Lo más reciente! / Sexualidad /
miércoles, 30 agosto 2017

8 razones reales que te pueden estar impidiendo llegar al orgasmo

La sensación de experimentar un orgasmo es sin duda única y en muchos casos descrita como el fin último de una relación sexual. Pero lo cierto es que si bien tener orgasmos es maravilloso, no es el único objetivo del sexo y a veces por transformarse en una obsesión o por la manera en que se presenta en películas o televisión, terminamos frustradas por no lograr alcanzarlo o porque no es lo que esperábamos. Todas las mujeres tenemos la capacidad de sentir un orgasmo, pero hay varias razones que nos pueden impedir llegar a él, desde disfunciones sexuales (que sí tienen solución y son tratables) a otros factores que quizás nisiquiera pensabas que podían influir. 

Por lo mismo, hoy te queremos contar sobre las razones que pueden estar influyendo en que no logres el orgasmo, para que les des una vuelta y pienses qué hacer al respecto.

También te puede interesar: la angustiosa carrera por conseguir el orgasmo vaginal.

8 razones por las que no llegas al orgasmo

1- Obesesionarte con él: como nombramos al comienzo, ver el orgasmo como la única meta de una carrera es un tremendo error, porque al obsesionarnos con alcanzarlo perdemos el disfrute por la relación sexual, nos frustramos, bloqueamos y eso hace que en muchos casos no podamos conseguirlo. Relájate, siente y disfruta el momento, el orgasmo llegará cuando tenga que llegar.

2- Disfunciones sexuales: hay varias disfunciones sexuales (como por ejemplo el vaginismo), que pueden estar asociadas a traumas psicológicos o a dolencias físicas que no nos permiten alcanzar el orgasmo. La buena noticia es que esto no es para toda la vida si es que decides enfrentar la situación y tomar cartas en el asunto. Debes acudir a un especialista en el tema y te darás cuenta que el problema sí tenía solución, y que tratarlo no es tan complejo como creías.

3- Ignorar el juego previo: por algo existe y debes aprovecharlo. El juego previo es importante porque tu cuerpo comienza a responder a los estímulos del sexo y luego está mucho más preparado para el momento de la penetración y para entonces, llegar al orgasmo. No te apures demasiado y aprovecha el juego previo. No debes ver el sexo como un «trámite».

4- Estrés y concentración: el estar pensando constantemente en otra cosa durante el sexo hará que no te centres en «el aquí y el ahora» lo cual es fundamental para el disfrute, el placer y también para llegar al orgasmo. No eres una muñeca inflable, eres una mujer de carne y hueso que siente y que se merece vivir el momento de manera plena y feliz, no solo para satisfacer a tu pareja. Ten sexo realmente cuando te sientas cómoda y tengas ganas, no cuando «tengas que tenerlo», pues si vas a estar pensando en otras cosas o en tus preocupaciones diarias, no va a resultar.

5- Visión errónea del deseo: se cree que la mujer debe siempre tener deseo sexual espontáneo, lo cual es un gran mito pues el deseo sexual se construye y el orgasmo es una consecuencia de eso. Si crees que vas a tener un orgasmo rapidito y de la nada, estás en lo incorrecto.

También te puede interesar: tips para alcanzar el orgasmo y ejercicios para mejorarlo.

6- Medicamentos: un punto no menor y poco considerado, es que hay ciertos medicamentos que influyen en la vida sexual. Por ejemplo, según el doctor estadounidense Michael Krychman, director ejecutivo del Centro de Salud Sexual del Sur de California, medicamentos como los ISRS, utilizados para tratar ansiedad, depresión y otras condiciones, que pueden disminuir las hormonas sexuales y llevarte a no tener orgasmos.

7- Sólo has intentado la penetración: tremendo error y muy común, pues a través de la penetración se logra el orgasmo vaginal, que no es posible ser alcanzado por todas las mujeres y no es el único tipo de orgasmo que te entregará un gran placer. Prueba estimular el clítoris manualmente y verás los resultados.

8-Lubricación: no producir suficiente lubricación natural es una realidad para cerca del 40% del universo de mujeres sexualmente activas. Razones para que esto pase hay muchas, y no llegar al orgasmo por esta razón es muy común. Por lo mismo no te alarmes ya que utilizar lubricante es sumamente normal y ¡Listo! problema resuelto.

Por: Fernanda Urzúa M. 

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte