Destacados / Lo más reciente! / Relaciones /
lunes, 23 mayo 2016

Cómo aprender a respetarte en 10 pasos

Etiquetas: , ,

¿Cuántas veces corriste tus planes porque te invitó a salir? en vez de seguir desplazándote hacia el final de tu lista de prioridades, dejáme decirte que ya es hora de que te conviertas en una mujer decidida y firme que pueda tener las riendas de su vida en sus manos: una cabrona. 

Cabrona: un desafío mental

La cabrona no es una mujer mala porque en realidad es todo lo contrario, buena y fuerte son las mejores cualidades que la describen y ella sabe perfectamente cuáles son. Mientras está pendiente de su vida jamás ha perseguido a un hombre para tenerlo porque ella aplica sus propios límites y sabe cuándo detenerse. No permite que ninguno piense que tiene un «dominio» al 100% sobre ella y siendo directa puede expresar realmente lo que quiere.

La diferencia entre una mujer necesitada y una cabrona no está en sus personalidades o comportamientos, la última es así en sus acciones porque no está dispuesta a abandonarse y jamás lo hará. Si ya te cansaste de seguir haciendo lo mismo como yo, entonces comienza a cambiar porque lo primero que debes aprender sobre el respeto es: si no lo tienes por ti misma entonces ¿quién sí lo tendrá mujer?

1. Déjalo queriendo más

Por más que te guste tomáte tu tiempo, no necesitas verlo todos los días o hablar con él en las noches. Deja que haya un poco de deseo entre ustedes porque nunca hay que vivir con el pie en el acelerador. Tu simplemente has tus cosas y si él quiere hablar contigo, lo hará.


2. Se misteriosa

La cabrona siempre es honesta, pero no tiene por qué estar comentándole todo lo que quiere hacer porque de esa forma le estará abriendo la puerta al aburrimiento. En vez de decirle: «me juntaré con mi amiga Rosario y comeremos, después vermos una película y hablaremos toda la noche», puedes limitarte con un simple «voy a salir». No hay que explicarse ante nadie y menos contar un cuento sobre lo que harás en ese día.

cabrona

Imagen: Pinterest.


3. Mantén tu independencia

Una cabrona es dueña de sí misma y no importa si es una mesera o una estrella de cine, lo importante es que ella trabaja por lo suyo y no necesita mendigarle nada a nadie. Está bien que te inviten a una buena cena seguida de una película en el cine, pero no es necesario que siempre pague él. Como la dama que eres te muestras agradecida por lo que te dieron y también puedes retribuirlo de la misma manera. 


4. Nunca dejes tu sentido del humor

Una de las partes más atractivas de la cabrona es que ella sabe reírse frente a cualquier situación y no tiene ningún problema en reírse de sí misma. Siempre será más agradable ver a una chica sonriente y feliz que a una mujer amargada y sin gracia. No digo que tengas que fingir si algo no te da gracia, pero por lo menos mantente alegre.


5. Ten el control de tu tiempo

Una mujer autónoma nunca deja de hacer sus planes y menos los cambia por un hombre. ¿Cuántas veces cancelaste salidas con amigas o juntas familiares porque un hombre repentinamente te dijo que quería salir? tontamente optaste por abandonar lo tuyo. Valora tu momento para ti y lo que te gusta hacer porque lamentablemente el tiempo no se recupera. Incluso si prefieres quedarte en casa tejiendo ¡es perfectamente válido!

cabrona

Imagen: Pinterest.


6. No persigas a nadie

No hay nada que gire en torno a un hombre porque cualquier cosa que tengas que perseguir, huirá. No necesitas mostrarle en la primera cita tu mejor carta porque si decides que vea todo lo que tienes para ofrecer y te acuestas con él, ahí quedarás. Como no te matarás por impresionar a nadie dejarás que se tome el tiempo y también la molestia de conocerte un poco más. Si le muestrás que estás desesperada por algo de acción o cariño, lo más probable es que le de miedo y corra.


7. Debes sentirte valiosa

Nunca expreses que no eres lo suficientemente algo porque la percepción que le des sobre ti, es la que tendrá en su cabeza. Debes sentirte valiosa porque lo que para algunos hombres es «feo», para otros puede ser «hermoso».


8. Prepárate porque te pondrá a prueba

Muchas veces un hombre no llama sólo para ver cuánto tiempo dura una mujer sin escribirle, eso lo ayuda a ver las reacciones que tendrá una y dependiendo de eso se verá si eres una cabrona o no. Como generalmente los hombres son más prácticos que las mujeres, no quieren hacerse problemas con una mujer conflictiva o necesitada. La cabrona sabe que él quiere su espacio al igual que ella, por eso siempre hay que tener una actitud calmada y segura: si eres algo que no puede tener te convertirás en un desafío.


9. No dejes tus pasiones ni nada de lado

Nunca debes dejar lo que te gusta hacer porque a él no le parezca atractivo o llamativo, menos evitar juntarte con tus amigos o ponerle atención a tu carrera o trabajo. Nunca te olvides de tener tiempo para ti porque nunca un hombre debe girar en torno a ti, tu eres un ser humano independiente de él y si no le gusta lo que a ti si ¡da lo mismo! Como no ocupa todo el espacio de tu cabeza, mantenerte ocupada te permirá no sentirte resentida cuando él también lo este.


10. Usa tu cabeza

El zorro tonto sabe que mientras menos critique será mejor: si ya están empezando de a poco una relación y ves que siempre tira la ropa al suelo no debes decirle «levanta eso por favor, te lo he dicho mil veces» sino que buscas un tacho para la ropa sucia y lo pones en la esquina. Listo, se acabó el problema. Usa tu cabeza porque tu imaginación puede llegar más lejos de los que piensas.

Por: Catalina Grez M.

Imagen: Pinterest.

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte