Lo más reciente! / Miami / Viajes / Vida Gourmet / ¡Datos y Panoramas! /
martes, 30 agosto 2022

Ball and Chain es una visita obligada en tu visita a Miami

Etiquetas: , , ,

Por Joanna Wurmann

Tal vez uno de los bares más icónicos de Little Havana y probablemente de Miami, sea Ball and Chain. Fundado en 1935, éste es más que un lugar donde ir a bailar y tomarse un delicioso mojito, acá la historia se respira en cada rincón y en cada fotografía. Por más de 90 años, tanto locales como turistas han frecuentado este lugar en busca del sonido de una buena banda y un espacio donde danzar toda la noche. Pero no vayas a pensar que esto ocurre sólo después del atardecer, acá la música en vivo y la cultura latina vibran todo el día, los siete días de la semana.

No me equivoco al decir que Ball and Chain ha sido parte importante de la historia musical, cultural e incluso política de Miami. Ya antes de que Calle 8 se convirtiera en lo que es ahora, este bar ya estaba haciendo historia como el primer lugar donde los artistas de color podían deleitar a los oyentes con su jazz, algo que no era permitido en el resto de la ciudad. Billie Holiday, Nat King Cole y Ella Fitzgerald son sólo algunos de los nombres que alguna vez iluminaron las carteleras de este lugar. Y aun cuando se han realizado algunos arreglos y se ha modernizado un poco, éste mantiene su dirección original y su corazón intacto.

Durante las décadas de los cincuenta y sesenta, el barrio cambió drásticamente. A medida que los judíos residentes abandonaban la calle 8, las viviendas vacías comenzaron a ser habitadas por inmigrantes cubanos, que comenzaban a llegar al sur de Florida huyendo de la revolución castrista. Fue así como el sector adquirió su actual denominación de Little Havana y Ball and Chain comenzó a pintar sus presentaciones, cócteles y comida con los colores de la bandera tricolor caribeña.

Desde la primera vez que fui a Ball and Chain y a Little Havana, debo reconocer que me enamoré del lugar. Este sector es como un Oasis en el que el tiempo se ha detenido y, donde a pesar de haber un Mac Donalds (y lamentablemente, pronto un Starbucks), la vida parece más sencilla que la que se lleva unas cuantas cuadras más allá en el downtown de Miami. En este barrio el baile, los habanos, las coladas y el dominó son los protagonistas de la escena callejera, sin importar la hora del día o de la noche. Aquí la vida se siente más liviana, la música parece surgir en cada rincón y la gente te sonríe al pasar.

Pero hace un par de semanas descubrí que Ball and Chain es más que un bar donde tomar un trago y bailar al ritmo de la orquesta de turno. Este lugar acaba de inaugurar un menú, que nada tiene que envidiar a los restaurantes elegantes del resto de la ciudad, y que incluye una mezcla de platillos clásicos y algunas creativas preparaciones. Acá todos tendrán de dónde elegir, pues la nueva carta no sólo incluye proteínas, ensaladas frescas y opciones vegetarianas, sino que mantiene algunos de los auténticos platos cubanos como Ropa Vieja, chicharrones y Masitas de Puerco.

También te podría interesar: Conociendo La Pequeña Habana con Christine Michaels de Art Deco Tours

Durante mi visita tuve la posibilidad de probar un poco de lo clásico y algunas preparaciones de la nueva carta. Mi degustación comenzó con el B&C Elote (USD12), que estaban delicioso, con esa mezcla un poco dulce que tiene el choclo local con un golpe de picante al final. Luego me tenté con las Mariquitas De Maduro (USD12), largos y delgados trozos de plátano fritos, que estaban de ensueño. Ten cuidado con ellos, ya que fácilmente se pueden convertir en una adicción. Algo similar puede pasar con los Congri Fritters (USD9), bolitas de arroz con frejoles negros que se untan en una sabrosa salsa que los acompaña.

De segundo, si deseas una ensalada puedes elegir entre la Exotica Pineapple Salad (que no estaba disponible ese día) y la Tropical Ensalada (USD14) que trae una abundante mezcla de hojas verdes, mango, piña, rabanito, tomates y un aderezo de mago y piña, perfecta para quienes desean no comer proteína y les gustan los sabores caribeños. En el caso de que prefieras un pescado, te recomiendo el Little Havana Salmon (USD30), que trae un gran trozo de salmón grillado, ensalada de piña, espárragos, quinoa tricolor y cilantro fresco. Si, por el contrario, se te antoja una carne y algo más tradicional: entonces la Ropa Vieja (USD22) debe ser tu elección y la puedes pedir para tres personas o para seis. Por último, de los postres, pide los Churros de la casa (USD10) y/o los Pastelitos de Guayaba (USD10), que son muy sabrosos,  te dejarán con una sonrisa en la boca y lista para bailar en lo que queda de la noche.

En tu viaje a Miami, no puedes dejar de visitar Little Havana ni Ball and Chain. Ninguna visita al sur de la Florida está completa si no experimentas lo que acá ocurre. Te aseguro que te sentirás transportado a otras épocas, esas que a veces parecen más sencillas cuando se miran desde el Siglo XXI.

Joanna Wurmann, Corresponsal Miami, Mujer y Punto.
Para más de Miami sígueme en @miamibyjoey

Ball & Chain, 1513 SW 8th Street, www.ballandchainmiami.com

Leer articulo completo

Comentarios

Lo que podría gustarte