Sexualidad /
jueves, 25 junio 2015

Cómo decirle NO a tu pareja sin dañarlo

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

¿ Te ha pasado que has tenido un mal día, problemas con tus hijos, estás cansada, o te sientes mal físicamente, y en la noche amorosamente se acerca tu marido sugiriéndote tener intimidad sexual?

Seguramente, muchas veces has reaccionado en forma impulsiva, diciéndole que te deje tranquila, que estas cansada, y que no quieres tener sexo con él en ese momento.

Lo más probable, es que esa respuesta tuya haya detonado una bomba en su interior, sintiéndose rechazado, y posiblemente, les haya generado una pelea que duró por varias horas.

Ambos se van a dormir sin hablarse, y cada uno se da vuelta hacia su lado. A la mañana siguiente el aire se corta con cuchillo, y así continua tu día, con tristeza y mala onda.

¿Te parece conocida esta historia?

Son muchas las pacientes que llegan a «Centro Miintimidad» con historias similares a ésta, y que hoy están asistiendo a tratamiento por diversos motivos.

Lo primero que les explico es que, obviamente, no pueden sentir deseo o excitación sexual, si no están relajadas, tienen escasez de tiempo, energía, privacidad o algún problema físico o emocional.

Les digo que lo importante es que, si quieren mantener la conexión con su pareja, la solución es NO deben impedir que se acerquen a ellas. Que mientras más tiempo pasen sin actividad sexual e intimidad con su pareja, mas difícil les será volver a conectarse.

No existe una solución perfecta, pero sí algunos pasos importantes que puedes seguir:

 •       Siéntate por unos minutos, cierra tus ojos, y siente cómo estás respirando.

•       Descubre cómo te sientes y qué es realmente lo que necesitas.

•       Trata de buscar una solución a tus necesidades, y cuál es el mejor camino a seguir para lograr satisfacerlas.

•       Una vez que tengas clara la película, trata de generar un reencuentro con tu pareja.

•       Míralo a los ojos para conectarte.

•       Pon una música que les guste, traten de relajarse, reírse, comer algo rico y conversar.

•       Recuerda cosas o situaciones que anteriormente los unían, e intenta que hagan algunas de ellas.

•       Recuerda que no importa lo que estés haciendo, sino lo que representa para ti, y  para ambos.

•       Hazlo partícipe de lo que te sucede.

•       Pídele ayuda y cooperación, ya sea con las labores domésticas, el cuidado de los niños, las compras, etc.

•       Salgan a caminar por 5 minutos para bajar las revoluciones.

•       Verbaliza, pues él no puede leer tu mente. Si te es difícil hablar, escríbele una nota.

•       Ayúdalo a entenderte y facilítale el camino para acercarse a ti.

•       Dile cómo puede ayudarte a sentirte más relajada.

•       Proponle diferentes formas de intimar, estar conectados no siempre tiene que ser equivalente a coito.

•       Plantéale un cambio de energía en la forma que siempre usa para acercarse a ti.

•       Dile que necesitas más pasión, y que trate de crear una nueva estrategia de acercamiento.

•    Si dices NO al sexo, sé amable, explícale que no es que lo estés rechazando a él, sino que en estos momentos necesitas que se conecten de otra forma.

Odette Freundlich

Directora de Centro Miintimidad

Kinesióloga especialista en Disfunciones del suelo pelviano y sexualidad

www.miintimidad.cl

[email protected]

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte