Sexualidad /
miércoles, 10 junio 2020

8 hábitos alimenticios que no le están haciendo ningún favor a tu vida sexual

Etiquetas: , , , ,

Si bien ciertas comidas pueden darle un impulso a tu libido, hay otros alimentos y hábitos alimenticios que pueden afectar negativamente tu vida sexual. Mantente alejada de los siguientes comportamientos, a menos que de verdad quieras disminuir tu impulso sexual. (que no lo creo)

Previa con alcohol

«Aunque una bebida o dos pueden hacer que te sientas más desinhibida, el alcohol en realidad es bastante negativo para el rendimiento sexual», dice Irwin Goldstein, presidente y director del Instituto de Medicina Sexual y director de medicina sexual en el Hospital Alvarado de San Diego. El licor, la cerveza y el vino disminuyen la excitación y el orgasmo, y dificultan que los músculos de tu cuerpo se relajen por completo (lo cual es necesario para el máximo placer). Así es que ignora cualquier borroso recuerdo de sexo fenomenal que tuviste estando bajo la influencia. «Puedes tener la percepción de haber tenido una gran experiencia sexual después de beber alcohol, pero la realidad es que probablemente no haya sido así», dice Goldstein.

Decir «sí» a la soya

La soya es controvertida, y aunque todavía no hay pruebas suficientes para decir definitivamente que obstaculiza el rendimiento sexual, esto no se ve bien. Un estudio publicado en el European Journal of Clinical Nutrition encontró que los hombres que consumieron 120 miligramos de soya por día vieron una reducción en la testosterona, la hormona sexual masculina que influye en el deseo. Otro informe de Human Reproduction mostró que consumir este producto puede reducir el conteo de espermatozoides. Consejo de Goldstein: «si tu pareja está experimentando una baja en el libido, debe controlar sus niveles de esteroides sexuales (como testosterona, progesterona y estrógeno) mediante un análisis de sangre. Si hay una lectura inusual, puede hablar con su médico sobre la soya como un posible culpable».

Alitas de pollo

Los filetes de pollo, y casi cualquier alimento frito, pueden hacer que tu estómago se sienta hinchado y pesado debido al alto contenido de grasa. «Ésta [la grasa] hace que la comida permanezca en el estómago por más tiempo y puede contribuir a la inflamación», dice Joan Salge Blake, profesora clínica asociada en el Colegio de Ciencias de la Salud y Rehabilitación de la Universidad de Boston y portavoz de la Academia de Nutrición y Dietética. Y sentir que estás a punto de explotar no te pone exactamente de buen humor. Si realmente no puede resistirte  y «necesitas» comer algo frito, al menos consume una porción pequeña.

Llenarse de papas fritas

¿Otro síntoma que probablemente no te haga querer meterte en la cama? El estreñimiento. Esto generalmente es causado por comer demasiados carbohidratos refinados (papas fritas, galletas y pasteles) y no consumir suficiente fibra de frutas, verduras y granos enteros, dice Blake. Hazle un favor a tu cuerpo y a tu libido cambiando los alimentos procesados ​​por opciones más saludables y ricas en fibra.

Leer más:Estreñimiento: ¿cómo combatirlo de manera natural?

Tomar café

Una taza de café puede darte una razón para levantarte por la mañana, pero si necesita más que eso para estar alerta durante todo el día, podrías estar en medio de un ciclo poco saludable: no dormir, necesitar más cafeína, interferir con sueño, más bebida…etc. «A todo esto puede sumarse el no tener suficiente vigor o resistencia para el sexo”, dice Blake. Lo mismo puede decirse de otras bebidas con cafeína, como el té y las bebidas energéticas, así que ándate con calma con estos productos.

Devorar una hamburguesa

«Existe una relación científica muy fuerte entre los alimentos que consumes y la calidad de tu flujo sanguíneo», dice Goldstein. Se ha demostrado que la dieta occidental típica, que tiende a consistir en carnes rojas, granos refinados y alimentos procesados ​​y grasos, es perjudicial para la circulación y conduce a arterias bloqueadas y revestimientos arteriales dañados. «Lo que es bueno para el corazón es realmente bueno para el clítoris, los labios y el pene», señala Goldstein, quien recomienda seguir una dieta mediterránea que incluya pescado, nueces, aceite de oliva, frutas, verduras y granos integrales para una salud sexual óptima.

Leer más: Dieta mediterránea: un estilo de vida

Comer apurada

No es saludable comerse el almuerzo mientras respondes los correos electrónicos del trabajo. «Si comes apresurada, solo para satisfacer tu hambre, bueno, no es así como debes comer», dice Goldstein. «Disfruta tu cena. Cálmate. Comunícate con los demás». El estrés provoca una descarga de la adrenalina, que desencadena las contracciones de los vasos sanguíneos. Esto puede conducir a un aumento de la presión arterial y una disminución de la excitación y el orgasmo, ya que reduce el flujo sanguíneo a los genitales. Disminuye la velocidad!!!

No beber suficiente agua

Si has comenzado a agregar más alimentos saludables a tu dieta (¡buen trabajo!), Es esencial que también tomes mucha agua, o puedes terminar con molestias abdominales, gases e incluso diarrea. Y para qué decir lo obvio? «¡Si tienes diarrea, lo último que te interesará es el sexo!» dice Blake. «Consume más frutas, verduras y granos integrales lentamente, y toma mucha agua cuando lo hagas; mantenerte hidratada es esencial para ayudar a mover la fibra a través del tracto gastrointestinal para que no se agrupe y cause estreñimiento», concluye Blake.

Leer más: ¿Cuánta agua debo tomar para ser saludable y no causar alteraciones en la vejiga?

Vía: Prevention.com
Traducción: Mujer y Punto

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte