Lo más reciente! / Ser feliz y coaching /
lunes, 28 diciembre 2015

9 Razones para agradecerte a ti misma

Estamos acostumbradas a darle las gracias a los demás, sin embargo, no sabemos estar agradecidos con nosotras mismas. Pero si lo piensas bien, una simple palabra «gracias» dirigida a una misma, influye en gran medida en nuestro nivel de felicidad. Las personas que saben valorarse y agradecerse a sí mismas, superan más fácil las dificultades y obstáculos que se encuentren en el camino y son más seguras.

A continuación, te dejamos una lista de 9 cosas sencillas que publicó thoughtcatalog con las cuales puedes agradecerte a ti mismo en este momento:

  1. A veces dudas de ti y de tu vida. Puede que te sientas miserable por varios días seguidos cuestionándote si lo que estás haciendo es lo correcto. Y es maravilloso. Significa que aún estás abierto al crecimiento y autodesarrollo. Aquel quien antes de dormir analiza cómo estuvo su día, siempre está listo para nuevos retos y desafíos.
  2. Tienes un trabajo. No importa a qué te dedicas y cuánto ganas. Tienes una cama para dormir, alimentos qué comer y ropa para ponerte. Incluso si aún no es el trabajo de tus sueños, eres independiente y responsable.
  3. Tienes tiempo para hacer lo que te gusta hacer. Incluso si sólo se trata de ver tu serie de televisión favorita en la tarde tomando un té con galletas.
  4. Estás verdaderamente interesado en algo. Ya sean libros, viajes, música, idiomas extranjeros o paracaidismo. En esta vida algo te intriga tanto que estás dispuesto a gastar muchas horas para estudiar el tema que te importa.
  5. Tienes uno o dos amigos verdaderamente cercanos. Muchas veces las personas se preocupan por la cantidad de amigos que tienen, no por su calidad. Cada uno de nosotros necesitamos amigos con los que podamos compartir lo más íntimo, necesitamos a alguien que se alegre por nuestros éxitos y se entristezca por nuestras desgracias. A alguien con quien podamos sentarnos y disfrutar del silencio cómodo.
  6. Te permites pequeños placeres. Un concierto, la compra de tu libro favorito, una hora en el baño calientito o incluso un pastelillo innecesario; sea lo que sea, lo disfrutas de corazón.
  7. Sabes admitir cuando algo va mal. Y también intentas arreglarlo.
  8. No eres la persona que eras antes. Aprendes, te desarrollas, cambias y, sobre todo, sabes valorar objetivamente si te volviste mejor persona de lo que eras hace un año, o si perdiste algunas posiciones.
  9. Sabes soñar. Sí, y no confundas «soñar» con «hacer planes» o «proponerse metas». Los sueños son emociones. Y no importa qué tan cercanos están a su realización. Sabemos que no hay nada imposible, es sólo que el camino hacia algunos sueños es un poco más largo.

¡Agradecerte a ti mismo es tan fácil! Intentemos darnos las gracias por todos nuestros éxitos y pequeños logros, por saber sentir la vida y ser felices. Y sólo digamos gracias por todo lo que somos, por nuestras personalidades tan únicas y diferentes, y entonces el día será aún mejor. Te lo garantizamos.

Fuentethoughtcatalog
Traducción y adaptación: Genial.guru

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte