Sexualidad /
miércoles, 24 junio 2020

Cómo el estrés y la ansiedad pueden impactar tu vida sexual durante esta pandemia

Etiquetas: , , , , ,

Si te sientes estresada y ansiosa en este momento, entonces no temas: no eres la única. La pandemia de coronavirus, y todas las preocupaciones que la acompañan, son una gran fuente de estrés y ansiedad para todos, y para peor  pueden, además, estar impactando tu vida sexual. Es posible que desees tener relaciones sexuales con mayor frecuencia cuando estás estresada, o podría ser lo último que tienes en mente. De cualquier manera, es normal, pero de igual manera le pedimos a algunos expertos que nos aclaren la relación entre el estrés y el deseo.

Leer más: Finalmente cae el mito: el punto G no existe

¿Por qué el estrés y la ansiedad pueden hacer que quieras tener menos sexo?

«Es más común que las personas afirmen que sienten que su deseo sexual se ha atenuado cuando están estresadas y ansiosas», dice la psicoterapeuta sexual y de relaciones Kate Moyle. Esto se debe a que el estrés y la ansiedad causan mayores niveles de cortisol y adrenalina (la principal hormona del estrés), suprimiendo las hormonas sexuales, lo que afecta el deseo. «Cuando esto sucede, tu cuerpo está en modo de pelea o huida«, dice Clare Morrison, asesora médica de MedExpress, «lo que hace que éste disminuya algunas funciones no esenciales como el sexo».

Pero no son solo las hormonas las que están en juego. «Sentirse estresada y ansiosa puede hacer que estés más distraída y preocupada, en general», agrega Kate, lo que puede dificultar el estado de ánimo adecuado y el espacio para el sexo. Como explica Annabelle Knight, experta en relaciones sexuales y relaciones amorosas de Lovehoney, «Tener relaciones sexuales cuando te sientes ansiosa es básicamente como pedirle a tu mente que haga varias tareas a la vez», algo que es fácil para tu cerebro.

«Otros factores causados ​​por el estrés y la ansiedad, como la baja autoestima, menos motivación y confianza en el cuerpo, niveles reducidos de energía y un menor interés en socializar e intimidad, también pueden reducir tu deseo«, dice la Dra. Clare Morrison. «Y si estás tomando antidepresivos para la depresión o la ansiedad, algunos efectos secundarios incluyen disminución de la libido y la capacidad de llegar al orgasmo», agrega.

«Además de todo, sentir que tu vida sexual se ha visto afectada por la ansiedad significa que ésta puede convertirse en una fuente adicional de tensión en sí misma», agrega Kate, lo que crea un ciclo de estrés.

¿Por qué el estrés y la ansiedad pueden hacer que quieras tener más relaciones sexuales?

No hace falta decir que todas somos diferentes, por lo que vamos a reaccionar al estrés y la ansiedad de diferentes maneras.

Leer más: 7 zonas erógenas a las que probablemente no les has prestado mucha atención

“Es importante recordar que, además de que el estrés a veces disminuye la libido, muchas personas usan el sexo y la masturbación para combatir la tensión”, dice Annabelle. “Esto se debe a que estas actividades liberan endorfinas y oxitocina, lo que puede elevar tu estado de ánimo, e incluso sólo pensar en un momento íntimo puede hacer que tu cerebro libere dopamina, lo que produce sentimientos de placer”, agrega la experta.

«Además, tener relaciones sexuales, masturbarse o ver pornografía pueden servir como distracción o escape de los sentimientos de estrés y ansiedad», explica Kate. «Esto puede hacer que algunas personas utilicen el sexo como una estrategia para manejar el estado bajo de ánimo, la ansiedad y la irritabilidad», señala el Dr. Morrison. Sin embargo, si estás teniendo relaciones sexuales en forma compulsiva para evitar afrontar los problemas, entonces podría ser un signo de adicción más que otra cosa.

Cómo lidiar con el estrés y la ansiedad que afectan tu vida sexual

1.-Quítate la presión

«El objetivo del sexo siempre debe ser el placer», dice Kate, «si descubres que ya no estás disfrutando de la intimidad, da un paso atrás y piensa en lo que no está funcionando y qué más puedes probar». Recuerda que vivir la pandemia ha cambiado todos los aspectos de nuestras vidas, por lo que está bien si tu el tema sexual también se ha alterado un poco.

2.-Comunícate con tu pareja

«Si está encerrada con tu pareja y te sientes estresada, el primer paso es informarle al otro lo que sientes. Y si hay algo que puedan hacer para que estés menos presionada, como ayudarte con las tareas de la casa, ahora es el momento de decirles», dice Annabelle.

«Y si eres soltera o vives sola, llamar a tus amigos puede ayudarte a sacar los sentimientos de tu pecho», agrega Annabelle.

Leer más: 8 hábitos alimenticios que no le están haciendo ningún favor a tu vida sexual

3.-Programa tiempo para el placer

Es importante dedicar tiempo al sexo, la masturbación o simplemente a sentirse sexy. “Tal vez tomar un baño, darte una larga ducha», dice Kate, «o escuchar un podcast sobre sexo positivo o algo de audio erótico podría ayudar a sentirte excitada”.

“Si estás con una pareja, intenta alargar los juegos previos, o incluye masajes íntimos o simplemente besa y abrázalo con más frecuencia”, sugiere Annabelle, y ten cuidado de no apresurarte. Lo mismo ocurre con la masturbación: reserva un tiempo para explorar tu propio cuerpo y ponte ropa interior sexy o usa aceites de masaje si te ayuda a ponerte de humor.

4.-Deja tu teléfono fuera 

En general, se desaconseja usar el teléfono o computadora portátil antes de irse a dormir, pero eso es aún más importante cuando agregas sexo a la ecuación. «Es probable que revisar los correos electrónicos del trabajo antes de acostarte aumente el estrés justo cuando menos lo necesitas«, dice Annabelle. Entonces, ¿Lo más fácil de hacer? ¡Deja tu teléfono de lado!

5.-Duerme más

El sueño es beneficioso para casi todos los aspectos de nuestro bienestar, y el sexo no es la excepción. «Las personas sanas con buenos patrones de sueño están más dispuestas a ser sexuales», dice Annabelle. Además dormir también puede ayudar a controlar tu estrés.

Vía: Cosmopolitan.com/UK
Traducción: Mujer y Punto

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte