Chile / Lo más reciente! /
martes, 31 agosto 2021

Cómo crear una cultura digital positiva

Etiquetas: , , ,

Detenerse a leer un mensaje de texto lleva solo 2,2 segundos, pero en ese lapso, se duplica la tasa de error en tareas básicas. Ser ciudadanos digitales responsables, es imprescindible para vivir sanamente en un mundo hiperconectado.

La tecnología monopolizó todas nuestras actividades: la educación, el trabajo, las relaciones sociales, el entretenimiento, etc. Sin embargo, eso no significa dejarnos controlar ni mucho menos estar en conexión digital permanente, pues como cualquier cambio de tendencia en la humanidad, puede tener impactos en nuestra salud física y mental.

De ahí que haya nacido el nuevo concepto de Bienestar Digital, el cual trata de forjar una cultura positiva en torno a la tecnología, generando un hábitat de felicidad en este mundo tecnológico, economizando la atención, la productividad y educando a ciudadanos digitalmente responsables. “Tener el control sobre la tecnología nos permite aprovechar todo su potencial y disfrutar de todos sus beneficios”, explica Carola Bergamasco, Directora de Proyectos e Innovación de Cognita Chile, red global de colegios que, en nuestro país cuenta con 14 establecimientos, en los cuales ya se está implementando esta tendencia para ayudar a los niños, niñas y adolescentes a tener hábitos saludables en torno al mundo digital.

Riesgos e impactos

Dentro de los perjuicios más relevantes de la super conexión está la pérdida de productividad y concentración. Incluso los breves momentos de cambio de tarea pueden hacer que se pierda hasta el 40% de la productividad. Así, “Detenerse a leer un mensaje de texto puede que solo lleve 2,2 segundos, pero en ese lapso, duplicas tus tasas de error en tareas básicas” advierte Bergamasco.

Un estudio reciente ha descubierto que, cuando se consigue concentrarse en el trabajo, la mera presencia del dispositivo al lado reduce la capacidad cognitiva hasta en un 10%. ¿Por qué?

Porque el cerebro está anticipando que podría recibir un mensaje y dedica recursos a eso, en lugar de mantenerse concentrado en la tarea que está realizando.

Aquí es relevante el concepto de Economía de la Atención (en inglés, attention economy) que afirma que la atención humana se ha convertido en un recurso escaso y un bien valioso en medio del remolino de información que bombardea constantemente a los consumidores.

Además, la experta de Cognita, señala que “Si no somos capaces de fijar límites digitales, podemos transformar estos aparatos más en una compulsión que en una herramienta positiva. La adicción a la tecnología se ha convertido en una de las nuevas preocupaciones de especialistas en salud mental, al igual que el cyberbullying”.

Tips para la toma de control

Todos tenemos que ser capaces de darnos cuenta cuándo estamos en un punto de no retorno y sin duda que este es ahora. ¿Cómo lo hacemos? No consiste simplemente en desconectarse durante períodos de tiempo; sino que es una forma holística de pensar: cómo, cuándo, dónde y por qué interactuamos con la tecnología.

Carolina Bergamasco, certificada como Digital Wellness Educator en el London Digital Wellness, nos invita a crear barreras invisibles, o límites digitales, durante los periodos de tiempo en los que queremos estar plenamente presentes, a través de las siguientes recomendaciones:

  • Poner el teléfono en modo no molestar o en silencio y guardarlo mientras se está enfocado en otra tarea. Que no esté al alcance de la mano para
  • Cambio de hábitos pequeños. Por ejemplo, al acostarte, en vez de hacer scroll en redes sociales, leer un libro, escuchar música, ir a acostarse con los niños,
  • Establecer un «tiempo de concentración» cada día en sus calendarios Incluso pueden crear una respuesta automática a corto plazo que explique lo que están haciendo y cuándo volverán (por ejemplo, me alejo de mi correo electrónico para terminar este proyecto. Volveré en una hora).

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte