Fitness/Salud / Lo más reciente! / Mujer Actual /
martes, 6 noviembre 2012

¿Conoces el lado B del uso frecuente de los tacos altos?

Etiquetas: , ,

  • Dolor al caminar, deformación de los dedos del pie, esguinces, e incluso, artrosis, son algunas de sus manifestaciones patológicas.
  • Por ello, utilizar un calzado más bajo y de punta más amplia son las principales alternativas que  sugieren los especialistas para evitar las molestias a futuro. 

Sentir placer al momento de comprarlos, que les brinden seguridad, delgadez y estilo, y reflejar parte de su personalidad, son algunas de las características que las mujeres ven en torno al consumo y uso de zapatos de taco alto. De hecho, un reciente estudio señaló que el 72% de las chilenas los prefiere. En este contexto, resulta importante tener conciencia sobre el alcance de su uso constante.

Con la idea de dar a conocer las principales patologías a las que se pueden ver expuestas las mujeres que comúnmente utilizan tacos altos, el traumatólogo de Clínica Vespucio Dr. Miguel Ángel Balmaceda, comenta las características de los defectos asociados y advierte sus riesgos.

El problema se produce porque el taco alto desplaza el peso del cuerpo hacia adelante, aumentando la presión sobre los dedos y modificando el punto natural de apoyo. “Esto a su vez, obliga a que el cuerpo deba corregir la postura en busca de equilibrio, lo que resiente las articulaciones desde el tobillo hasta las cervicales”, argumenta el especialista.

El traumatólogo experto en pie de Clínica Vespucio, destaca que las principales enfermedades provocadas por el continuo uso de tacos altos son:

-Hallux Valgus o juanete: se caracteriza por la desviación hacia dentro del dedo gordo que puede llegar a montarse sobre el segundo dedo, alterando la articulación. “Los zapatos de taco alto y estrechos fomentan su aparición capaz de provocar dolor, irritación, inflamación y ocasionalmente infecciones. Si la persona tiene antecedentes familiares de juanetes debe evitar definitivamente este tipo de calzado”, aconseja.

-Dedos de martillo: se trata de una deformidad que provoca un encorvamiento hacia arriba de los dedos menores. “Esto además de generar dolor, fomenta la aparición de callos”, detalla.

-Sesamoiditis: patología relacionada con dos huesos pequeños fundamentales para el movimiento de despegar el pie del suelo, llamados sesamoideos, que con tacos altos pueden inflamarse o fracturarse.

-Inestabilidad del tobillo: el uso de tacos altos es uno de los principales factores de esguinces y microtraumas en esta delicada articulación.

-Inflamación del tendón de Aquiles: el continuo uso de tacos altos, altera la tensión de este tendón, lo que provoca su acortamiento, pudiendo generar que una caminata en terreno plano resulte dolorosa. “Si permanentemente se alterna  entre un calzado y otro, se puede dar origen a una tendinitis o inflamación del tendón, que además de causar dolor, puede derivar en una rotura o desgarro”, asegura.

-Artrosis de rodilla: el aumento de la presión en las superficies articulares de la rodilla genera este tipo de artrosis que  es “dos veces más frecuente en mujeres que en hombres. Cuando el paciente, tiene los primeros síntomas ya es tarde, debido a que no existe forma de recuperar los tejidos dañados”, afirma.

Por último, el Dr. Balmaceda explica que un taco de 8 centímetros provoca siete veces más esfuerzo en la punta del pie que uno de 2 centímetros, por lo que la recomendación es “utilizar un calzado más bajo y de punta más amplia para no provocar molestias al mover los dedos”, puntualiza.

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte