Ecología, vida verde y animales! / Lo más reciente! /
miércoles, 16 diciembre 2020

9 consejos para llevar a tu mascota en un viaje por carretera

Etiquetas: , , ,

La planificación de un viaje por carretera es bastante tediosa con todo el trabajo de trazar rutas, empacar y reservar alojamiento. Pero viajar con mascotas agrega aún más estrés. De hecho, puede hacerte sentir que, bueno, necesitas unas vacaciones de tus vacaciones. Aunque en estos momentos se recomienda no viajar, es posible que estés pensando en un viaje por carretera en el futuro. Y cuando llegue ese momento, podrías considerar llevar contigo a tu mascota.

También te podría interesar:¿Viajas con tu mascota? Te recomendamos estos hoteles

Primero, tienes que ser realista y decidir si tu mascota puede hacer el recorrido. Es posible que los animales más viejos, enfermos o demasiado ansiosos no estén preparados para viajar. Y a veces, a las mascotas simplemente no les gusta y punto. Considera la posibilidad de preguntarle a tu veterinario sobre un lugar que tenga buena reputación donde dejarla o buscar un cuidador de mascotas para que cuide a tu animal si crees que no es buena idea llevarlo contigo. Si por el contrario, decides que deseas emprender la travesía con tu fiel compañero peludo, aquí hay algunos consejos para asegurarte de que no tenga una experiencia espeluznante. (Sabemos que las personas pueden viajar con todo tipo de mascotas, sin embargo, el siguiente consejo es para gatos y perros, ya que esas son las mascotas más comunes que se llevan de paseo).

  1. Mantén a las mascotas seguras y protegidas en el automóvil.

Puede que sea mucho más agradable, pero para la seguridad de todos, es mejor no dejar que las mascotas deambulen libremente o se sienten en tu regazo en el automóvil. Dependiendo del país y las regulaciones locales, los gatos y los perros podrían tener que ir dentro de una jaula. En el caso de los animales de mayor tamaño, estos deben tener su propio asiento, y debes sujetarlos enganchando sus arneses a los cinturones de seguridad. Aunque a tus animales les encante el aire fresco, es más seguro si no asoman la cabeza por la ventana durante la travesía. Tu pobre perro o gato podría enfermarse si alguna basura le entra en los ojos, oídos o nariz. (Sin embargo, si estás estacionado en algún lugar, puedes dejar que saque la cabeza por la ventana para tomar aire fresco, siempre y cuando lo sujetes adecuadamente para que no se puedan escapar).

Y, por último, no dejes a tus animales desatendidos aun cuando no haga calor afuera. La cabina del auto puede calentarse 19 grados más después de solo 10 minutos. Y, sorprendentemente, dejar abiertas las ventanas no ayuda a evitarlo.

  1. Practica viajar con su mascota antes de tiempo.

Si faltan meses para tu viaje por carretera, entonces puedes usar ese tiempo para ayudar a tu mascota a aclimatarse en el automóvil. Te recomendamos probar lo siguiente:

Es ideal que la primera experiencia de tu mascota andando en auto sea positiva. Una forma de ayudar a que esto suceda es colocando al animal y sus juguetes favoritos dentro de un vehículo estacionado. Esto les permite familiarizarse con el nuevo entorno sin el estrés de viajar. Es posible que desees practicar cómo poner a tu mascota en el automóvil con su jaula si planeas usar una.

Una vez que tu mascota se sienta cómoda en el automóvil estacionado en su jaula o arnés, realiza un viaje rápido de 10 minutos. Ofrécele un premio después del paseo o visita un destino divertido (como un parque para perros) puede reforzar una asociación positiva.

Practica viajar con tu perro o gato día por medio y aumenta gradualmente la duración del viaje. Por lo general, un mes es tiempo suficiente para que tu mascota se adapte a los viajes por carretera.

  1. Investiga las políticas sobre mascotas de tu alojamiento.

Imagínate esto: acabas de conducir siete largas horas y estás listo para relajarte solo para descubrir que tu perro pesa aproximadamente 30 libras por encima del límite de peso que permite tu hotel.

Revisa los detalles de la política de mascotas de tu hotel o Airbnb antes de reservar tu alojamiento. No te confíes en lo que tus amigos o conocidos te digan. Realiza tu propia investigación sobre las restricciones para mascotas de cada propiedad, como las políticas de raza o peso. En caso de tener más de una animal, averigua si te permiten traerlo a todos y si puede dejar a tu (s) mascota sin supervisión en una habitación.

  1. Empaca un kit de suministros específico para mascotas.

Aun cuando te recomendamos conversar este tema con tu veterinario, por lo general necesitarás todos los elementos básicos: alimentos, medicamentos, correa, collar, tazones, agua, arena para gatos, caja de arena, juguetes, bolsas de basura y algo para recoger los desechos.

  1. Prepárate para emergencias.

Antes del viaje, asegúrate de que la información de identificación o el microchip de tu mascota esté actualizada. También puedes considerar colocarle un rastreador GPS a tu animal, el que puede ayudarte a localizar a tu mascota si se asusta y se escapa o se pierde.

  1. Gasta algo de energía de tu mascota antes del viaje.

Dale a tu animal la oportunidad de transpirar un poco antes de subirlo a tu auto y salir de viaje. Puedes dar un paseo o disfrutar de un juego. Si bien existen muchas buenas razones por las que la actividad física es excelente para tu mascota, una es que, con el tiempo, esto puede ayudarla a adaptarse mejor a los nuevos factores estresantes, como los viajes por carretera. Los perros que son menos activos físicamente tienden a tener más miedo en situaciones nuevas en comparación con los que participan en actividades o entrenamientos semanales, asegura un estudio de agosto de 2020 publicado en la revista Nature.

También te podría interesar: Cuida a tu mascota de las altas temperaturas

Aumentar la actividad física de tu mascota en los días previos a tu viaje (junto con otras estrategias calmantes de las que hablaremos más adelante) puede hacer que la conducción sea una mejor experiencia tanto para ti como para tu mascota.

  1. Busca productos calmantes para mascotas o incluso medicamentos contra la ansiedad.

Primero, queremos dejar claro que debes tener cuidado al usar productos de esta naturaleza sin consultar primero con tu veterinario. Por ejemplo, tu perro o gato podría enfermarse gravemente si ingiere o se expone a aceites esenciales. (Incluso unas pocas gotas en la piel de tu perro o gato pueden ser dañinas, aseguran los especialistas). En todo caso, te recomendamos probar cómo funcionan los productos en tu animal antes de la fecha del viaje  porque cada quien tiene su propio temperamento y experiencia de vida.

Si estos productos no funcionan y no puedes evitar llevar a tu mascota de viaje, puedes preguntarle a tu veterinario sobre los medicamentos contra la ansiedad que sean seguros para los animales.

  1. Asigna deberes de mascotas y niños a cada adulto si es posible.

Si además de viajar con tu mascota, llevas niños, te recomendamos tener un adulto que sea responsable de los chicos y otro de los animales. Si viajas con un perro, esto puede ser particularmente útil durante las paradas de descanso porque uno de los padres puede acompañar al niño al baño mientras el otro lleva al can a pasear. (O lleva al gato a pasear, si tienes un gato que tolera usar un arnés, siente curiosidad por el aire libre y tiene todos los medicamentos preventivos, como protección contra pulgas y garrapatas, que necesitan para explorar el exterior de manera segura).

Además, es buena idea que un adulto viaje en el asiento trasero en el centro con la mascota a un lado y el niño al otro. Esta puede, si es posible, ser la mejor opción porque permite al conductor concentrarse solo en la carretera. Por supuesto, no siempre habrá más de un adulto en el viaje. En ese caso, una planificación minuciosa puede ayudar a minimizar parte del estrés.

  1. Ajusta los horarios de alimentación si es necesario.

Los expertos a menudo recomiendan saltar el desayuno de tu perro o gato cuando sales con mascotas, ya que los viajes por carretera pueden provocar malestar estomacal y vómitos. En ese caso, planea alimentar a tu mascota cuando llegues a tu destino. Sin embargo, cada animal tiene necesidades específicas, por lo que es mejor pedirle consejos a tu veterinario. Es posible que debas cambiar el horario de alimentación de tu animal según la duración del viaje y la salud de tu mascota. Independientemente de su horario de alimentación, los animales necesitan mantenerse hidratados, así que asegúrate de detenerte y dejar que tu gato y perro beba agua. (Y no te olvides de recoger los desechos de tu perro cuando vaya al baño. Este es un buen momento también para limpiar la jaula de tu gato también).

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte