Crianza / Lo más reciente! /
miércoles, 23 septiembre 2020

Cómo saber si nuestros hijos están sufriendo de depresión

Etiquetas: ,

A medida que la crisis del coronavirus continúa, una cosa de la que debemos estar alerta es la depresión, tanto en nuestros hijos como en nosotros mismos. Sentirse deprimidos en este tiempo de inactividad forzada e incertidumbre constante es inevitable, y la mayoría de nosotros luchamos por mantener una actitud positiva. Pero la depresión es más que estar triste o tener días malos. Un niño que parece estar constantemente en un estado de ánimo negativo, sintiéndose desesperado y sin poder disfrutar de nada, puede tener esta enfermedad y lo más probable es que necesite ayuda para recuperarse.

La depresión es un trastorno que se da con mayor frecuencia en la adolescencia, pero puede presentarse en niños desde la edad preescolar. Los pequeños que tienen antecedentes corren un riesgo significativamente más alto durante este momento tan estresante. Pero eventos perturbadores, como la pandemia, también pueden deprimir a niños que no han mostrado ningún signo anteriormente.

Uno de los grandes problemas con esta enfermedad es que ella puede ser fácil de pasar por alto, especialmente en los adolescentes, ya que estos suelen estar de mal humor. Pero con la tristeza y la irritabilidad generalizadas durante esta crisis, los signos pueden ser aún más difíciles de percibir.

¿Parece tu hijo estar más triste, irritable o callado últimamente? Tales cambios de humor podrían deberse a un estrés temporal en la vida. ¿Pero cómo saber si es algo más?

Además del estrés y la incertidumbre generada por el virus, existen otros factores que pueden llevar a los niños o adolescentes a deprimirse:

  • Cambio de escuela
  • Conflictos en el hogar
  • Lidiar con el acoso, en persona o en las redes sociales
  • Lidiar con problemas médicos
  • Separación o divorcio de los padres
  • Comenzar el año escolar

Además de los factores estresantes de la vida mencionados anteriormente, los adolescentes también pueden lidiar con las siguientes situaciones que pueden desencadenar la depresión:

  • Estrés académico, especialmente relacionado con las admisiones universitarias
  • Presión de rendimiento atlético
  • Citas, incluidas las relaciones tóxicas y rupturas
  • Privación del sueño

¿Está deprimido mi hijo?

miedos en los niños

Los síntomas pueden variar entre los niños y son diferentes a un simple cambio temporal de humor o tristeza. Si tu hijo muestra signos que duran más de dos semanas, o si estos parecen ocurrir aproximadamente al mismo tiempo que ciertos factores estresantes (como exámenes) o en ciertos momentos de la semana (como los domingos por la noche antes de que comience la semana escolar), la ansiedad o la depresión pueden ser la causa.

Signos de depresión en niños menores de 12 años pueden incluir los siguientes:

  • Disminución del interés en las actividades favoritas
  • Dificultad para iniciar y/o mantener relaciones sociales
  • Extrema sensibilidad al rechazo o al fracaso
  • Ausencias frecuentes de la escuela y/o una baja repentina en las calificaciones
  • Síntomas físicos sin causa médica
  • Tristeza o llanto frecuentes
  • Desesperación
  • Energía baja
  • Baja autoestima
  • Mayor irritabilidad
  • Mayor frecuencia o gravedad de las rabietas (para niños más pequeños)
  • Cambios importantes en los patrones de alimentación y/o sueño.
  • Miedos o preocupaciones obsesivos por la muerte
  • Aislamiento social
  • Hablar o intentar huir de casa
  • Pensamientos o expresiones de suicidio o comportamiento de autolesión
  • Dificultad para concentrarse

Los signos de depresión en adolescentes de 13 a 18 años pueden incluir todos los anteriores, más:

  • Mayor interés en temas relacionados con la muerte.
  • Aumento de los comportamientos de riesgo
  • Sentimientos de culpa excesivos o inapropiados
  • Sentimientos de inutilidad o autodesprecio.
  • Uso de sustancias
  • Mal genio
  • Problemas para tomar decisiones

Los doctores señalan que existen dos signos de depresión que comúnmente se pasan por alto en los niños. Uno de estos es una mayor irritabilidad. Por lo general, se asocia esta enfermedad con la tristeza, pero los niños y adolescentes pueden simplemente mostrarse más irritables. Por lo tanto, si tu hijo ha estado inusualmente de mal humor durante semanas o meses, esto podría ser una indicación a tomar en cuenta.

El otro signo de depresión que comúnmente se pasa por alto en los niños son los síntomas somáticos, es decir, cualquier problema de salud, como dolores de cabeza o de estómago, que no tienen una causa física. Nuevamente, es normal que los chicos se sientan enfermos ocasionalmente. Sin embargo, si la enfermera de la escuela dice que a tu hijo le duele el estómago todos los días durante la clase de matemáticas, eso podría ser una señal de alerta.

Si te preocupa que tu hijo pueda estar experimentando síntomas de depresión, considera los siguientes pasos para ayudarlo:

Empieza por hablar con tu hijo: Pregúntale frecuentemente cómo le va en todos los aspectos de su vida. No asumas que él te dirá que se siente deprimido. Los niños, sobre todo los más pequeños, tienen problemas en expresar sus sentimientos con palabras. En el caso de los adolescentes, ellos pueden sentirse avergonzados, por lo que hablar con regularidad puede darte algunas pistas de lo que está pasando por la cabeza del chico.  Sé amable, acogedor y comprensivo.

Involucra a otros adultos: Habla con los maestros, entrenadores y cualquier otra persona que trabaje con tu hijo con regularidad. Pregúntales si han notado algún cambio en el estado de ánimo o el comportamiento del chico. Solicítales que lo vigilen y te mantengan informado sobre cualquier comportamiento fuera de lo común.

Consulta con un profesional de salud mental: Puedes reunirte con el psicólogo escolar, un consejero, terapeuta o psiquiatra, para discutir tus inquietudes sobre su hijo. Al hablar contigo, este especialista podrá ayudarte a discernir si tu hijo está lidiando con depresión o tiene algún otro problema que necesita tratamiento.

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte