Lo más reciente! / Ser feliz y coaching /
viernes, 16 octubre 2015

A ti que por alguna razón estás sufriendo

Etiquetas: , , , , , ,

Siento el deber de decir que la tristeza no es azarosa y es siempre útil, que la alegría eufórica de la desinhibición no es lo que necesitas en instancias de congoja. Ha llegado la instancia para hacerte cargo de lo que a ti respecta. Hacerte cargo también del dolor y del estar sufriendo, por más víctima que resultes ser en tu cabeza y la del resto, el dolor que está dentro de ti lo está porque te pertenece.

Debes saber que puedes hacer mucho con tu pena, mucho con solo sentirla. Sin tener que ir más allá, eso basta para no recomendar aplazar con bloqueo lo que tarde o temprano llegará igual. Para qué dejarle al mañana lo que puedes hacer hoy.

No hace falta salir si no quieres, ni sonreír por obligación a las palabras de otro. No tienes porqué acompañarte y tampoco evadir. Los deslices de esquivar no fueron diseñados para momentos como éste, se pasan de listos. Debes sentir porque te sirve, porque lo mereces y porque la vida decidió que te toca. Verás que sentir te hace suspirar y el suspiro conduce a tu respiración hacia un camino más hondo y profundo del que un día normal recorre. Debes creer y para hacerlo hay que pensar en qué y llegar a una conclusión, una certeza, un slogan de salida. Drástica o no, como la quieras, esa premisa se hará cada vez más poderosa si llega al meollo de tus preocupaciones y aflicciones.

Esa es tu tarea, llegar al punto en que te duela tanto que el origen de todo no pueda ir más allá de donde estás. Verás que no hay nadie más que tú en ese sitio y que todo lo que hay en él es tu mente y tus temores. Entonces no hallaras culpables ni responsables. Ni un amigo, novio, padre, empleo, enfermedad o lugar puede sino tapar eso que has guardado, a ti por consecuencia de un suceso que atentó contra tus aflicciones para desafiarte a madurar la idea y aceptarla con templanza.

Cuando consigas encontrarte y separarte de los restos que realmente no intervienen dentro de ti directamente, te toparás con la convicción de que una verdad para sí independiente tiene la fuerza que levanta a un muerto.

También puedes ver: a ti que estás cansada de escuchar que todo pasa por algo.

Por Natalia Vidal Toutin

@nataliavidaltoutin

Foto de: reikicris.com

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte