Crianza / Lo más reciente! /
miércoles, 22 junio 2016

Carta de una madre al desconocido que calmó a su hija en un avión

Etiquetas: ,

La carta de agradecimiento de una madre hacia un desconocido que calmó a su bebé en un avión ya se ha vuelto viral en facebook y hoy hemos querido compartirlo con ustedes no sólo por su popularidad, si no por su contenido. Nos parece TAN importante el darse el espacio para empatizar con el otro y a la vez, reflexionar en que podemos ayudar al otro con simples gestos.

Es el caso de esta madre que se subió a un avión con su pequeño bebé, al que le esperaba un largo vuelo por delante. Según ella misma cuenta, estaba muy nerviosa por tener que hacer un vuelo de 8.000 kilómetros sola con un bebé, sobre todo por las posibles rabietas que éste podría tener y que a su vez, podía incomodar a los demás pasajeros. Afortunadamente, un desconocido se cruzó en su camino para hacer de su viaje algo completamente distinto a lo que había imaginado. Te invitamos a leer su carta de agradecimiento hacia él, que publicó inicialmente en la página de facebook Love What Matters.

«Mi mayor miedo era hacer un viaje tan largo. Con un bebé, sola. Me producía mucha ansiedad pensar en sus rabietas aéreas. En una ocasión anterior, un hombre muy maleducado me dijo: ‘O callas al bebé o lo callo yo’ cuando mi niña, que estaba muy cansada, no paraba de llorar. Sin embargo, esta vez fue muy diferente.

La primera hora no estuvo mal, pero al poco tiempo afloraron el cansancio y el nerviosismo. El hombre sentado justo al lado se mostró paciente ante los primeros sollozos de la niña. Yo me esmeré mucho por evitar el estallido, pero la cosa fue a más.

También puedes ver: la carta viral de un hombre a la madre de un hijos.

Lloraba histéricamente. Me latía el corazón a mil por hora mientras intentaba ignorar las miradas de irritación y los ojos en blanco y me centraba en calmarla. Entonces, el hombre que estaba sentado a nuestro lado hizo algo que no me esperaba. Me dijo, sonriendo: ‘Lo estás haciendo genial, mamá’.

El desconocido me sugirió que me cambiara de sitio con mi hija, para que él quedara al lado de ella. Y así lo hicimos.

El hombre sacó su iPad y se puso a enseñarle a mi hija fotos de sus nietos. Abrió un juego y le enseñó a jugar. Me habló sobre su vida y me preguntó a mí por la mía. Mantuvo ocupada a mi hija y la reconfortó cuando empezó a protestar. Fue muy paciente y cariñoso. Antes de que me diera cuenta, el vuelo de seis horas había llegado a su fin.

También puedes ver: 30 formas de entretener a un niño.

Habíamos sobrevivido. Y el señor me ayudó con el equipaje de mano cuando salimoccs del avión. Nos acompañó hasta el área de recogida del equipaje, donde nos estaban esperando mis padres. Nos despedimos y desapareció. Luego le expliqué a mi madre, con lágrimas en los ojos, lo que ese hombre había hecho por nosotras.

Él sacrificó su tiempo y su energía de buena gana para ayudar a una madre y a una hija angustiadas. Fue comprensivo. No solo hizo de nuestro vuelo algo soportable, sino también placentero. La amabilidad de un extraño fue lo que nos ayudó a salir adelante ese día y siempre le estaremos agradecidas».

¿Qué les pareció la actitud de este hombre? Nosotras creemos que merece ser aplaudido!!

Por: Fernanda Urzúa M.

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte