Destacados / Lo más reciente! / Relaciones /
jueves, 31 diciembre 2015

Casarse no es una obligación

En Genial.guru tradujeron un artículo de Brooke Hampton, escritora, madre amorosa y fundadora de las tiendas de alimentos naturales en Texas. Texto polémico pero útil. Especialmente si estás cansada de sufrir en una relación. Lo compartimos con nuestras Mujeres y Punto.

No soy una gran aficionada del matrimonio.

Creo que el matrimonio ubica a los visionarios talentosos que son capaces de cambiar al mundo en una institución convencional, donde luego pasan una enorme cantidad de tiempo y emociones, su «magia» y su valiosa energía tratando de ser un «buen» ciudadano y vivir de acuerdo con la ilusión de una familia ideal, que con tanto éxito implementaron en nuestras cabezas. Además, el matrimonio crea una sensación de poseer al otro simplemente porque una vez él o ella nos dijeron que «sí», nos pusieron un anillo en el dedo y firmaron un documento que dice que nunca nos van a dejar. (¿Has notado lo loco que parece esto?)

Uno de los mayores engaños de los cuales podemos ser víctimas es la idea de que necesitamos a alguien más en nuestra vida para ser completos. Estamos a la espera de que aparezca el Señor o la Señora para empezar, por fin, nuestra vida y ser verdaderamente felices.

Yo vivo con mi hombre desde hace 15 años, y todavía nos queremos mucho. En gran parte ocurre porque cada uno de nosotros estamos solos y nos ayudamos mutuamente a alcanzar nuestras metas personales. Somos muy diferentes pero ninguno de nosotros intentamos cambiar al otro. Nos respetamos y valoramos. No necesitamos el uno del otro, tan solo nos disfrutamos. Esa es la gran diferencia. Las palabras menos románticas en el mundo: «me complementas», simplemente quiero llorar cada vez que las escucho en las bodas. Quiero complementarme a mí misma.

Gira alrededor de tu propio eje hasta que llegues a la armonía contigo mismo y no puedas crear la magia solo. Entonces si quieres, atraerás a alguien que va a girar contigo. Como resultado, el mundo obtendrá dos almas hermosas que girarán por separado pero en perfecta armonía… ¡ahí es donde sucede la magia!

¿Qué hay de los hijos?

No creo que todos estemos destinados a tener hijos y formar una familia, esto es lo que nos impone la cultura. Una vez que hayas decidido tener hijos, entonces sí será de gran ayuda encontrar a alguien que con mucho gusto te ayudará a darles la mejor vida posible. Esto no quiere decir que ambos tienen que vivir bajo el mismo techo, pero significa que los dos están decididos a trabajar juntos por el bien de los niños para que crezcan sanos, seguros y emocionalmente estables como miembros de la sociedad.

Si te casaste porque ese fue tu deseo… ¡Maravilloso! Sólo asegúrate de que tus expectativas sean realistas, sé abierto y honesto en lo que sientes. La situación se vuelve no saludable cuando en una relación duradera alguien se siente atrapado e infeliz. Es por eso que tenemos tantos traumas que tienen que ver con relaciones que no funcionaron: madre, padre, el primer amor, etc. La imagen de cuento de hadas de cómo debe ser el amor resultó ser falsa, y fuimos derrotados.

 

No te cases con un alma gemela.

Billy (mi hombre) es un muy buen amigo. Cree que soy maravillosa, increíble y extremadamente atractiva. Él siempre está dispuesto a ayudarme y apoyarme. Él es un padre y un compañero maravilloso. Somos el uno para el otro en todos los aspectos. Destacamos lo mejor de nosotros casi siempre. No nos aferramos mutuamente y podemos estar solos a pesar de que preferiríamos estar juntos. Nuestra relación es fácil y anula cualquier inmundicia. Billy es apacible, tranquilo… absolutamente maravilloso, y lo quiero, pero no es mi alma gemela en el sentido que por lo general lo entienden: una relación mística y antigua de las vidas pasadas. Juntos hemos creado una unión totalmente única, significado que también es excepcional en su propia manera.

¿Quiénes son las almas gemelas? ¿Existen? Cada uno de nosotros va a responder a esta pregunta de acuerdo a sus propias creencias. Personalmente, creo que las almas gemelas son las personas que se combinan perfectamente con nosotros, que nos ayudan a crecer. Pero ellos no tienen que ser nuestros amantes. Entender esto es muy importante para nosotros. En nuestra cultura, batallamos para comprender una relación profunda que no es nada sexual y tampoco romántica, pero que tiene un gran propósito. Cualquier relación estrecha entre dos personas es a priori romántica, ¿verdad? No. En este mundo salvaje hay una cantidad innumerable de lazos y conexiones.

Creo que las almas gemelas existen y aparecen en nuestra vida cuando más lo necesitamos. Vienen a animarnos, desafiarnos, mostrarnos nuestros errores como si fueran un espejo, despertarnos e impulsarnos a seguir adelante. Y, francamente, no debemos casarnos con dichas personas. Porque entonces nos hundiríamos en la creación del matrimonio perfecto (Dios sabe lo que significará esto), y nos olvidaríamos del por qué nuestras almas se conectaron inicialmente.

Nos olvidamos con demasiada facilidad de que nuestro trabajo es ayudarnos mutuamente a crecer lo más rápido posible, y no atormentarnos en estos papeles extraños que marido y mujer se ven obligados a jugar.

Existe la idea de que una persona debe cumplir con todas nuestras necesidades. Y, por lo general, es aquella que nos provee todo el sufrimiento y la frustración. En lugar de ello, ¿por qué primero no pensamos para qué queremos crear una relación con la otra persona y cuál es su propósito? Entonces el universo nos dará la opción perfecta para tal propósito. Y si tu objetivo es tener un gran sexo y viajar por el mundo, tendrás una persona completamente diferente con la que podrías crear una familia. Si lo dudas, simplemente cree en mi palabra. Una comprensión clara de nuestros deseos es el primer paso para poder crear la unión más mágica.

Mira, en realidad, yo no soy una experta y, por supuesto, tampoco he asimilado y aplicado todo aquello de lo que estoy hablando. Pero sé que una cosa es segura: lo que hago funciona. ¿Cuántas parejas felices conoces? Está bien. ¿De éstas cuántas llevan más de unos años juntos y tuvieron hijos? No solo cómodos uno al lado del otro, sino verdaderamente felices. Todo esto nos pone a pensar que en algún lugar estamos equivocados. Estamos constantemente en busca de un loco, salvaje y apasionado amor de toda la vida, para quedarse con esta persona a toda costa hasta que la muerte nos separe. Tal vez, y esto es sólo una suposición, debemos buscar todo lo contrario.

Vamos a reescribir la normalidad.

Vamos a hackear la paternidad, la amistad, el amor, la colaboración, la comunicación, las uniones de almas gemelas, la VIDA y el matrimonio así como estamos acostumbrados a verlos, y vamos a crear algo que realmente funcione, que se adapte a nuestros corazones y almas, sin temores y preocupaciones para romper la norma.

Porque si nadie te lo había dicho antes, el concepto de normas es considerablemente sobrevalorado.

Fuente: Brooke Hampton
Traducción y adaptación: Genial.guru

Foto: google

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte