Lo más reciente! / Mujer Actual /
viernes, 16 junio 2017

Consejos para convertirte en una mujer más fuerte

Las mujeres siempre hemos sido objeto de opresión, prejuicios y mucha discriminación. Aunque hoy en día muchas cosas han cambiado respecto al trato y a los derechos que tienen las mujeres, aún quedan rastros de una cultura retrógrada y machista.

No cabe duda que las mujeres son estereotipadas como el sexo débil, el ama de casa, la esposa, la madre y la que debe depender de un hombre para poder subsistir. En algunas culturas, si llegas a los 30 años y no estás casada te conviertes en objeto de crítica y burla.

También puedes ver: consejos para superar el miedo a las críticas.

Si bien por ser mujer siempre te encuentras en desventaja y bajo la mira de la sociedad, nunca debes bajar la guardia. Todo lo contrario, debes convertirte en una mujer más fuerte para que salgas ilesa de lugares donde las mujeres no somos verdaderamente apreciadas.

A continuación, aquí te van algunos consejos útiles que te servirán para ser una fémina más fuerte:

  1. Define el concepto de mujer y tus valores

Cuando comiences a buscar la manera de definirte como mujer, te darás cuenta de que no existe gran diferencia entre tú y un hombre, ambos son de la misma especie, ¿no? Indudablemente, aunque seamos de la misma especie siempre habrá diferencias culturales, económicas, educativas, de intereses, etc. Una vez que internalices esto, entenderás que tienes el derecho de ser la mujer que quieres ser.

Ahora bien, no podrás convertirte en esa mujer deseada si aún no has identificado cuáles son los valores más importantes para ti, pues son estos los que te guiarán a tomar el camino correcto para alcanzar la meta.

También puedes ver: claves para alcanzar el éxito.

  1. Define cómo quieres llevar tu vida familiar y profesional

Las mujeres de hoy en día son madres, esposas, amas de casa y también trabajadoras. La verdad es que son muchas las cosas que tienen que hacer en las pocas horas activas que tiene el día, lo que tarde o temprano las llevará a darle más prioridad a una cosa que a la otra.

Esto no significa que debas renunciar a tu trabajo, sino que es necesario que organices tu tiempo y establezcas prioridades. Sea lo que sea que decidas, debe ser algo que te haga feliz. Recuerda que es imposible tenerlo todo.

  1. Identifica tus otros roles

Muchos de los roles que la sociedad considera correctos por parte de las mujeres, son aquellos que tienen como base las relaciones personales. Pero, aparte de tener roles como hermana, madre, hija, amiga y esposa, ¿cuáles son los otros roles que tienes?

Debes pensar en los roles que te hagan única y que verdaderamente te hacen feliz. Estos pueden ser: deportista, cineasta, cantante, actriz, viajera, empresaria, etc. Si estás consciente del valor que estos roles le aportan a tu vida, será mucho más sencillo lidiar con los pensamientos retrógrados de la sociedad.

  1. Sé amable contigo misma

No seas tan dura contigo misma todo el tiempo, ¿acaso eres igual cuando juzgas a alguien que amas? Seguramente, no. No hay motivo alguno para que tú misma te sabotees, acepta que nadie puede ser perfecto y que los errores son necesarios para poder alcanzar el éxito.

Asimismo, deja de mirarte al espejo para buscar cualquier imperfección y transformarla en amargura. ¿Crees que esas mujeres que vemos en los medios son realmente felices? Gran parte de sus vidas se van en la preocupación del qué dirán respecto a su imagen, lamentablemente son personas extremadamente acomplejadas. Si amas tu cuerpo tal como es, desarrollarás más confianza en ti misma. ¡Todos los cuerpos son distintos!

También puedes ver: 6 rituales matutinos para llenarte de energía.

  1. Aprende a decir NO

A lo largo de la historia, las mujeres han tenido que ser sumisas y serviciales con los demás. Aunque hoy en día la gente espere lo mismo de ti, estás en todo tu derecho de decir que NO cuando te provoque.

Si en el trabajo te quieren asignar más responsabilidades, sé honesta y di que estás trabajando en algo más, o si alguno de tus amigos te pide algo, no tengas miedo de negarte, ni tampoco te sientas culpable por hacerlo. Es hora de que dejes a un lado los problemas de los demás y pienses en tu propio bienestar. Decir NO también es el reflejo de una mujer fuerte.

Convertirte en alguien más fuerte es todo un proceso, pero que poco a poco podrás lograr. Disminuye los pensamientos negativos, rodéate de gente positiva y defiende a los demás, esto sin duda te llevará por el camino de la fortaleza.

Por: Edith Gómez

Editora – gananci.com
Twitter: @edigomben

 

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte