Fitness/Salud / Menopausia / Salud/fitness /
viernes, 15 enero 2021

¿Afecta la menopausia tu libido? Cómo hablar con tu médico, tratamientos y otras recomendaciones

Etiquetas: ,

Los niños ya se han ido de la casa, ya no te preocupa quedar embarazada y el hombre en tu vida todavía está ansioso por tener relaciones sexuales. Entonces, ¿por qué pasas el sábado por la noche viendo películas?

Culpa a la menopausia. Para muchas mujeres, una libido baja es solo uno de los irritantes síntomas del envejecimiento. Alrededor del 80% de las mujeres informaron cierta disminución del deseo sexual durante la menopausia, según un estudio publicado en 2013 en The Obstetrician & Gynecologist de Gran Bretaña. Aunque no todas sufrimos de este problema este es muy común. En la mayoría de los casos, esto se debe a la disminución de los niveles hormonales. Durante esta etapa de la mujer, los niveles de testosterona y estrógeno disminuyen, lo que puede hacer que resulte más difícil excitarse.

Estos niveles hormonales reducidos pueden provocar sequedad y opresión vaginal, lo que puede causar dolor durante las relaciones sexuales. Los síntomas de la menopausia también pueden hacer que te interese menos el sexo.

Como dijimos la disminución de los estrógenos también puede provocar sequedad vaginal. Estos niveles más bajos provocan, además, una disminución del suministro de sangre hacia la vagina, lo que puede afectar negativamente la lubricación vaginal. Y por otra parte también puede provocar un adelgazamiento de la pared vaginal, lo que se conoce como atrofia vaginal. La sequedad y atrofia vaginal a menudo provocan malestar durante las relaciones sexuales.

Sin embargo, también hay otros cambios físicos, que ocurren durante la menopausia, que pueden afectar tu libido. Por ejemplo, muchas mujeres aumentan de peso generando incomodidad con el nuevo cuerpo lo que puede disminuir el deseo sexual. Los sofocos y los sudores nocturnos asimismo son síntomas comunes y que, como efecto, pueden hacer que te sientas demasiada cansada para tener relaciones sexuales. Además, algunas mujeres experimentan problemas en el estado de ánimo, como depresión e irritabilidad, los que pueden hacerte sentir sin ganas de sexo.

Si estás pasando por la menopausia y notas cambios en tu libido, tu médico puede ayudarte a determinar la causa subyacente de esos cambios.

Algunos de los tratamientos sugeridos para tratar la disminución de la libido incluyen:

remedios caseros

medicamentos de venta libre

medicamentos recetados

Dependiendo de por qué ha disminuido tu deseo sexual, tu médico puede derivarlo a otro profesional para que te ayude. Por ejemplo, podrían recomendarte un terapeuta sexual si no hay una causa física para tu disminución de la libido, o asesoramiento matrimonial si tú y tu pareja quieren ayuda para mejorar su relación.

Consejos para hablar con tu médico

Hablar sobre sexo con tu médico puede hacerte sentir incómoda, pero recuerda que es su trabajo cuidar de todos los aspectos de tu salud y bienestar sin juzgar. Si no te sientes cómoda con este tema, aquí tiene algunos consejos que le ayudarán:

Trae notas. Sé específica sobre cuáles son tus preocupaciones. Ayudarás a tu médico si tiene notas sobre tus síntomas, incluido lo que los mejora o empeora, y cómo te sientes cuando ocurren.

Anota las preguntas para llevarlas a tu cita. Una vez que estés en la sala de examen, puede resultarle difícil recordar todo lo que querías preguntar. Anotar las preguntas de antemano te ayudará a asegurarte de obtener toda la información que necesitas y a guiar la conversación.

Analiza lo que su médico podría preguntarle. Si bien cada situación es diferente, comprender lo que puede preguntarte tu médico puede ayudarte a calmar los nervios. Probablemente te pregunten cuánto tiempo llevas con los síntomas, cuánto dolor o angustia te causan, qué tratamientos has probado y si tu interés en el sexo ha cambiado.

Dile a la enfermera. Por lo general, verás a una enfermera antes que al médico. Si le dices a la enfermera que deseas hablar con el médico sobre cuestiones sexuales, la enfermera puede informarle al médico. Luego, pueden mencionarlo, lo que puede ser más cómodo que si lo haces tú misma.

Tratamientos

Hay muchas formas de tratar los cambios de libido debidos a la menopausia.

Terapia de reemplazo hormonal (TRH)

Una forma es tratar los cambios hormonales subyacentes con terapia hormonal (TRH). Las pastillas de estrógeno pueden ayudar a reducir la sequedad vaginal y la atrofia vaginal al reemplazar las hormonas que tu cuerpo ya no produce. Existen posibles riesgos graves de la terapia con estrógenos, incluidos los coágulos de sangre, los ataques cardíacos y el cáncer de mama. Si solo tiene síntomas vaginales, una crema de estrógeno o un anillo vaginal podrían ser una mejor opción para usted.

También existe alguna evidencia de que dosis moderadas de testosterona pueden ayudar a las mujeres que atraviesan la menopausia a aumentar su libido. La terapia con testosterona también tiene posibles efectos secundarios negativos, incluido un riesgo de colesterol más alto y aumento del crecimiento del cabello y acné.

También te podría interesar: Los 8 mejores suplementos alimenticios para la menopausia

Lubricante

Algunos lubricantes pueden aliviar la sequedad vaginal y ayudar a que las relaciones sexuales sean más cómodas. Eso puede ayudar a aumentar tu libido si el dolor o la incomodidad durante las relaciones sexuales está afectándote

Además se puede usar un lubricante humectante como lo harías con un humectante facial, excepto que este se usa en su vulva. Aplícalo en cualquier momento del día cuando te sientas seca. También puede insertarlo en su vagina con un gotero a la hora de acostarse para hidratar tus tejidos vaginales durante la noche.

También se recomienda masajear la vulva a diario, tanto de forma manual como con vibración. Esto ayuda a que la piel se vuelva más flexible, con un mejor flujo sanguíneo y un tejido más grueso y resistente.

Ejercicio

El ejercicio no solo ayuda a combatir el aumento de peso, sino que también puede mejorar tu estado de ánimo. Eso es porque este libera endorfinas, que pueden reducir el estrés y desencadenar emociones positivas.

Si eres nueva ejercitándote o no lo has hecho durante un tiempo, comienza lentamente y ponte como meta hacer ejercicio durante al menos 30 minutos al día. Al principio, eso puede significar hacer ejercicio durante 10 minutos al día hasta que mejore tu estado físico.

También puedes considerar probar una actividad que siempre te ha interesado pero que no has probado antes. El punto es hacer algo que disfrutes para que el ejercicio no se sienta como un trabajo.

Comunícate con tu pareja

La pérdida de la libido durante la menopausia a menudo se debe a síntomas físicos, pero sentirse más conectado con la pareja también puede ayudarte a tener ganas de tener relaciones sexuales. Mantén abiertas las líneas de comunicación y se honesta sobre tu relación y lo que está pasando, tanto física como mentalmente.

Centrarse en la intimidad

El sexo no es la única forma de sentirse cerca de tu pareja. Los besos, las caricias y otros actos de intimidad no sexuales pueden ayudar a aumentar tu deseo sexual al crear un vínculo entre tú y tu pareja.

Los ejercicios de Kegel

Los ejercicios de Kegel pueden ayudar a tensar los músculos pélvicos y mejorar las sensaciones durante las relaciones sexuales. Para realizar este ejercicio, primero deberás localizar los músculos correctos. La forma más sencilla de hacerlo es dejar de orinar a mitad de camino. Los músculos que se activan son los músculos del suelo pélvico.

Terapia

La terapia, tanto sola como con tu pareja, puede ayudarte a controlar algunos de los síntomas del estado de ánimo de la menopausia y a comprender cómo controlar la disminución de la libido.

La mayoría de las veces se puede mejorar el sexo teniendo un cuerpo realmente sano y trabajando con tu propia mente. Comer bien, hacer una hora de ejercicio al día, dormir bien por la noche y dejar de obsesionarse por como eran la cosas antes. Adáptate. Vuélvete juguetona y dispuesta a experimentar. Siempre hay una forma de mejorar el sexo.

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte