Fitness/Salud / Lo más reciente! / Salud/fitness /
lunes, 14 septiembre 2020

8 consejos para usar los baños públicos y no contagiarse con virus ni bacterias

Etiquetas: , , ,

Es posible que, en la actualidad, no pases tanto tiempo en lugares públicos como antes de la pandemia, pero a veces es necesario usar un baño público. Entonces, ¿Qué puedes hacer para evitar virus y bacterias dañinas cuando tienes que ir? Si bien COVID-19 es probablemente la primera amenaza que me viene a la mente, aunque siempre hay otras. Son muchos los bichos desagradables acechando en el aire o en las superficies, listos para entrar en tu cuerpo a través de los ojos, la nariz y la boca y enfermarte.

“Un baño público es una placa de Petri”, le dijo a la revista Health Carol A. Winner, fundadora del movimiento de distanciamiento personal Give Space en 2017. «Teniendo en cuenta la cantidad de superficies de acero, picaportes y manijas de inodoros, es importante tener cuidado». Según la Clínica Mayo, las partículas virales del resfriado y la gripe pueden vivir en superficies duras durante varias horas. Aún falta mucha información sobre el coronavirus, pero los Centros para el Control de Enfermedades de EE. UU.(CDC) dicen que «el virus puede sobrevivir por un período corto en algunas superficies».

Luego está el inodoro en sí. Simplemente tirar la cadena puede expulsar hasta un metro, sobre el asiento, el 60 por ciento de los aerosoles producidos (partículas sólidas finas o góticas de líquido formadas a partir del contenido del recipiente, tanto por ti como por las personas que lo usaron antes) informó un estudio de junio en la revista Physics of Fluids. Este fenómeno se conoce como «penacho de inodoro» o «turbulencia de inodoro», y lo podríamos categorizar como una de las «cosas que preocupan a la persona promedio ahora y que no solían hacer (antes del coronavirus)».

Cuando se trata de la seguridad en los baños, es importante notar la diferencia entre un virus y una bacteria. Una bacteria es un microorganismo que puede vivir por sí solo durante períodos más prolongados. Un ejemplo que se encuentra en los inodoros es la E. coli, que puede estar presente en las heces y si se ingiere accidentalmente causa diarrea, vómitos y otras molestias gastrointestinales potencialmente graves.

Un virus, por otro lado, «requiere un anfitrión, que eres tú», dice Winner. La combinación de bacterias y el coronavirus podría crear un doble problema.»Las primeras pueden causar estragos en nuestro intestino, entre otras cosas, y por supuesto, cuando no estamos sanos y tenemos que luchar contra otras enfermedades, somos más vulnerables a la infección secundaria», explica la especialista.»El coronavirus es bastante virulento, por lo que se debe tener especial cuidado en los lugares públicos».

No tienes ningún control sobre lo que hacen otras personas en un baño público o qué tan bien (y con qué frecuencia) se limpian. Pero hay muchos pasos a seguir para evitar entrar en contacto con gérmenes infecciosos, como estos ocho que enumeramos a continuación.

1.-Practica el distanciamiento social en el baño.
Lo has escuchado un trillón de veces, pero el consejo también se aplica a los baños públicos: mantente a seis pies (2 metros) de distancia de otras personas y, si no puedes, usa una mascarilla o cúbrete la boca con un pañuelo. Si el baño no es tan grande, con solo unos pocos cubículos, asegúrate de ser la única persona que lo usa en ese momento.

2.-Cúbrete las manos para no tocar las superficies directamente
Usar un baño público requiere tocar muchas superficies potencialmente contaminadas con gérmenes, desde las manijas, los grifos, las puertas de los cubículos hasta los dispensadores de papel higiénico. Para evitar contagiarse con bacterias y partículas virales, cubre tus manos con toallitas o pañuelos de papel al momento de agarrar estas cosas, de manera que no toques las superficies directamente. (Llévalas en tu cartera, para que estés preparada incluso si el baño no tiene su propio dispensador).

3.-Entra y sal lo más rápido posible

Cuanto más tiempo permanezcas en el baño, mayores serán tus probabilidades de encontrar partículas virales o bacterias, dijo a Health Anne Rimoin, profesora de epidemiología en UCLA. Eso no significa simplemente hacer lo que “necesitas” a toda prisa y olvidarte del lavado y de secar tus manos; estos son muy importantes cuando se trata salir libre de gérmenes (más sobre esto más adelante). Pero es una advertencia para no quedarte ahí mientras tus amigas están usando el baño. Es mejor olvidarse de rehacer tu maquillaje o arreglarte el cabello cuando realmente no tienes necesidad de hacerlo.

4.-Usa la mascarilla en el baño

¿Recuerdas el estudio mencionado anteriormente, y cómo las partículas del inodoro pueden rociar hasta un metro sobre la taza después de tirar la cadena? Para evitar esto, mantén tu máscara puesta cuando vayas. Además, aleja tu cara del inodoro después de presionar la manilla, aconseja Winner. Luego sal del cubículo lo antes posible, cerrando la puerta detrás de ti.

Una vez que te hayas puesto la máscara, déjala en paz. “Asegúrate de no manosear tu mascarilla después de tocar cualquier cosa dentro del baño, desde las manijas de las puertas o de los cubículos hasta los grifos o dispensadores de jabón”, dice Rimoin. Si lo haces, puedes transferir gérmenes fácilmente de tu mano al protector, el que pones cerca de tus ojos, nariz y boca, los puntos de entrada del coronavirus, así como del resfriado, la gripe y otras infecciones. Cuando salgas del baño, puedes quitarte el antifaz y desecharlo o llevártelo a casa.

5.-Lávate bien las manos

No hace falta decir que lavarse las manos es lo primero que debes hacer después de usar un baño público. He aquí un recordatorio por qué: Lavarse con jabón y agua tibia durante al menos 20 segundos es la forma más eficaz de eliminar las partículas virales y las bacterias. Puedes usar desinfectante, aunque no es tan eficaz, pero es definitivamente mejor que no limpiarse en absoluto.

Desafortunadamente, muchas personas se saltan este importante paso; Una investigación reciente encontró que solo el 65 por ciento de las mujeres y el 31 por ciento de los hombres se lavan las manos después de usar el baño. «No seas ese individuo nunca, y especialmente durante una pandemia, ya que puedes causar daño a los demás, contaminando los entornos que te rodean», advierte Winner.

6.-Seca tus manos con una toalla de papel.

Cuando hayas terminado de lavarte las manos, sécalas con una toalla desechable o un pañuelo de papel, en lugar de un secador de aire, dice Winner. “La investigación nos dice que las partículas virales y las bacterias pueden volar hasta 15 pies en el aire” desde uno de estos secadores de aire, según Winner, citando un estudio de 2015 publicado en el Journal of Applied Microbiology.

Sécalas inmediatamente después de terminar de lavarte. «Los gérmenes se pueden transferir más fácilmente hacia y desde las manos mojadas», afirma el CDC. Si no tienes toallas de papel ni pañuelos, usa la secadora en lugar de salir del baño con las manos húmedas

7.-No te deshagas de esa toalla de papel demasiado pronto
Una vez que te hayas secado las manos con una toalla de papel, no la arrojes a la papelera todavía. En su lugar, utilízala para abrir la manija de la puerta, que a menudo es una superficie de acero potencialmente cubierta de gérmenes, para que puedas salir del baño y continuar con tu día, sugiere Winner. «Deséchala en otro lado», agrega.

8.-Mantente alejada de tu teléfono celular

Sabemos que es difícil resistir la tentación, pero tu teléfono es un imán de gérmenes en sí mismo, y tocarlo mientras usas un baño público aumenta el riesgo de transferir gérmenes a este… y de ahí estos pueden entrar fácilmente a tu boca o nariz y enfermarte. “Cualquier cosa que toques puede contaminar la pantalla de tu aparato, y sabes que vas a estar usándolo el resto del día”, dice Rimoin. Puedes prescindir de él durante unos minutos, así que déjalo en tu bolso hasta que pueda asirlo con las manos limpias.

Artículo original: Health.com
T
raducido por Mujer y Punto

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte