Lo más reciente! / Relaciones /
martes, 21 enero 2014

¡Cuando encuentras al Amigo con ventaja PER-FEC-TO!

[adrotate banner=»6″]

Perdón! pero en períodos de soltería ¿quién no ha tenido un amigo con ventaja, beneficio, derecho, cover o raspe?  Lejos la parte más entretenida de estar total y absolutamente libre.

Siempre es entretenido recordar… Hace ya varios años atrás… el típico carrete en casa, si mal no recuerdo, era la celebración del cumpleaños de un amigo en común. No sé si era época invernal, pero recuerdo haber sentido frío y decidir entrar a la casa, ya que estábamos en un asado.

Todo partió como una conversación con varios brindis de por medio, nada especial, temas de la vida y trivialidades… al comienzo cada uno en un sofá diferente. Luego a causa del frío y por escasez de mantita, ambos terminamos en el mismo sofá y cubiertos con la misma mantita.

De una forma muy extraña y sorpresiva las manos de mi amigo JG me fueron acariciando… lentamente, cada vez las caricias eran más eróticas y yo no puse resistencia alguna… Lo curioso es que seguíamos conversando como si nada estuviera ocurriendo y ni siquiera nos habíamos besado!! ¿Pueden creer?

Él manifestó su atracción por mi, lo cual no era algo que me esperara, pero lejos lo que más me sorprendió y que siempre lo hizo, es que sentía un especial gusto por mi tono de piel… plop! Nunca nadie me expresó algo similar.

En esa misma lógica… manifestó tener también un especial gusto por practicar el sexo oral a las  mujeres y presumía que con mi color de piel, debiera ser hermoso… Qué!! Yo no podía creer lo que escuchaba, encima yo no tenía experiencias de ese tipo…

Posterior a aquel carrete, tuvimos unos cuantos de encuentros y en cada uno de ellos se revelaba la habilidad de las manos de JG. Su especial interés por complacer a las mujeres, por recorrerlas, descubrirlas y conocerlas… sin embargo, nunca concretamos. JA!

Decidimos dejar de vernos, puesto que JG pese a todas sus habilidades seductoras, no se sintió cómodo con el tipo de relación, con el hecho de ser sólo un amigo y yo en ese entonces no quería nada serio.

La vida de cada uno continúo y el contacto siempre se mantuvo. Por ahí nos volvíamos a encontrar en alguna celebración, cumpleaños o eventos por el estilo, pero siempre algo lejano.

Pasaron unos cuantos años y un día recibo un mensaje suyo… no nos veíamos hace un montón y decimos juntarnos. El encuentro partió con contarse toda la vida de los últimos años que no sabíamos el uno del otro, nada que hiciera pensar que algunas cosas pudiesen revivir.

Nos volvimos a ver y sin que tuviera mucho tiempo para pensar  en lo que podía pasar o no, la habilidad para acariciar de JG  hizo lo suyo en mi… es como que tuviera algo especial en sus manos, es de una forma diferente, difícil de calificar, pero es lo más encantador y seductor.

Aquella vez era totalmente diferente, habían pasado muchos años desde aquella época del carrete donde todo partió… Lo más entretenido es que su gusto por mi piel permanecía y también sus intenciones  de regalarme una sesión de sexo oral.

Yo me preguntaba… ¿Qué tanto le puede gustar aquella forma? Y se lo pregunté. Esperaba una respuesta sencilla y me encontré con algo como esto: “siempre me ha excitado lo visual, ver a la pareja, conocerla entera… en los momentos de placer siempre hay reacciones, movimientos, cambios en el cuerpo, que no se ven en otros momentos… incluso hay algunos que son tan cortos que debes estar atento y disfrutarlos por un breve instante. Por otro lado soy amante de los sabores y durante el sexo hay situaciones que te permiten experimentar y probar cosas que jamás lo podrías hacer en otro momento… todo se complementa, sabor, aroma, sensaciones, calor… todo genera un ambiente perfecto y único, es totalmente exclusivo. Cualquiera puede robarte un beso en la boca, pero no cualquiera está tan cerca de tu intimidad”.

En mi opinión es una respuesta bastante más desarrollada de lo que pude imaginar… y ahí estaba, enfrentando a mi amigo con ventaja, en una oferta sexual muy particular.

Por supuesto siguieron los encuentros y en cada uno de ellos, yo tenía la posibilidad de entregarme y disfrutar la maravillosa habilidad de JG de recorrerme completamente… es curioso, pero su objetivo nunca está en él, siempre es en mi… era como si mi placer fuera su máximo placer.

Lo cito: “cuando estoy haciendo algo contigo y logras un orgasmos para mi es lo máximo. Hacer sentir que una mujer tenga un orgasmo es muy diferente a un hombre… nosotros somos full simples, en cambio una mujer es muy diferente. Todas son diferentes, las reacciones, lo que les gusta o no y saber excitarte es lograr conocerte…”

Era perfecto!! El amigo con ventaja ideal… mantienes la libertad intensa de la soltería, tienes todo el tiempo que necesitas para dedicártelo solo a ti y él siempre está dispuesto a regalarte aquellos encuentros donde la única protagonista eres tú… es dejarse querer un ratito, la soltería no tiene por qué ser sinónimo de castidad.

@Caro_TapiaV

[adrotate banner=»6″]

 

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte