Destacados / Fitness/Salud / Lo más reciente! / Salud/fitness /
lunes, 21 octubre 2019

Alimentación Intuitiva: la nueva tendencia alimenticia que está ganando adeptos

Etiquetas: , , , , ,

En medio de la consciencia por el «bienestar», y «ser saludable» que se ha instalado en la sociedad moderna, es casi imposible no confundirse con la gran cantidad de dietas que aparecen a diario. Entre la alimentación cetogénica, las dietas paleo y los aparentes efectos negativos que todas las restricciones alimenticias parecieran tener, nace una nueva tendencia: la Alimentación Intuitiva. Y aunque ya tiene sus años, esta propuesta promete, al menos, sacarte del circulo vicioso de los restrictivos regímenes…para siempre.

La Alimentación Intuitiva es un enfoque de salud y nutrición que no tiene nada que ver con dietas, planes de comidas, disciplina o fuerza de voluntad. Creado por Evelyn Tribole y Elyse Resch en 1995, ésta te enseña a conectarte y confiar en las señales de tu cuerpo como el hambre, la plenitud y la satisfacción.

Aquí una descripción general de los diez principios de la Alimentación Intuitiva:
1. Rechaza la mentalidad de dieta.
Deshazte de todos los libros de dietas y artículos de revistas que te ofrecen falsas esperanzas de perder peso de forma rápida, fácil y permanente. Olvídate de todas esas mentiras que te han hecho sentir un fracaso después de cada fallido plan de alimentación. Si permites que surja, incluso, una pequeña esperanza de que alguna nueva restricción te podrá ayudar, no serás lo suficientemente libre para descubrir la Alimentación Intuitiva.
2. Honra tu hambre
Mantén tu cuerpo con energía y una cantidad de carbohidratos adecuados. De lo contrario, podrías activar el impulso primario de comer en exceso. Una vez que llegas a ese punto, todas las intenciones de moderación se olvidan. Aprende a honrar la señal biológica de tener hambre. De esta maneras comenzaras a tener confianza en tí misma y en la comida. Imagínate volver a ser un bebé y comer sólo y cuando lo necesitas.
3. Haz las paces con la comida
¡Haz una tregua. Deja de pelear con la comida! Date permiso para comer. Si te dices a ti mismo que no puedes o no debes consumir un alimento en particular, puedes provocar intensas sensaciones de privación, las que se convierten en antojos incontrolables y, a menudo, en atracones cuando finalmente «cedes». Éstos se experimentan con tanta intensidad que generalmente te llevan a ingerir demasiado y luego a sentir una gran culpa.
4. Olvida a la policía alimentaria
Pon un «ALTO» a esos pensamientos que te dicen que eres «buena» cuando consumes pocas calorías y «mala» cuando comes un pedazo de chocolate. La Policía de Alimentos monitorea las reglas irracionales que las dietas han creado. Su estación está alojada en lo más profundo de tu psiquis, y su altoparlante grita puras cosas negativas, frases desesperadas y acusaciones que provocan culpa. Olvidarse de estas restricciones es un paso crítico para volver a la alimentación intuitiva. No se trata de comer de más si no de saber cómo, cuándo y cuánto consumir.

5. Respeta tu nivel de saciedad
Escucha las señales del cuerpo que te indican que ya no tienes hambre. Observa aquellos síntomas que muestran que estás suficientemente satisfecho. Haz una pausa entre un bocado y otro y pregúntate cómo sabe la comida y cuál es tu nivel actual de saciedad.
6. Encuentra el placer en comer
Los japoneses tienen la sabiduría de promover el placer como uno de los objetivos de la vida saludable. En nuestra obsesión por ser delgados y vernos sanos, a menudo pasamos por alto uno de los dones más básicos de la existencia: el goce y la satisfacción que brinda la experiencia de comer. Cuando ingieres lo que realmente deseas, la gratificación que obtendrás será una fuerza poderosa que te ayudará a sentirte satisfecho y contento. Al permitirte experimentar esto, descubrirás que se necesita mucha menos comida para sentir que has tenido «suficiente».
7. Atiende tus necesidades emocionales sin usar comida
Encuentra maneras de consolar, nutrir, distraer y resolver tus problemas sin usar alimentos. La ansiedad, la soledad, el aburrimiento y la ira son emociones que todos experimentamos a lo largo de la vida. Cada uno tiene su propio detonador y forma de calmarse. La comida no arreglará ninguno de estos sentimientos. Puede que te consuele a corto plazo, te distraiga del dolor o incluso lo adormezca, pero ésta no resolverá el problema central. En todo caso, comer con hambre emocional sólo te hará sentir peor a la larga. Además de tener que lidiar con la fuente real del tema, más encima, ahora tendrás que hacerlo con la culpabilidad del exceso.
8. Respeta tu cuerpo
Acepta tu genética. Del mismo modo que una persona con un tamaño de zapato de ocho no esperaría entrar en una talla seis, es igualmente inútil (e incómodo) tener la misma expectativa con el cuerpo. Pero sobre todo, respeta tu anatomía, para que puedas sentirte mejor acerca de quién eres. Es difícil rechazar la mentalidad restrictiva de las dietas si no eres realista y/o demasiado crítico con la forma de tu cuerpo. Aceptate como eres y come de acorde.

9. Disfruta del ejercicio
Olvídate del ejercicio militar. Sólo mantente activa y siente la diferencia. Cambia el enfoque de ejercitarte para quemar calorías a uno más entretenido y gratificante. Si te concentras en la energía que te da el deporte y te fijas, por ejemplo, en lo agradable que es levantarse por la mañana energizada en vez de estar peleando con el despertador, te sentirás mucho más motivada a comenzar tu día.
10. Honra tu salud
Recuerda que no tienes que tener una dieta perfecta para estar saludable. No tendrás una deficiencia nutricional, ni aumentarás de peso con un refrigerio, una comida o un día de sobrealimentación. Lo que importa es lo que comes constantemente. Lo que cuenta es el progreso, no la perfección.

Dicho esto, la alimentación intuitiva puede ser una opción, especialmente, para aquellas que han estado «atrapadas» en las restricciones y promesas falsas de las dietas. Con esta nueva forma de comer, los nutricionistas, además, esperan que la industria cambie y comprenda que las personas realmente tienen diferentes tamaños corporales. La idea es alentar a la gente a ser saludable, pero no a obsesionarse con el peso, lo que puede causar mucho daño no sólo físico si no que mental también.

Para más información busca el libro de Tribole y Resch, «La Dieta Intuitiva». Y recuerda siempre consultar a un médico sobre cualquier dieta y/o cambios en tu alimentación para asegurarte de que le estás dando a tu cuerpo lo que necesita para estar sano y funcionar correctamente.

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte