Lo más reciente! / Sexualidad /
jueves, 19 abril 2018

8 cosas que nadie te dice sobre tener sexo cuando estás embarazada

Etiquetas: ,

El sexo durante el embarazo es una de esas cosas de las que mucha gente se preocupa. Pero para tu información, hacerlo es seguro.

Aquí hay 9 cosas que comentan algunas mujeres y que nadie dice acerca del sexo en el embarazo que realmente necesitas saber:

1. Tu vagina puede estornudar. A algunas mujeres les ha pasado que su vagina comenzó a ‘estornudar’ cuando alcanzaron un orgasmo. Declarando que esto depositó un gran tapón de moco sobre su pareja.

2. Los orgasmos pueden no solo dejarte con una sensación confusa. El sexo en las etapas posteriores trajo las contracciones más dolorosas que duraron tres días, y terminaron conmigo en el hospital siendo examinada para asegurarme de que no estaba en trabajo de parto prematuro.

3. El control de la vejiga no será lo que era. Dejé empapada su cara cuando llegué al clímax después de un oral. No fue que gotee, me orine totalmente. Pobre hombre, pero estaba totalmente fuera de mi control y no pude evitarlo.

4. Puede que tu líbido aumente. Definitivamente me sentí más excitada en mi segundo trimestre, y descubrí que si no tenía relaciones sexuales todos los días, tenía que resolverlo.

5. Tus sueños pueden ser mucho más entretenidos. Mis sueños de embarazo eran muy ardientes, tuve muchos orgasmos en sueños.

6. El sexo se volverá más ruidoso. A las 35 semanas de embarazo, hacerlo a lo perrito introdujo mucho aire… luego hubieron muchos pedos, hilaridad y risas.

7. Prepárate para las distracciones no deseadas. Cuando alcanzas el orgasmo hay algo muy desagradable y, de repente, tu no nacido se ofende y comienza a patear.

8. Espera lo inesperado. No es inusual descubrir que tus pezones están derramando leche a mitad de la acción.

Fuente: Cosmopolitan Uk

¡Te invitamos a visitar nuestro canal de Youtube!

No olvides seguirnos en nuestras redes sociales Instagram y Facebook 

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte