Mujer Actual /
viernes, 20 marzo 2020

Consejos para administrar bien tu dinero y no endeudarte

Tener todas las cuentas y pagos al día te permite dormir bien y estar tranquila. Pero a veces, para cubrir todas tus necesidades debes recurrir a las tarjetas de crédito o a un préstamo personal. Es algo entendible, pero lo mejor es ir realizando todos los pagos cuando corresponda.

Lee en las siguientes líneas algunos consejos muy básicos para administrar bien tus ingresos y conocer más a fondo qué sucede cuando una persona se endeuda. ¡Que no te pase! Recupera la tranquilidad con estos tips.

Haz un presupuesto mensual y síguelo

A la hora de decidir los gastos del mes, lo más importante siempre es ser realista y plantearse un modo de vida acorde a tus ingresos. A partir de ahí, debes:

  • Hacer una lista con los asuntos en los que se va la mayor parte de tu dinero al cabo de un año.
  • Seleccionar los gastos fijos mensuales que son realmente imprescindibles y sumarlos para ver qué porcentaje de tu salario suponen.
  • Añadir un listado con los gastos extra que esperas que surjan en los próximos seis meses.
  • Viendo cuánto dinero te queda disponible, decide si lo quieres gastar en algo que deseas o que te guste.
  • Analiza si tienes la capacidad de tener una tarjeta de crédito o de pedir un préstamo personal. Estos servicios permiten acceder a un dinero extra que luego se va pagando poco a poco.

Utiliza tu tarjeta de crédito con moderación

Recuerda que una tarjeta de crédito permite comprar algo y pagarlo después, por lo que puedes adquirir un servicio o producto sin tener ese momento efectivo en tu cuenta. Claro que, en algunos casos, deberás pagar intereses por el uso de ese crédito.

Entonces, ¿es una buena idea tener una tarjeta? Entre otras ventajas que ofrecen, están:

  • Evitan que debas llevar encima mucho dinero en efectivo.
  • Si lo requieres, también puedes disponer de efectivo con ellas, aunque suelen tener sus límites en la retirada.
  • Te ayudan a crear un historial crediticio útil para pedir futuros préstamos: si vas pagando a tiempo todo, en el momento que pidas un crédito, serás una clienta de confianza.

Los expertos en finanzas personales coinciden en que si no tienes historial crediticio, comiences solo con una tarjeta y que tengas un plan bien hecho para ir devolviendo el dinero que la institución te va ofreciendo. Otra recomendación importante es ser realista siempre con los gastos para que no se te salgan de las manos.

¿Cuáles son los peligros de endeudarte?

La principal desventaja de una tarjeta de crédito es que te endeudes en exceso por no usarla con responsabilidad. Y que, en un caso así, no puedas hacer frente al pago acumulado. Hay diferentes peligros a la hora de tener una deuda alta y no poder cumplir con los pagos.

Por un lado, múltiples investigaciones hechas por psicólogos revelan que resulta muy angustioso para una persona no tener la posibilidad de hacer frente a un impago. La premura y el saber que hay un deber pendiente, producen agobio y ansiedad a las personas.

Por otro lado, lleva a perder la confianza frente a las entidades financieras, lo que, en el futuro, puede dificultar el acceso a un crédito que necesites. Una firma de préstamos no suele ofrecer sus servicios a personas que en su historia crediticia hayan acumulado deudas. Y, si lo dan, suele ser con condiciones peores que las existentes para personas con una economía saneada.

¡Ya lo sabes! Unas finanzas sanas son la clave para dormir bien por las noches y tener la confianza de las entidades financieras. Siempre sé responsable cuando compres algo, hazlo acorde a tus ingresos y sólo utiliza esa deuda para conseguir algo que sabes que vas a poder pagar cuando corresponda.

Y tú, ¿consideras que tienes una economía sana? ¿Cómo lo logras? Si es al contrario, ¿qué crees que te impide mantener tus cuentas al día?

Foto de portada: Andrea Piacquadio en Pexels

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte