Lo más reciente! / Ser feliz y coaching /
jueves, 1 octubre 2015

Cosas que aprendes cuando te vas a vivir sola

Etiquetas: , , , , ,

Irte a vivir sola es uno de los cambios más grandes por los que pasarás en tu vida, pero en Mujer y Punto creemos que es necesario. Salir directo de casa de tus papás a vivir con tu pareja podría implicar perderte de muchos momentos increíbles en tu vida, por eso aquí te damos una lista de cosas que seguramente te sucederán cuando te vayas a vivir sola. Y así no te agarran de sorpresa.

1 Casi nada de lo que dispones es tuyo.

El día que te mudes de casa de tus papás, una de las primeras cosas que vas a notar es que la cocina necesita un poco más que trastes para funcionar, que la sala no es cómoda sin muebles y que tu ropa no puede estar para siempre en una maleta. Muchos de los muebles de los que dispones se tendrán que quedar en casa de tus padres, así que ve considerando ahorrar para comprar unos nuevos.

2 No es tan fácil pagar las cuentas.

Esa actividad que viste a tus padres hacer por tantos años y que parecía «pan comido» es una de las cosas más complicadas en el mundo. No sólo hay que hacer colas interminables en el banco, también debes recordar cuándo se paga cada una pues de eso depende tu comodidad. Créeme, quedarte sin luz toda la semana porque se te olvidó pagarla, no es nada divertido.

3 Vivir con roomies no es como en FRIENDS.

Lo sabemos, no puedes esperar para salir de casa de tus papás y así tener un compañero tan divertido como Joey o Rachel, pero después de poco tiempo te darás cuenta que no es tan fácil encontrar roomies por varias razones, entre ellas que vas a compartir tu vida y pertenencias con alguien que no es de tu familia. Peor aún, si te toca compartir con alguien que no conoces, pues será difícil saber en quien confiar y en quien no.

4 Todo necesita de mantenimiento.

Desde el refri hasta el calentador de agua, todos los aparatos de tu casa necesitan algún tipo de mantenimiento. Tal vez si se te descompone el tostador o la estufa -que ni usas- no sea un gran problema; pero si se descompone el refrigerador ¿Donde dormirán las chelas?

5 Ir al supermercado no es lo que esperabas.

Ésta es la dura realidad: Comprar despensa no es lo mismo que comprar las chelas y botanas para la fiesta. Te darás cuenta que en tu casa/depa nuevo faltan cosas que ni imaginabas o que simplemente aparecían “mágicamente”, por ejemplo, el papel de baño. Además, las primeras veces que hagas súper, verás que gastas cantidades exorbitantes de dinero y todo para que el kilo de manzanas se te eche a perder. No te preocupes, poco a poco aprenderás a no comprar cosas innecesarias o comprar marcas más baratas.

Todas estas cosas son pequeñas aventuras y poco a poco vas a ir encontrando un balance en tu nueva vida.

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte