Lo más reciente! / Ser feliz y coaching /
miércoles, 16 septiembre 2020

7 formas de encontrar la felicidad según Lao Tsé (Taoísmo)

Etiquetas: , , ,

Lao Tsé, también conocido como Lao Tzu o Laozi fue un antiguo filósofo chino autor del libro «Tao Te Ching (o Dào Dé Jing)», base de la religión taoista. Este personaje es una figura muy inspiradora gracias a sus enseñanzas acerca de la vida y la espiritualidad.

Aquí están sus 10 mejores lecciones sobre cómo encontrar la felicidad en tu vida:

1.-“Dominar a otros es ser fuerte. Dominarse a uno mismo es ser poderoso”. Lao Tsé

Cualquier idiota puede gobernar a otros, pero se necesita valor y poder mental para dirigirse a uno mismo.

2.-“Sencillez, paciencia y compasión. Estos tres son tus mayores tesoros”. Lao Tsé

La vida nunca es compleja, es tan simple como debería ser. Somos nosotros los que nos complicamos haciendo cambios innecesarios que no hacen otra cosa que enredar más aún lo que nosotros ya venimos obstaculizando -con nuestra forma de ver las cosas.

Lao Tse enseñó que, si somos simples, tanto en nuestros pensamientos como en nuestras acciones, regresamos a la fuente de nuestro ser.  Cuando somos pacientes con los demás, mantenemos las cosas en armonía. Esto es esencial para vivir una vida pacífica y significativa. Si somos compasivos con nosotros mismos, nos abrimos a los demás y compartimos la misma compasión.

3.-“Un buen viajero no tiene planes fijos ni su intención es llegar”. Lao Tsé

¿Se puede planear la vida? NO, de ninguna manera o forma. Es imposible organizar algo que es impredecible, que no se puede ver ni conocer. El futuro es incierto, ni siquiera existe todavía. Así que ¿por qué pensar en algo que no sabemos?

Vivir el presente, el ahora, este día es lo mejor que puedes hacer para ser feliz. Pensar en cosas que no controlas, como el futuro, solo hará que estés ansioso y frustrado. Disfruta de lo único de lo que puedes estar seguro: este minuto

4.-“En el centro de tu ser tienes la respuesta. Sabes quién eres y sabes qué quieres”. Lao Tsé

Cuando la vida nos parece demasiado dura es porque hemos dejado de escuchar a nuestro corazón y hemos corrido cientos de kilómetros alejándonos de él. Vivimos en una fantasía donde todo es imaginario -lo crea nuestra mente y su percepción-, donde la realidad parece ser algo doloroso para nosotros y a veces nos cuesta seguir adelante.

Cómo aprender a meditar

Nadie dijo que la vida iba a ser fácil, y sus -duras- lecciones se resuelven empezando a escuchar lo que tu corazón y alma tienen que decirte.

5.-“Un hombre con coraje exterior se atreve a morir. Un hombre con coraje interior se atreve a vivir”. Lao Tsé

La vida nunca ha sido fácil. Es una prueba a nuestra voluntad, es la fuente de la que nos nutrimos para hacer frente a las incertidumbres. Es fácil rendirse, pero quienes sobreviven a esta batalla son aquellos que han creado su lugar en este caótico mundo. Ellos son quienes han escuchado su silencio, se conocen y saben el para qué de su existencia. Han encontrado un sentido con el que vestir sus días mientras caminan por el sendero de su propia felicidad.

6.-“Actúa sin esperar nada”. Lao Tsé

Si quieres ser feliz, da más y espera menos. No actúes porque quieres algo a cambio.

Los halagos y agradecimientos aparecen automáticamente, no tienes que salir a buscarlos. Si hay alguien tiene que estar orgulloso de ti, eres tú mismo. Así es que deja de actuar según lo que piensas que los demás esperan de ti, hazlo como a ti te haga sentir bien.

7.-“Responde inteligentemente incluso al tratamiento poco inteligente”. Lao Tsé

¿De dónde vienen la mayoría de conflictos? Provienen de discusiones donde perdemos la paciencia y decimos cosas ilógicas que sabemos no tienen sentido, pero seguimos defendiéndolas hasta que perdemos nuestro prestigio.

Vivir en el momento presente, siendo conscientes que no podemos controlar lo que hace o dice la otra persona, pero sí la forma en que nos afecta, es una buena manera de impedir que nadie perturbe tu paz interior.

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte