Fitness/Salud / Lo más reciente! /
jueves, 29 enero 2015

Cómo cuidar una insolación

Etiquetas: , , ,

¿Tienes la piel fucsia después de haber tomado mucho sol?, ¿te duele hasta ponerte la ropa? Bueno, a quién no le ha pasado.

Sabemos lo peligroso que está el sol, y lo importante que es cuidar nuestra piel. Sino lo haces adecuadamente, es difícil evitar la insolación después de tomar por primera vez el sol de la temporada.

La insolación aparece cuando los mecanismos para regular la temperatura corporal, sobre todo la sudoración, no son capaces de contrarrestar el calor ambiental, luego de una exposición prolongada al sol.

“Se trata de una afección localizada principalmente en la cabeza por acción solar o lugares mal ventilados con excesivo calor y humedad. Se caracteriza por la piel enrojecida, deshidratación, escalofríos, náuseas, vómitos, dolor de cabeza, la piel muy caliente y un compromiso muscular que puede llegar a convulsiones”, explica el Dr. Ruperto Ruiz, dermatólogo de Clínica INDISA.

Si sufres una insolación, lo primero que debes hacer es estar en un ambiente oscuro y fresco, ojalá con algún ventilador. “Debes usar compresas con agua fría para bajar la temperatura corporal, y en caso de mayor gravedad es recomendable trasladarse a Urgencia para lograr hidratación y recibir el adecuado tratamiento médico”, señala el Dr. Ruiz.

¿Qué hacer si queremos prevenirla? Lo mejor es tomar abundante líquido y no exponerse mucho tiempo al sol. Tampoco es recomendable hacer ejercicios en las horas en que el sol está muy fuerte.

Si ya te insolaste, no nos lamentemos, aquí te entregamos algunos consejos para aliviar las molestias:

1. Toma harta agua para combatir la deshidratación de tu piel.

2. El aloe vera es un gran remedio natural. Lo mejor es poner algunas hojas partidas por la mitad en una tina con agua tibia, dejar reposar unos minutos y sumergirse. Y cuando sólo es una zona del cuerpo la que está insolada, puedes poner las hojas abiertas directamente sobre tu piel y enjuagar después de unos minutos.

3. Si tienes los párpados hinchados, aplica bolsitas de té negro durante 10 minutos. Los antifaces de gel que se meten al refrigerador también alivian.

4. Frotar rodajas de pepino sobre la piel enrojecida calma el ardor.

Estos consejos pueden ayudarte, pero si empiezas a sentir náuseas, mareos o te cuesta respirar, es mejor acudir a un especialista.

Foto de: www.italianolaplata.org.ar

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte