Lo más reciente! / Relaciones / Ser feliz y coaching /
viernes, 12 agosto 2016

Comunicación asertiva en las parejas

Etiquetas: , ,

La mayoría de las parejas, cuando se detienen a ver que tienen un problema, consideran que no hay vuelta atrás, se entrampan a tal nivel  que sienten que la única solución es la separación. Y generalmente cuando van a una consulta, hay uno que tiene la motivación de generar un cambio, una mejora y quien ve el problema. Pues el otro considera que no hay solución alguna.

Al principio de una relación, nos focalizamos en la idealización del otro, no existen críticas, las emociones fluyen intensamente. Mostramos, lo mejor de uno. Ese lado A, que es respetuoso, tierno, cariñoso, emotivo, y por sobre todo comunicativo.

También puedes ver: no ama ni deja que la amen.

Pero luego, consideramos que algo en el camino pasa, acentuamos ese lado B, ese que no empieza a gustar del otro, ese que critica, y que muchas veces es poco respetuoso.

Me he encontrado en la consulta, que el problema está en la comunicación, con lo que trasmitimos y que este se distorsiona, por que el otro entendió mal, por que interpreto de forma distinta o simplemente su manera de trasmitir ese contenido fue inadecuada.

Generalmente, nos centramos en dos polos de la comunicación; agresivo y pasivo; nuestro sistema social se empuja más hacia lo agresivo, hoy en día vivimos a la defensiva de todo, la competitividad, quien es mejor que el otro, el individualismo, se ven envueltos en la agresividad; pues el otro polo pasivo solo recepciona a una inadecuada conducta.

También puedes ver: mujeres que aman demasiado.

En una pareja,  esto ocurre de la misma forma, solemos actuar o siendo agresivos o pasivos,  actuamos a la defensiva, trasmitiendo frustración, enojo, molestia. Ocupamos el grito como forma de poder por sobre el otro, la agresividad va en escalada y no tiene limite; de la misma forma ocurre con el comportamiento pasivo, sin autonomía ni opinión, pues el otro se anula, comprende que callando y cediendo soluciona el conflicto.

Ninguno de los dos polos funciona de manera correcta, la más adecuada es la comunicación asertiva, trasmitiendo en tono adecuado y en momento adecuado.

Pocas veces nos detenemos a escuchar adecuadamente al otro, queremos trasmitir el enojo, la frustración, pasar por sobre el otro; pues en alguna fase de la vida perdemos la sintonía de la comunicación, nos centramos en la crítica impulsiva; sin embargo somos pocos tolerantes ante la convivencia de pareja, pensamos que lo correcto es la separación, nos volvemos sordos ante el otro.

También puedes ver: sí, yo creo en el amor.

Una vez más los invito a la buena comunicación, a la escucha activa, a la autocritica, porque la perfección no existe, recuerden, ni la pasividad ni la agresividad, si a la tolerancia y a la comprensión por el otro.

Dennisse Mellado Fuentes
Psicóloga Clínica
Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte