Lo más reciente! / Relaciones /
viernes, 9 junio 2017

Consejos para tener una buena relación con tu suegra

Probablemente uno de los momentos en que más nervios hemos sentido, es cuando hemos tenido que conocer a nuestra suegra. No sabemos si será una mujer tremendamente amable y comprensiva, o si por el contrario, nos va a mirar con cara de odio por el resto de sus días. Lo cierto es que hay ciertas maneras de construir una buena relación con ella, y no es para nada difícil. Aquí te contamos.

¿Qué hacer para tener una buena relación con mi suegra?

Paciencia: una buena manera de poner en práctica tu paciencia, es con tu suegra. Seguro habrán cosas que te molesten un poco, pero trata de contar hasta 10 antes de explotar. Obviamente no se trata de que no existan límites y aguantes todo, porque hay cosas que no se pueden dejar pasar, pero cuando tú misma sepas que no es nada grave, no tienes para qué pelear o armar conflicto, será lo mejor para ella, para ti y para tu pareja. Esto va a ser fundamental para que construyan una buena relación. Ten en cuenta que para muchas personas (me incluyo) es fundamental que su pareja se lleve bien con su familia, si no tarde o temprano es muy probable que la relación se quiebre.

Empatía: ponte en su lugar, si ella se mete y opina mucho, es porque se trata de su hijo o de sus nietos. Tampoco se trata de que aguantes que esté todo el día en tu casa y diciéndote lo que debes hacer, pero piensa que antes de que tú llegaras, probablemente ella era la mujer más importante en la vida de tu pareja, y por lo mismo es normal que pueda sentirse desplazada. Si tienes un hijo hombre, tal vez puedas imaginar lo que vas a sentir cuando él muera de amor por otra mujer que no seas tú. Demuéstrale a tu suegra que no se trata de una competencia y que hay lugar para las dos. Para esto son fundamentales los dos siguientes puntos.

También puedes ver: tipos de suegras. 

Interés: si en realidad no te interesa mucho lo que ella te está contando, no tienes por qué hacérselo saber. Escúchala y demuestra interés en sus conversaciones, en lo que te cuenta, por algo está confiando en ti aunque sean cosas pequeñas. Pregúntale cómo está, si necesita algo, cómo han estado sus días, etc… Son pequeños gestos que dicen mucho. Si les lleva un postre para el almuerzo, dale las gracias. Si te ofrece ayuda con algo, aunque no la necesites, también agradécele, los detalles son muy importantes en una relación.

Inclúyela: Mientras más distante y cortante tu seas, ella menos te va a querer y más difícil va a ser la relación. Ella es la madre de tu pareja y el mundo no son solo ustedes dos, también tienen familia. No hay que ser extrema e invitarla a todos los panoramas que hagan, pero sí preocúpate de incluirla cuando sea pertinente. Invítala a almorzar, llévale a sus nietos para que los vea o si todavía no tienen hijos o estás recién comenzando la relación, puedes invitarla a que se tomen un café. Siempre va a ser una buena instancia para conocer más y ella sin duda lo va a agradecer.

Por: Fernanda Urzúa M.

¡Te invitamos a visitar nuestro canal de Youtube!

No olvides seguirnos en nuestras redes sociales Instagram y Facebook 

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte