Lo más reciente! / Salud/fitness /
lunes, 19 abril 2021

7 errores comunes que cometemos al hidratar nuestra piel

Etiquetas: , , ,

La hidratación correcta de tu rostro es tan importante como una buena limpieza o el uso diario de protector solar. Es esencial darle un buen cuidado a este, ya que al ser la primera capa de la piel, la protege de irritaciones e inflamación, y mantiene hidratadas las capas posteriores.

Adicionalmente a una buena hidratación, utilizar productos que contengan ácidos grasos y ceramidas, garantiza un buen funcionamiento y una piel feliz y radiante, debido a que son componentes propios de este órgano.

También te podría interesar: Así es como debes exfoliar tu rostro y tu cuerpo

¿Te has preguntado si tu forma de hidratar tu piel es la correcta? Lo más importante es escoger un buen producto y aplicarlo correctamente. Para ayudarte en tu rutina, te presentamos 7 errores que cometes en tu proceso de hidratación para que no los vuelvas a cometer:

#1 No probar el producto antes de comprarlo:

Al igual que con cualquier otro producto de belleza, sean cosméticos o no, lo ideal es probarlo en la piel antes de adquirirlo. Es importante saber si nos gusta lo que vamos a comprar, su textura, su olor, si nos irrita o no obstruye poros, etc. Es transcendental también revisar el listado de ingredientes, más aún aquellas personas con piel sensible.

Para ello, aplica una pequeña cantidad del producto en la parte interna del brazo (cuya piel es más sensible) y espera un par de días para verificar que no existe reacción alérgica o irritación. Por otra parte, para saber si lo que tienes planeado comprar no obstruye tus poros, basta con aplicar un poco en la línea de la barbilla y esperar unos días para ver si aparece alguna imperfección o granitos.

#2 No usar un hidratante adecuado para el tipo de piel:

Muchas veces nos dejamos llevar por recomendaciones de productos maravillosos, pero no tenemos los mismos resultados. Cada piel es completamente diferente a la otra y también existe una extensa gama de productos para cada una. Por esto es necesario elegir bien los productos que más se adecúen a nuestro tipo de epidermis, la clave es saber cuáles ingredientes nos ayudan a hidratar sin afectarnos.

#3 Usar el producto con la piel limpia y ligeramente húmeda:

cuidados de la piel

Tal como lo dice la mayoría de los envases, estas son las condiciones en las que debe estar la piel al momento de aplicar el hidratante. Esto porque la piel absorbe algunos productos de mejor manera si aún está húmeda. No es un pecado esperar un par de horas después de lavar tu cara para aplicarte el hidratante, pero si es probable que no obtengas los beneficios deseados, pues estropea la piel y los efectos del producto.

 #4 Reemplazar el hidratante por los aceites:

Los aceites son muy efectivos a la hora de hidratar la piel rápidamente, sin embargo, solo lo hacen de forma superficial. En cambio, los hidratantes tienen moléculas que atraen el agua hacia la piel para que se mantenga saludable. No es necesario sacar los aceites de nuestra rutina diaria, solo es más efectivo usarlos después del hidratante. En caso de tener piel grasa, es importante saber que éstos pueden obstruir los poros, por lo que es importante hacer la prueba antes de usarlos.

Este médico te muestra por qué no debes usar toallitas para maquillaje

#5 No respetar el orden correcto:

Es importante que al aplicar las diferentes capas de productos faciales se respete una estructura diaria para hacerlo: del producto más liviano al más grueso. Esto beneficiará a tu piel e impedirá que los productos más pesados impidan a los otros penetrar la capa externa. Sin embargo, si se estás usando un producto médico, es mejor consultar el orden con el dermatólogo a cargo.

#6 No utilizar protector solar:

Es importante el uso a diario de protector solar, incluso en climas con baja exposición directa al sol, debido a que de igual forma la radiación se acumula a lo largo de la vida aumentando las probabilidades de desarrollar arrugas prematuras o cáncer. Es considerada la primera línea de defensa para tu piel, por lo que es importante y NECESARIO aplicarlo todas las mañanas.

#7 Utilizar el mismo hidratante por la noche:

Nuevamente, no es pecado utilizar el hidratante de día por las noches, es mejor esto a nada. Dicho esto, existen productos nocturnos que pueden ser más intensivos y eficaces a la hora de cuidar la piel por la noche. A estas horas la piel se encuentra en un estado de reparación y reconstrucción, y existen muchos productos que se focalizan precisamente en estos ámbitos. Ellos poseen ingredientes que ayudan a calmar y reparar la piel, por lo que son más nutritivos e hidratan aún más.

Fuente:self.com

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte