Lo más reciente! / Sexualidad /
jueves, 1 febrero 2018

8 Cosas sexuales que no importan una vez que te casas

Etiquetas: ,

De seguro has escuchado muchas veces que el sexo cambia cuando te casas, y es cierto, pero el cambio puede ser algo bueno. Por eso quisimos compartirte algunas cosas que dejan de importar en el sexo una vez que te casas.

1. No importa si no tienes el mejor sexo una noche o incluso un par de noches.

Hiciste este pacto para permanecer juntos para siempre. Tendrás mucho sexo el uno con el otro a lo largo del matrimonio. Afortunadamente, la presión para impresionar no es tan grande como cuando salías casualmente. Eso no significa que las parejas casadas se dan por vencidas. Pero viven juntos, así que no tienes que esperar hasta el próximo fin de semana para volver a intentarlo.

2. No necesitan hacerse sexo oral cada vez. 

El buen sexo significa que ambos se diviertan, pero el matrimonio viene con el conocimiento implícito de que su cónyuge tenga cubiertas sus necesidades. Si no los critica esta vez, es probable que lo haga la próxima vez. Y no es algo malo, al contrario, puedes aprender para hacerlo mucho mejor en el próximo encuentro.

 

3. Cuántas veces lo has tenido en una semana.

Esto variará, sin importar cuán alto sea su impulso sexual. Los días se llenan, o te cansas o te enfermas. En general, hay menos presión para sentir que ‘X’ fecha «deberían» terminar teniendo sexo. Siempre y cuando no haya disminuido a un número que lo haga sentir distante el uno del otro, su «cuota» semanal comienza a importar mucho menos.

 

. Ser creativos en cuanto al sexo se vuelve más sencillo.

Están casados ​​ahora. Ahora saben todas las cosas raras del otro y se entienden. Así que si decides que de repente quieres probar algo totalmente nuevo en la cama, tu pareja probablemente sea solidaria y de mente abierta para al menos hablarlo, lo que no siempre pasa cuando no estás casado.

5. Hacer una previa

Ya no hay mucho tiempo para esto. Los juegos previos aún son cruciales, pero probablemente no te vayas a distinguir por el simple hecho de besarte tan seguido como solías hacerlo. Lo que hace que los momentos en que lo haces sean mucho más divertidos.

 

 

6. Desnudez. 

No es que ver a tu pareja desnuda deja de ser emocionante en las circunstancias correctas.

Es solo que después del matrimonio y la convivencia, la desnudez en sí misma se vuelve mucho más común. Al comienzo de la relación, probablemente casi viste a tu pareja desnuda porque te estabas preparando para tener sexo. Pero ahora, ves a tu pareja desnuda mientras se apresuran a bañarse porque llegan tarde al cumpleaños de un amigo. Se están pasando papel higiénico mientras están en el baño con intoxicación alimentaria. Estás alumbrando la linterna de tu teléfono en su agujero trasero para ver si tiene hemorroides, etc.

7. Después del sexo ya no siempre estarán mucho tiempo para caricias o conversaciones.

Las caricias son agradables. Pero a veces, inmediatamente después del sexo, recuerdas que tienes que ir a sacar la basura y hacer otras ocho tareas antes de ir a la cama. La mayoría de estas caricias terminan siendo transferidas a las series de Netflix que compartan, así que no te desesperes.

8. Buscando lucir mejor para el sexo. 

A veces solo se desean el uno al otro, y es cuando probablemente estás en tu día de lavandería, sudado y descuidado. La cuestión es que no tendrás una cita en algún sitio fuera de casa, así que no te tienes que preocupar por cómo te ves antes de que te encuentres con tu pareja. Honestamente, esto es un gran alivio. Eso sí, esta situación no tiene que ser siempre, es importante brindarle lo mejor a tu pareja, incluso si se trata de como tienes tu cabello, o tu aliento.

 

¡Te invitamos a visitar nuestro canal de Youtube!

No olvides seguirnos en nuestras redes sociales Instagram y Facebook 

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte