Crianza / Destacados / Lo más reciente! /
viernes, 6 abril 2018

9 consejos para la crianza de tu pequeño

Etiquetas: , , ,

La crianza de los hijos es una de las tareas más difíciles que hay en el mundo y nadie nació sabiendo cómo criar pequeños seres humanos. Nunca se está lo suficientemente preparado y muchas veces podemos errar, no somos perfectos pero siempre estamos dispuestos a aprender.

Con estos 9 consejos que verás a continuación podrás estar un poco más tranquila porque podrán ayudarte a sentirte satisfecha como madre. Nunca es tarde para mejorar y recuerda que todo lo que enseñas con cariño se aprende con amor, mientras que enseñar con rabia solo dejará dolor.

556e8a79e1f8b2affd0a53ffa7fced21

Imagen: Pinterest.

1. Debes reconocer sus buenas acciones

Muchas veces uno quizás no se da cuenta de las repercusiones de sus palabras y las críticas pueden ser más duras de lo que uno piensa, por eso siempre será mejor recalcar una buena acción. Por ejemplo: «Hiciste la tarea sin que te lo pidiera, ¡eso es genial!» o «recogiste todos tus juguetes!» es una gran forma de reconocer sus buenas acciones. Así estarás alentando la buena conducta a largo plazo en vez de hablarle mal.


2. Límites

Los límites son muy necesarios porque ayudan a que los niños aprendan qué cosas son seguras y cuáles no. Es normal que quieran empujárlos para ver hasta dónde llega la paciencia de uno, pero no desesperes: se firme pero con dulzura. Así lo ayudarás a convertirse en un adulto responsable y entenderá que las acciones que no se deben hacer, tienen consecuencias.


3. Estimula su autoestima de una forma positiva

Los hijos asimilan el tono de voz de sus padres al igual que el lenguaje corporal y todas las expresiones de sus rostros, tanto las palabras como acciones tienen un impacto fundamental en el desarrollo del pequeño y es necesario que hagas las cosas de buena forma. Cuando uno felicita a los niños independiente de que sean pequeños o no, siempre querrán escuchar alguna felicitación y se sentirán orgullosos de ellos mismos.

Dejar que hagan las cosas por si solos no solo les entrega autonomía, también se sentirán fuertes y capaces de lograr todo. Si uno está constantemente diciéndole que está haciendo las cosas bien, es el mejor camino a seguir porque decirles palabras hirientes solo logrará que se aflijan y se sientan inútiles. Elige bien las palabras que usarás porque la palabra «bien» se quedará en sus mentes, mientras que «lo haces mal» será un recuerdo para toda la vida.


4. Si no le dedicas tiempo, estás perdido

Puedes hacer un millón de cosas por ellos, pero si no te ven no valdrá la pena. Pasar tiempo con ellos es algo que quedará en sus recuerdos porque es algo que valoran mucho, ellos perciben cuando uno no les presta atención y a menudo se comportan mal para que nos demos cuenta de que ahí están. No sería malo que por lo menos una tarde a la semana le dediques solamente a él y jueguen lo que quiera.

Muéstrales que estás disponible siempre y cuando te necesiten porque ¡ese es tu trabajo como padre o madre!


5. La comunicación es la base de todo

No puedes esperar que los niños hagan todo sólo porque “así lo pides», necesitan y merecen explicaciones al igual que todos nosotros. Si no te tomas el tiempo para decirle las cosas, comenzarán a cuestionar nuestros valores porque si no hay fundamentos, no servirá de nada. Escucha sus sugerencias y negocia, porque ellos amarán participar en la toma de decisiones.


6. Muéstrale que tu amor por el es incondicional

Como padre tienes la responsabilidad de corregir y guiar a tus hijos, la forma en que expresas la orientación correctiva tiene una gran influencia en la forma en la que un niño la recibe. Intenta no culparlo o buscar sus defectos, es mejor que te esfuerces por alentarlo y mostrarle que siempre estarás cuando requiera de tu ayuda.


7. Acepta tus limitaciones

Todos aprendemos al día a día cómo ser madres y como somos humanas, es normal que tengamos debilidades así que no te preocupes si te impones límites reales. Aborda las cosas poco a poco y cuando estés agotada, has una pausa para tomar un respiro.


8. Se un buen modelo a seguir

Los niños aprenden mucho en base a cómo se comporta un adulto, observan lo que hacen y qué dicen para después imitarlo. En vez de reaccionar agresivamente ante las cosas cotidianas de la vida, intenta tomar un minuto si es que ellos están por ahí cerca. Si te comportas como alguien enojado y gritón, créeme que harán lo mismo.

Debes ser un ejemplo de las cualidades que deseas cultivar en ellos: respeto, cordialidad, honestidad, amabilidad, tolerancia y generosidad.


9. ¡No hay nada de malo en ser flexible!

Si el comportamiento de tu hijo te decepciona con frecuencia, quizás sea porque tus expectativas no son realistas, no todos maduran a la misma edad y CADA UNO ES DISTINTO.

Como el entorno que rodea a los niños tiene un impacto en su comportamiento, puedes optar por cambiar ese comportamiento si modificas el entorno. Por ejemplo si siempre le dices que «no» a un niño de 2 años, es mejor que reestructures el entorno (saca cosas peligrosas de su alcance) y así no tendrás que regañarlo tanto.

Por: Catalina Grez M.

Imagen: Pinterest.

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte