Fitness/Salud / Lo más reciente! /
miércoles, 13 mayo 2020

7 hábitos para una carrera exitosa, según expertas

Etiquetas: ,

Las mujeres exitosas saben que ser proactiva es clave cuando se trata de avanzar en una empresa o industria. Siempre es importante mantenerse en la cima del juego, ya sea que estás buscando un aumento o promoción o estés feliz donde estás. Además, debes mantener el impulso inicial y adoptar algunos hábitos positivos relacionados con el trabajo, de lo contrario, puedes caer en una rutina a la mitad de tu carrera.

Resulta que el camino hacia el éxito está pavimentado por las cosas que haces todos los días, y no sólo cuando surge una oportunidad. (En otras palabras, no es una opción.) Los supervisores y colegas toman nota de tu ambición, además una buena actitud es esencial, sin importar el papel que desempeñes. Y para aquellas mujeres que tienen sus propios negocios, es igual de importante (si no más) mantener el ritmo cuando se trata de progresar. Después de todo, no hay nadie que te haga responsable de tus actos, excepto tú misma.

Está de más decir que «tomar la iniciativa» como  descripción de tu forma de trabajar es esencial para construir una carrera exitosa. A continuación, una entrenadora profesional y dos CEOs dan sus consejos para mantenerte en el camino al éxito. Continuar con tu educación, anticiparte a los problemas (y encontrar soluciones), buscar mentores hasta ampliar tu red, son algunas de las lecciones prácticos que aquí te dejamos.

Siempre da tu todo

Es fácil establecer tu ritmo en «piloto automático» después de haber estado en una posición por un tiempo. Pero si estás buscando avanzar en tu carrera, especialmente dentro de una empresa, debes ir más allá de simplemente cumplir con las expectativas.

Rebecca Fraser-Thill, entrenadora profesional e instructora de psicología en Bates College, comparte este ejemplo: «El profesor de Georgetown, Cal Newport, cree en la importancia de ser tan bueno que no puedan ignorarte. Para hacer esto», dice, «debes desarrollar activamente tus habilidades, usar eficiente el tiempo y buscar oportunidades para ir más allá de la descripción de tu trabajo. En otras palabras, para ser notable en tu trabajo, debes ser precisa y comprometida con la programación de tu día de trabajo y la elección de las tareas», concluye.

Cheryl Kaplan, cofundadora y presidenta de M.Gemi, una compañía de zapatos de lujo, está de acuerdo. «Sea lo que sea que estés haciendo, participa. Da el 110 por ciento en todo momento, concéntrate y aprovecha al máximo cada minuto. No esperes que otros te busquen: sé la dueña de tu propio destino».

Continúa desarrollando tus habilidades

Fraser-Thill dice que es imperativo seguir desarrollando las habilidades y estar al tanto de las noticias de la industria. «Mantente al día con las tendencias y las últimas ideas/enfoques innovadoras en tu trabajo. Las formas de hacerlo incluyen leer publicaciones adecuadas, escuchar podcasts mientras viajas, asistir a conferencias y talleres, tomar clases universitarias en línea o en persona, ya sea por crédito o simplemente por interés, y regularmente preguntar a tus compañeros de trabajo sobre los cambios que están notando y cómo han aprendido sobre nuevas ideas dentro de tu área”.

¿Tienes tu ojo puesto en una posición específica? La entrenadora de carrera agrega que debes convertirte en una candidata calificada. «Asegúrate de que tus credenciales sean óptimas para la promoción», aconseja. «Si bien los títulos, certificados y otras credenciales profesionales no siempre son necesarios para progresar, ciertamente no te jugarán en su contra. Por ejemplo, si la mayoría de las personas que ostentan los roles al que aspiras tienen un MBA, no hay duda de que deberías pensar seriamente en estudiar uno tú».

Siempre busca crecer

Una de las mejores maneras de evitar perder impulso es buscar continuamente formas de mejorar. «Cuando busco a un empleado con potencial», la presidente de M. Gemi dice: «Busco a alguien que tenga hambre de aprender y crecer… alguien que pueda ver las cosas de principio a fin y pueda hacer lo que sea necesario para conseguir el trabajo».

Polly Rodríguez, cofundadora y directora ejecutiva de Unbound, una compañía de bienestar sexual, recuerda el voluntariado en la consultora donde trabajó anteriormente. «Haz tu tarea y propón formas específicas en las que puedas ayudar», dice ella. «Enviar un correo electrónico a alguien con ‘¿Cómo puedo ayudar?’ en realidad sólo les está dando más trabajo; ellos tienen que entender lo que quieres decir con eso. Esto a menudo implicó quedarme hasta tarde y trabajar los fines de semana para hacer todo, además de mis responsabilidades cotidianas, pero los gerentes y socios principales se dieron cuenta y me ayudaron a participar de los proyectos que encontré más interesantes”.

Encuentra mentores

Para eso, Rodríguez sugiere encontrar mentores en tu empresa. Ellos no sólo pueden darte consejos y un ejemplo al que aspirar, una vez que construyes una relación, pueden ser tu punto de contacto para que te otorguen nuevos proyectos. «En el pasado, trabajé duro identificando los mentores que me parecían más respetables y luego les ofrecí apoyo en lo que fuera que estuvieran trabajando en ese momento», recuerda la fundadora de Unbound. «Esto a menudo significaba acercarme a alguien que era más de 10 años mayor que yo y ofrecerle ayuda para escribir un documento técnico o armar una presentación para los nuevos negocios que intentaba ganar».

Fraser-Thill también comenta sobre la importancia de obtener orientación de un colega experimentado. «Trabaja con un entrenador o mentor que pueda ayudarte a establecer objetivos concretos para tu desarrollo profesional y responsabilízate de cumplirlos. Solicitar la ayuda de otra persona te enfoca en el esfuerzo. Si estás pagando por la ayuda de un entrenador, te sentirás más en deuda contigo misma por hacer algo con esa inversión, lo que inevitablemente resultará en una oleada de actividades enfocadas e intencionales que te harán sobresalir en tu trabajo”.

Anticipa los problemas e implementa soluciones

Ahora, como directora ejecutiva, a Rodríguez le encanta cuando un empleado tiene la previsión de comenzar a implementar soluciones a problemas actuales o potenciales. «Aprecio profundamente a los que están dispuestos a anticiparse», explica. «Cualquiera puede identificar un problema, pero son aquellos que acuden a mí [y dicen], ‘identifiqué este problema, y ​​aquí están las tres cosas que creo que deberíamos hacer para aliviarlo. Ya comencé en el paso uno, pero avísame si crees que debería hacer parar’ … «

Ella continúa: «Uno de los mejores consejos que recibí fue que ‘es mejor pedir perdón que permiso’. Creo que en el contexto de la resolución de problemas, es un gran consejo”.

Crea una red

No, las redes sociales no son sólo para hacer conexiones cuando estás buscando trabajo; de hecho, forjar relaciones con tus colegas puede ayudarte a mejorar tu desempeño laboral y crecer dentro de la empresa. «Si bien ‘establecer contactos’ puede parecer una mala palabra, mantener vivas las relaciones es fundamental para el éxito«, señala Fraser-Thill. «[Ésto es] no sólo en el sentido transaccional de estar preparado para ofertas de trabajo y promociones, sino es aún más importante mantener fuertes conexiones interpersonales para sentirte realizada y comprometida con el trabajo y la vida».

¿Y la mejor manera de mantenerte en contacto? «[Revisa las relaciones] cada cierto tiempo, dependiendo de la relación, al menos por correo electrónico, pero aún mejor durante el almuerzo o el café», recomienda. «Conéctate con algo más que sólo el trabajo, y estarás construyendo conexiones duraderas que beneficiarán tu bienestar y tu vida laboral».

Valora a tus líderes

«La gestión de personas ha cambiado totalmente mi perspectiva sobre las relaciones profesionales de trabajo», admite Rodríguez. «Cuando era analista, asumí que mis superiores lo tenían todo resuelto, y no podía entender por qué estaban tan estresados ​​todo el tiempo. Ahora que administro un equipo de personas, me di cuenta de que a medida que asciendes y te vuelves responsable de más personas, el estrés aumenta infinitamente. No solamente tienes que rendir, sino que, además, eres responsable del rendimiento y el bienestar de otros. Hubo tantos problemas y temas que yo desconocía…Creo que operar sobre la idea de que nunca se tiene la imagen completa es una mentalidad útil”.

Con eso en mente, Fraser-Thill agrega que impresionarás no sólo respetando a tus superiores, sino también apreciándolos. «Los líderes valoran a las personas que los valoran», señala. «Los empleados que se toman el tiempo para pedir consejos relacionados con el trabajo, los usan y luego vuelven para compartir esas historias exitosas basadas en el uso de ese consejo, se hacen notar. Las relaciones de mentores orgánicas y sólidas se construyen de esta manera y si tienes a un mentor en tu lado tienes un valor incalculable para obtener oportunidades en su camino”.

Texto: The Zoe Report
Traducción: Mujer y Punto

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte