Crianza / Destacados / Lo más reciente! /
miércoles, 2 mayo 2018

Acidez estomacal en el embarazo: 4 consejos para evitarlo

Si estás embarazada, quizás ya sepas que la hormona progesterona hace muchas cosas realmente vitales durante el embarazo; esencialmente, crea un hogar (útero) seguro y saludable para el óvulo fertilizado y luego para el bebé en crecimiento. Pero con lo maravilloso viene lo no tan maravilloso en la forma de un efecto secundario del embarazo alimentado por progesterona que muchas futuras madres pueden relacionar: la acidez estomacal.

La acidez estomacal durante el embarazo no tiene absolutamente nada que ver con la cantidad de cabello que tiene tu bebé (que es un mito que muchos creen). Es el resultado del hecho de que la progesterona, mientras relaja los músculos uterinos, también relaja la válvula en la parte superior del estómago. Esto permite que el ácido gástrico salpique nuevamente o refluya hacia el esófago.

 

Es un síntoma bastante inconfundible: una sensación de ardor intenso y perturbador en el pecho y la garganta que hace que comer sea un desafío y puede interferir con el sueño. Y que generalmente comienza en el segundo trimestre y continúa durante el resto del embarazo.

Es posible que no puedas evitar este malestar. Pero puedes seguir estos consejos para minimizar el ardor y volver a disfrutar de la comida (y dormir) tanto como sea posible.

1. Evita los desencadenantes comunes de acidez

¿Deseas alimentos fritos o grasos durante el embarazo? Ese podría ser un anhelo que deberías tratar de resistir. Los alimentos con alto contenido de grasa son más difíciles de digerir. Esto causa un retraso en el vaciado del estómago, lo que crea más ácidos. En su lugar, elige alimentos a la parrilla, asados ​​u horneados.

Otra de las cosas que tendrás que evitar si sufres de acidez son los alimentos picantes, ya que pueden irritar el revestimiento del esófago. Si es posible, quédate con alimentos más suaves con un mínimo de condimentos durante el embarazo (y espera para comerlos tan pronto como nazca el bebé).

Los alimentos ácidos, como los cereales, el azúcar, los lácteos, los alimentos procesados, las frutas y los jugos de frutas, también pueden causar acidez estomacal, porque aumentan los niveles de acidez en el estómago. Alternativas alcalinas más seguras incluyen soja, yogur y leche sin azúcar, verduras frescas, papas, frijoles, aceite de oliva, aguacates, nueces y semillas.

2. Come en porciones pequeñas y lento

Además de evitar comer desencadenantes comunes, se recomienda comer varias comidas pequeñas al día en lugar de tres grandes, y que te tomes tu tiempo para comer. Puede ser absurdo decirle «No te acuestes» a una mujer embarazada, pero… no te acuestes directamente después de comer. Y cuando lo hagas, mantén la cabeza más alta que tus pies, como colocando almohadas debajo de los hombros. Esto ayudará a evitar que los ácidos estomacales se eleven hacia tu pecho.

3. Prueba remedios naturales

Masajea tu diafragma respiratorio para hacer más espacio en tu estómago (esto es más fácil de lo que parece, y puedes obtener excelentes tutoriales en YouTube de cómo hacerlo, pero primero consultalo con tu partera o tu ginecobstetra para asegurarte de que lo estás haciendo correctamente)

Otros remedios naturales para la acidez incluyen tomar una cucharada de vinagre de manzana con cada comida. Beber bicarbonato de sodio (una cucharadita) disuelto en agua (8 onzas) también puede aliviar los síntomas de la acidez estomacal porque el pH alcalino del bicarbonato significa que neutraliza los ácidos estomacales. Se recomienda beber media taza de jugo de aloe vera porque sus propiedades antiinflamatorias calman el estómago y el esófago que se inflaman debido a la acumulación de ácido. Otro remedio casero simple pero a menudo muy eficaz para la acidez estomacal es masticar chicle; esto estimula las glándulas salivales, lo que ayuda a eliminar la acumulación de ácido en el estómago.

Sin embargo, estas estrategias no funcionan todas las veces para todas las mujeres, por lo que si tu acidez es extrema o perturba tu sueño, es posible que necesites un medicamento recetado por tu doctor.

4. Toma medicamentos para la acidez estomacal seguros para el embarazo

Antes de tomar cualquier medicamento para la acidez estomacal durante el embarazo, confirma bien de que sea seguro. Los medicamentos como los «Tums» ayudan a cubrir el esófago y minimizan la sensación de ardor y son seguros durante el embarazo. Es inusual tener que tomar un medicamento recetado para los síntomas de acidez estomacal durante el embarazo, pero consulta con tu obstetra o proveedor de atención médica si no consigues alivio con los medicamentos usuales para la acidez.

Si sientes ardor durante el embarazo, despreocúpate por el hecho de que millones de futuras madres están librando la misma batalla contra los ácidos estomacales. (Y que hay algunas buenas noticias: la acidez desaparece por lo general tan pronto como llega el bebé).

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte