías. Se estima que el 75 por ciento de las mujeres no puede tener orgasmo sólo con penetración vaginal. Y esto no tiene nada que ver con lo bueno de la experiencia sexual. “Se trata de la distancia entre la apertura vaginal y el clítoris”, dice Amanda Luterman, una psicoterapeuta especializada en sexualidad, a la revista Allure. “Cuanto más cerca esté tu clítoris de tu vagina, más probable es que la penetración te haga venir. Si necesitas frotar tu clítoris o usar un vibrador durante la intimidad con tu pareja, no hay nada malo en ti ni en él. Es sólo anatomía”, asegura.

Mito #3: todas las mujeres pueden alcanzar el orgasmo a través del sexo oral.

«Este es un mito, relativamente, nuevo», dice Boodram. «Hay personas, que conozco, que no pueden alcanzar el orgasmo de esta manera. La estimulación del clítoris con la lengua es, a veces, demasiado sensible, por lo que muchas se la han pasado peleando con sus parejas para hacerlos entender esto. No es que no les guste o que se avergüencen de sus cuerpos, simplemente,  no funciona para ellas”.

Un método clave para descubrir tus preferencias es tomar el asunto en tus propias manos. «Un consejo obvio es comenzar con la masturbación», dice Boodram. «Encontrar lo que funciona para ti es realmente importante”. Tocarte y explorar tu cuerpo es, sin duda, la mejor manera de aprender qué tipo de estimulación es efectiva para ti. «Cuantos más orgasmos tengas, mejor sabrás cómo llegar allí, más los querrás y más te entenderás a ti misma», dice el Dr. Richmond a la Revista Allure. Y éste es, precisamente, el aprendizaje debes compartir con tu pareja.

Mito #4: todos los cuerpos responden a la estimulación

«Creo que, en general, el error más grande que existe es que todas las mujeres deben responder a la estimulación de la misma manera», dice Boodram. La experta continúa explicando que una buena regla general para revertir éste y todos los conceptos erróneos es ser un buen oyente. «Cuando otras personas están hablando sobre su placer, en lugar de compararte o tratar de dar consejos, simplemente escucha», dice ella. «Hay muchas partes del cuerpo sobre las que no tenemos control. Cuando se trata de placer, hay cierto control al elegir el tipo de estimulación, pero no puedes elegir la respuesta. Si eliminamos la presión que ponemos sobre nosotras mismas y sobre cómo nuestros cuerpos deben responder, esto será de gran ayuda”.

Mito #5: Vale la pena fingir orgasmos para que tu pareja se sienta bien.

Por favor, no finjas los orgasmos. Cada vez que un hombre te diga: «Mi ex solía venir todo el tiempo con esto» – «esto» siendo sexo sólo con penetración y sin estimulación del clítoris – puedes decirle que, probablemente, ella estaba mintiendo. Así que dejemos de simular. Luterman dice que les enseña a las parejas que esto es una forma de mentir. “Estás descuidando tu propia satisfacción sexual cuando finges, además de engañar a tu pareja sobre su papel en esa satisfacción”. (Piensa en lo dolidos que se sentirán si, eventualmente, lo descubren).

Mito #6: El sexo termina cuando tu pareja llega al orgasmo

NO! El sexo termina cuando todas las partes están satisfechas y ya no quieren seguir. Si tu pareja ya ha alcanzado el clímax, él debería frotar tu clítoris o hacerte sexo oral hasta que llegues el orgamo. ¿Adivina qué? Tu placer importa tanto como el suyo.

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte