Sexualidad /
domingo, 9 abril 2017

Beneficios del slow sex, una práctica para disfrutar al máximo

Etiquetas: ,

La sociedadad actual está llena de prisa. Todo es a paso acelerado, un ritmo que muchas veces nos lleva a sentirnos colapsadas y nos pasa la cuenta en varios ámbitos…sí, también en la cama. Parece insólito, pero el cansancio, agotamiento y el poco tiempo es el causante de que muchas parejas pospongan su vida sexual, se dejen estar e incluso tengan sexo por cumplir, sin dedicarle el suficiente tiempo y sin lograr el disfrute que finalmente todas buscamos. La buena noticia es que hay una práctica que está siendo tendencia y que viene a combatir a los «rapiditos»: el slow sex ¿Quieres saber qué es y todos los beneficios del slow sex? Entonces sigue leyendo.

¿Qué es el slow sex?

El slow sex se traduce simplemente en «sexo sin prisa». Su nombre lo dice todo, la idea es disfrutar de la sexualidad de una manera mucho más relajada y consciente.

En términos simples, el slow sex busca vivir la sexualidad de una manera integral, haciendo todo más lento para disfrutar de cada etapa, para vivir, para sentir, para estar ahí en ese momento y no pensando en los deberes que tenemos mañana. Su único objetivo no es la penetración apresurada, si no que descubrir y realmente sentir y disfrutar todo el proceso. 

También puedes ver: señales que indican que disfrutaste del encuentro sexual.

Beneficios del slow sex

Los beneficios del slow sex son variados y a medida que sigas leyendo te aseguramos te vas a entusiasmar. Aquí te contamos cuáles son:

1- Adiós presiones: el slow sex NO se basa en el desempeño, y eso automáticamente hará que ambos se relajen y se concentren en vivir el momento y no en alcanzar el orgasmo a toda costa ¡Chao inseguridades y presión innecesaria!

2- Experiencia sensorial: al practicar slow sex le damos paso a todos nuestros sentidos para que actúen. Descubrirás sensaciones que ni tú misma pensabas podías experimentar, pues a veces nuestros sentidos están tan bloqueados por el estrés, que nos olvidamos de lo maravilloso que es SENTIR.

3- En pos del clímax femenino: según la Doctora experta en sexualidad, Debbie Herbenick, que una mujer esté mojada no necesariamente significa que está cerca del clímax. Además, asegura que las mujeres necesitan en promedio de 10 a 20 minutos para estar completamente excitadas, por lo que la práctica del slow sex beneficiaría e intensificaría su sensación de placer.

4- Variedad de posturas: una de las bases del slow sex radica en ir variando constantemente las posturas sexuales manteniendo el mismo eje de conexión genital, así las profundidades, movimientos y ritmos de las pelvis generan nuevos estímulos, con el objetivo de prolongar la llegada del orgasmo pero de una manera relajada e integrada. Por lo mismo uno de los máximos beneficios del slow sex es que conocerás y experimentarás nuevas y diversas posturas sexuales que, quien sabe, te pueden llevar a niveles desconocidos de placer.

Por: Fernanda Urzúa M.

También puedes ver: posiciones para disfrutar del sexo en el auto.

 

 

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte